ADOLESCENTES DEL ZODIACO (I)

NOTA: Los nombres de algunos personajes han sido cambiados para proteger su intimidad. A otros se la traía bastante floja…

Habían pasado ya dos años desde que los Caballeros de Atenea salvaran al mundo de los diabólicos planes de Hades, Poseidón y otros tantos pirados malvado-mitológicos. La señorita Saori Kido, la reencarnación de Atenea, había sido raptada tantas veces que apenas podía salir de compras sin que se diera la alarma en la Fundación Grad.

index.jpg

Los cinco jóvenes caballeros de bronce vivían cómodamente de su trabajo de guardianes del universo, lo que les proporcionaba unos estipendios bastante considerables en forma de merchandising, películas y muñecos. Habían cambiado la mansión Kido, inicialmente su base de operaciones, por un piso de estudiantes en el extrarradio de Tokio después de que una barbacoa se les escapara de las manos y la enorme casa acabara reducida a escombros. Las borracheras y los cosmos super-poderosos eran malos compañeros de cama.

Claro que las cosas no eran tan sencillas como años atrás. La adolescencia había hecho estragos entre la pandilla de caballeros y ahora raramente hacían apariciones en público sin una buena sesión de maquillaje que les ocultara los granos y las barbas incipientes (Ikki, el Caballero del Fénix, se había llevado una buena bronca por querer dejarse bigote). Además, las hormonas empezaban a hacer su trabajo y los ardores de la juventud resultaban ciertamente problemáticos para unos muchachos cuyos prontos podían acabar en ataques cósmicos de constelaciones.
Cada cual se arreglaba como podía: Seya y Yoga, los Caballeros de Pegaso y el Cisne, se iban a ligar por las discotecas; Shun, el Caballero de Andrómeda, se volcaba en sus hobbys de la pintura y la cocina; su hermano, Ikki del Fénix, se liaba a ostias con todo lo que se movía a la menor provocación; Siryu del Dragón, le hacía la corte a Sunrei pero siempre acababa pelándosela como un mico.
Corrían rumores muy raros sobre el Santuario. El aislado y secreto lugar donde había encerrados unos cuantos mancebos musculosos embutidos en doradas armaduras era escenario, según se decía, de sórdidos episodios en los que el abrillantador de metales y el aceite de lubricar juntas no se empleaban para su función primordial.

saint_seiya___12_gold_saints_c_by_terriblechoice.jpg

Incluso los villanos se andaban con cuidado a la hora de secuestrar a Atenea porque desde que se había vuelto una mujer del todo gastaba una mala ostia de campeonato según qué días del mes.

Seya se encontraba espatarrado en el sofá de skai del salón del piso que compartían. Las paredes cubiertas de pósters de mujeres desnudas y la enorme televisión panorámica le hacían sentirse a gusto. Ayudaba también el enorme bol de palomitas que se estaba metiendo entre pecho y espalda mientras veía una película de Chuck Norris.

seiya.jpghyoga.jpg

La puerta se abrió y entró Yoga con la correspondencia del buzón. Iba ojeando la publicidad del sodaimaki (N. del T: el equivalente al Consumer en Japón) y llevaba una carta certificada en la mano.
-Ya estoy aquí-saludó mirando la tele un momento y luego a Seya.
-Hola-contestó Seya sin despegar los ojos de la tele-¡Hala, qué ostia!
-Tenemos trabajo-anunció mostrando la carta certificada-Hoy es día uno.
-Joder, qué mierda-gruñó Seya con cara de fastidio-¿Quién la ha secuestrado esta vez?
-Un tal Horus y su banda-explicó el Caballero del Cisne-Creo que son africanos o algo así.
-¿Negros?-Seya soltó un bufido-Lo que nos faltaba. Primero los sudacas esos aztecas y ahora negratas. Esto empieza a parecer un congreso de UNICEF.
-Egipcios, gilipollas, no negros-le interrumpió Siryu saliendo del baño con la cara embadurnada en Clearasil-Horus es el dios egipcio del sol.

shiryu.jpg

-Me la trae floja-gruñó Seya-Estoy hasta los mismísimos huevos de andar haciendo el panoli. ¡La gente ya no compra nuestras películas!
-Bueno, es trabajo-dijo Yoga-Y nos hace falta la pasta para pagar las multas por hacer tanto el animal.
Estas últimas palabras vinieron acompañadas de un incómodo silencio. Todos habían pagado el precio de la fama chocando de frente con la opinión pública. Sus legiones de fans parecían opinar que conducir borracho perdido por el carril contrario de una autopista con quince años y sin carnet no cuadraba con su ideal de caballeros de Atenea (Yoga había perdido muchos fans después de tres de estos vergonzosos episodios). Las entradas en el hospital hacía tiempo que no eran por heridas en combate sino por sobredosis. Sus estancias en las comisarias habían sido numerosas y escandalosas. Más de uno y más de dos hacía tiempo que estaba enganchado a los anti-depresivos. Eso cuando no se metían algo más fuerte.

(continuará…)

Anuncios

6 comentarios to “ADOLESCENTES DEL ZODIACO (I)”

  1. JoanElMisericordioso Says:

    Pues si..perdían algo d aceite…
    Estos japoneses son un poco raritos.

  2. JoanElMisericordioso Says:

    Por cierto…los dinosaurios q ostias eran?
    M h quedado cn las ganas d saberlo.

  3. WoW, interesante planteamiento del “después” de la banda de “masturbators” del zodiaco.

    Pero no tiene nada de buena pinta ver a Saint Seya metido hasta las cejas de Flan saliendo del baño de mala hostia porque se le ha acabado el material y aun son solo las 10 de la mañana… O como alguien le pase el Jaco humedo… de camello va a pasar a dromedario… (por lo de “te arranco una joroba a hostias”)

    Ahora a esperar la continuación para ver si los ejipcios han violado a Atenea ya o no…

    Saludos.

  4. Que manera mas triste de acabar, pero es lo que se merecen, todos sus capitulos eran igualas.

    Odio todas las serie miticas!!!!!!!!!!

    Por cierto Joan seguro que lleva mas mensajes que Laura, por que es raro el post que no tiene comentario suyo. ¿Me podrias decir si estoy equivocado?

  5. Que comentarios tan mas feos,es cierto en la vida no todo es color de rosa ,pero esta vez se pasaron en priner lugar los caballeros del zodiaco (en la series)no fueron,ni seran famosos,en segundo lugar……ojo eran muchachos de 14 o 16 años,se suponia que no tenian visios,en tercer lugar saori sienpre fue una monja amargada(se la pasaba en cerrada en su mansion) esta historia es horrible deberian de inventar algo mejor tal vez deberian de inventar que shiryu se casa con shunrey,que seiya con mio,y que el fenix nunca olvida a esmeralda,la verdad creo que las personas que crearon esta segunda parte de la vida de los caballeros , son personas amargadas o con poca imaginacion. la verdad no me gusto,disculpen.

  6. Bien, para los gustos se inventaron los colores.
    Este relato es una visión sarcástica y humorística de los Caballeros del Zodíaco y, como tal, no debe tomarse demasiado en serio (como la vida, que para tres días que dura, dos llueve) incluso teniendo en cuenta que el punto de vista es más serio que en la serie (¿que los chicos de 15 años no tienen vicios?¡al contrario!). Se pueden escribir fanfics con finales y tramas alternativas muy diferentes y este es simplemente uno más. Cada cual es libre de opinar.

    Muchas gracias por tu opinión.

    P.D: Que conste que los Caballeros es una de mis series favoritas de toda la vida pero no por ello dejan de ser perfectamente parodiables. Reírse de uno mismo es síntoma de buena salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: