LA CIENCIA AVANZA QUE ES UNA BARBARIDAD

Damián entró en el laboratorio y cerró la puerta tras de sí silenciosamente: uno nunca sabía quién podía sobresaltarse por un portazo y dejar caer algo peligroso e inestable.

Encontró al profesor Morales trasteando con un aparato en forma de calculadora digital:

-¿Cuál es ese invento que quería mostrarme, doctor?
-Es un repetidor instantáneo de historias estúpidas-explicó el genio chiflado-Te mostraré cómo funciona.

Y accionó una palanquita del costado derecho de la máquina.

Damián entró en el laboratorio y cerró la puerta tras de sí silenciosamente: uno nunca sabía quién podía sobresaltarse por un portazo y dejar caer algo peligroso e inestable.

Encontró al profesor Morales trasteando con un aparato en forma de calculadora digital:

-¿Cuál es ese invento que quería mostrarme, doctor?
-Es un repetidor instantáneo de historias estúpidas-explicó el genio chiflado-Te mostraré cómo funciona.

Y accionó una palanquita del costado derecho de la máquina.

Damián le detuvo.

-Vale ya de darle a la mierda esa-dijo en tono severo-¿Cuál era ese invento que quería mostrarme?Digo el DE VERDAD.

El profesor Morales alzó las cejas como si pensara. Tras una larga pausa, se volvió hacia algo enorme cubierto con una sábana y la retiró descubriendo un enorme armatoste con patas y lo que parecía un cañón:
rayo.jpg
-He aquí mi último invento…-empezó.
-El último invento era el cacharrito ese-apuntó Damián, puntilloso.
-Me da igual lo que fuera-el profesor le hizo callar con un ademán de la mano-Este es el ingenio que me hará EL AMO DEL MUNDO.
-¿Y en qué consiste?
-Esto es… EL RAYO QUE CONVIERTE EN PUTA.

Ahora fue el turno de Damián de alzar una ceja. Supuso que no había oído bien:
morales.jpg
-Perdone… ¿en “puta” ha dicho?
-Sí, eso mismo-siguió el profesor Morales-Gracias a un satélite orbital equipado con antenas parabólicas protónicas puedo hacer que mi rayo llegue hasta cualquier lugar del mundo: ¡podré pedir lo que quiera a cambio de no rociar con mi invento toda la superficie terrestre!

Damián le miró con los ojos muy abiertos: aquel carcamal se había vuelto loco del todo.

-Usted sabe que no se lo permitirán tan fácilmente-objetó hablando muy despacio.
-¿Qué importa eso?-el profesor Morales abrió los brazos volviéndose hacia su invento-Mi rayo puede inutilizar en un instante a la policía, a los superhéroes, a las fuerzas armadas: ¡putas!¡todas putas!
-Em…-Damián intentó pensar una contestación a aquello pero todo le resultaba muy raro.
-Y no sabes lo mejor de mi plan-siguió el profesor-Lo más irónico de todo es que…

Le interrumpió la luminosa, ruidosa y expansiva apertura de un portal de teletransporte por el que repentinamente entraron media docena de humanoides con cara de pez y chisteras: los yeddars de Unmogamia.

Aunque posteriormente arrasaron la galaxia en un conflicto devastador contra los ziggors de Betamion, el Imperio Yeddar se extendía por docenas de sistemas solares y ya llevaban varios años intentando anexionarse la Tierra. Por desgracia, la táctica de bombardeo fecal que tan buen resultado les había dado en otros mundos aquí no parecía funcionar del todo, de modo que se habían liado a abducir gente para interrogarla. Lo malo es que no les tenían el punto cogido a los humanos y tendían a cargárselos en la sala de torturas como sin querer (hay que decir que los verdugos torturadores yeddar tampoco eran un prodigio de la sutileza torturando y solían apretar las tuercas bastante más de lo necesario simplemente para reírse un poco).

Morales y Damián fueron identificados (con poco acierto) por los alienígenas como “homosexuales galácticos” y fueron destinados directamente a la “astronave intergaláctica de redirección ideológica” con sus sondas anales electrificadas, sus linimentos irritantes, sus alfileres en los pezones y sus cremalleras que pillan los pelos.

Un horror, oigan.

Anuncios

3 comentarios to “LA CIENCIA AVANZA QUE ES UNA BARBARIDAD”

  1. ¡Deja las drogas de una vez, osssstia!

  2. Hermesh Says:

    Me ha encantado, quiero un repetidor instantáneo de historias estúpidas. Donde los venden?

  3. pelonido Says:

    Lo de la recursividad es ACOJONANTE. Además, con una foto muy adecuada. Ya te veo como uno de los grandes literatos del siglo XXI, con alusiones a tus obras anteriores y todo. Muy completo, y muy gustosa lectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: