EL CDIGO CASAL

“-Maru, ¿los maricones tenemos clítoris?
-No.
-Pues entonces para que me estás chupando la almorrana”

Tras este pequeño introitus , echadle un ojo a esto. Es una canción pastelera de Tino Casal (oh, sí, él de nuevo). La música es en plan plinplinplin-nononainonero, o sea, moñas total. Os podréis hacer a la idea:

“En el verano del sesenta y seis
un vuelo chárter te trajo a mis sueños.
Aun era un niño; tu, casi una mujer
mas despertaste interés con tus enredos.
Tu, con los Beatles; yo, Rolling Stones:
La discusión era solo un pretexto
para mirarnos, así coquetear
¡Cuánta ingenuidad!
Nos refugiamos en la oscuridad.
Amanecimos lejos de la ciudad.
Intercambiamos español por inglés
pronto aprendiste ” te quiero “.
En cambio yo, de tu voz suave, aprendí
algo que no olvide
“Love me tonigth, please baby love me tonight”
Aquel secreto que guardabas tú,
borró tu imagen de color azul.
Please baby love me tonight.
Please baby love me tonight.
Tan solo el humo fue lo que quedó
nuestro verano se nos terminó
Please baby love me tonight
Love me tonight
Love me tonigh, love me tonight…”

Visto así, a pelo, parece una cursilada de campeonato, una ñoñería de tomo y lomo o, si me permitís la expresión, una mariconada de tres pares de cojones. Así se lo dije a mi hermano hace años cuando la escuché por primera vez. Y mi hermano me dijo:
-A lo mejor el otro era otro tío.
-Hombre, no jodas-
contesté yo, que a esa edad ya decía tacos-Dice que era una mujer.
-“Casi”


Y no es para menos. Interpretemos, interpretemos y leamos entre líneas que algo queda:

Aun era un niño; tu, casi una mujer
mas despertaste interés con tus enredos.

El “casi” tiene dos interpretaciones, claro: o bien ella es muy joven o tiene una apariencia femenina no del todo conseguida. Vamos, lo que viene a ser un travestorro. Ahora bien, si el otro era un niño, la cosa puede tener bastante delito. Lo de los enredos parece todo una triquiñuela para ligarse al chaval, cosa que no tendría mayor interés si no fuera por la engañosa naturaleza de “ella”.

Aquel secreto que guardabas tú,
borró tu imagen de color azul.

“Secreto”. O sea, ¿qué secreto guarda alguien que es “casi” una mujer?¿Que tenía la regla verde?¿O una tranca de palmo y medio?
Lo del color azul también es interesante. Tradicionalmente, a las niñas se las viste de rosa y a los niños, de azul (recordemos las edades de los implicados). Si su “masculinidad” se borra, se refuerza la hipótesis de que lo que fuera que se lio el Tino tenía una apariencia engañosa, que no era lo que parecía y que probablemente se afeitaba y se pintaba los labios todas las mañanas.

¡Cuánta ingenuidad!
Ya te digo. Para acabar todo fumado (lo del humo es tan evidente que ni lo pongo) montándoselo en las afueras con un travestorro hay que ser un pardillo de cuidado (ya espabilaría después, ya). O un vicioso de cojones, que también puede ser.

Please, baby love me tonight.
Por último, el título de la canción, a la vista de todo lo demás, también deja algo colgando (valga la redundancia): si te lo montas con un adolescente (supondremos que “niño” rimaba mejor) lo del “please” (significa “por favor”), teniendo en cuenta el nivel hormonal que gastamos la mayoría a esa edad, como que sobra. De ello deducimos que el chaval aún tenía ciertos reparos a la hora de “amarla aquella noche”.

Pues eso. Cuidado con l@s turistas.

Anuncios

Una respuesta to “EL CDIGO CASAL”

  1. Ayer hizo 15 años de su trágica muerte. Quedaos con esta frase “Me odian porque me he adelantado con la chaqueta que ellos pensaban ponerse”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: