MTALOS!MTALOS A TODOS!

CUIDADO: Artículo para especialistas. Muchos no entenderán ni jota.

La otra semana conseguí la envidiable marca de jugar tres días a rol, a tres juegos diferentes en tres ciudades distintas. Puede parecer una chorrada colosal pero en los tiempos que corren no es nada fácil (NADA fácil) juntar a suficiente gente con la mentalidad adecuada. Mi afición por los monólogos no es sólo por amor al arte y las ganas de dar el cante: la soledad también es un factor importante.

Eso sí, estas partidas hay que hacerlas en plan lata de conservas, con todas las fichas de personaje hechas de antemano y autoconclusivas en una tarde. No puedes permitirte pretender quedar otra vez con lo que la partida tiene que terminar en el día. Ocasionalmente eso puede llevarte a tener que matar a todos tus jugadores (pobres, pobres, pobres…) pero no es lo usual.

La primera partida fue con el clásico juego de rol de STAR WARS con mi “Célula Friki de Binéfar”. En cuestiones de rol (y en las otras en general, pues también) soy un retrógrado y un iconoclasta totalmente carca.
star-wars.jpg
Opino que la renovación de los juegos de rol es algo nefasto y una treta para sacarnos los cuartos. Además, la unificación de sistemas hacia el dado de 20 es una puta mierda. Así que yo empleo el antiguo sistema (mi fotocopia es del reglamento de 1989) con dados de seis caras. La partida versaba acerca de la persecución de una fugitiva que los jugadores buscaban (sabed además que los nombres del concurso se emplearon en la partida para bautizar a todos los personajes que salieron) y el momento álgido vino en una carrera ilegal de camiones anti-gravitatorios en la que los pasajeros podían abordarse, dispararse y de todo.
El caso es que el circuito tenía un tramo subterráneo. El piloto tiraba cinco dados de seis caras y tenía que sacar un resultado de diez o mayor para entrar con éxito en la caverna. Vamos, que lo tenía tiradísimo.

Sacó tres “1” y dos “2”. O sea, 7. Ostiazo contra la pared. Como soy un cacho de pan, les dije que tirara la resistencia del vehículo (tres dados) contra una dificultad de 20. No saldría entero pero probablemente podría arreglarse.

Otros tres “1”. El vehículo se hizo pedazos. Claro, por no matarlos rápidamente, les pedí tiradas de Supervivencia de dificultad 15. El piloto cantamañanas logró sacar su última tirada de unos y doses antes de convertirse en una mancha roja en la pared. Otro pasajero no pudo saltar porque había tenido la precaución de llevar a la carrera… botas con imanes. Los otros dos se salvaron de puta casualidad pero lo mejor fue el quinto jugador que estaba en el público como el mánager del equipo: todos le dieron la espalda de golpe y tuvo que hacer mutis.

chulu.jpg
Otra partida fue de La Llamada de Cthulhu en Huesca (Sergio, alias Sintonizador de Muerte, alias Domse Sahue ha ganado el concurso cthuloideo, ya que lo menciono). Sergio y Sandra, frikis de nuevo cuño, unieron sus fuerzas a las de Carlangas para arreglar (con poco éxito) una infestación licantrópica en un villorrio de garrulos (confundidos con sectarios y es que cuando eres un investigador, todos te parecen sospechosos).

La última fue una prueba de mi última creación: el Juego de Rol de la
Liga Maravilla
. Básicamente, va de superhéroes (tenéis un link al blog relativo ahí abajo) con un sistema simplón a matar en el que lo fundamental es pasarlo bien antes que liarse con un batiburrillo de tablas y tiradas de dado. León (el Reponedor Fantasma) y Lucho (Samurai) se dieron las del pulpo en el último piso del Corte Inglés contra el horrible Gañán en un épico combate lleno de situaciones de tebeo (como el malo saqueando el Corte Inglés para hacerse con un botín de casi 400 euros, un combate a cuchilladas en la sección juguetes, una manifestación anti-globalización en la Plaza del Paraíso…). Fue divertido.

ganan.jpg
(Este es el Gañán: sus tropelías sexuales tienen aterrorizada Zaragotham. ¿Quién podrá detenerle en ausencia de la Liga Maravilla?Depositad aquí vuestros votos según el procedimiento habitual)

samurai.jpgrepondor.jpg
(Estos dos sujetos se pusieron a ello. León, que era el de la derecha, me escribió al día siguiente para contarme que se había encontrado una traspaleta, similar a la Traspaleta Infernal que su personaje conducía, en la entrada de su curro y que, según su jefe, su sueldo era como el de un “reponedor de supermercado”. Toma señal)

Y hasta aquí hemos llegado. Sed cabrones en estas fechas: la gente saca lo mejor de sí misma en situaciones críticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: