RAMAYANA

NOTA: En tiempos de la universidad organicé otro torneo aunque este era del juego de rol de las bestias de combate. Al final, ganó Xabi Casas (que en el Torneo Galáctico no pasó de la primera ronda) con su bestia tigre, ganando una armadura de oro. Su personaje ya era un veterano de aquel juego y se había enfrentado con éxito (el cabrón qué suerte tenía con los dados) contra muchos malvados (un detalle: en este juego, San Warbriel era un demonio maligno y chungo). Como premio añadido, le escribí cuatro tonterías:

OTRA NOTA: Ayer noche concluyó el Porno-juego. Fotos cerdas aparte, lo mejor han sido las caricaturas simpsonizadas que, en efecto, se parecen relativamente poco. Lo cachondo del caso será averiguar quién es el que ha ganado…

Fragmento de las “Crónicas del Santuario, Vol 82673”.

Fue así , como digo, en al que la historia llamaría Siglo Siniestro en el que la personificación del mal caminó entre nosotros y disputó nuestro justo dominio sobre la Madre Tierra, en el que el sin par Ramayana hijo de Lumayana llegó al Santuario de las Mil Columnas para ser formado caballero y dar el primer paso del largo camino que lleva a la gloria y la fama. Así fue como mi maestro me lo narró a mí y así os lo cuento a vosotros para que a vuestra vez lo relatéis a otros.

tigre-blanco.jpg

Larga es la historia de sus hazañas y largo fue su camino entre las bestias de combate. Muchos duelos libró y muy pocos pudieron jactarse de vencerle. Mil sirvientes del mal besaron el suelo bajo su puño justiciero y mil caballeros le siguieron para participar de sus aventuras, que fueron muchas y espectaculares, como digo.

Su noble efigie posa con orgullo ahora en la Capilla de los Héroes. Su mirada está fija para siempre en la Eternidad, junto a los dioses, junto a los otros héroes que le precedieron y observando el paso vacilante de los que le sucederán.

Fue él quien alzó su puño ante el demoníaco San Wabriel cuando este impuso su maléfico dominio sobre el Santuario y fue su estandarte el que siguieron el puñado de valientes que se enfrentaron al Siniestro. Fue él quien doblegó a la infernal criatura no dudando siquiera en perseguirla hasta las mismísimas Puertas de la Muerte para asegurarse de que nunca más volvería.

Cayó ante su poder inigualable el pérfido y mil veces maldito Luzor, Padre de la Abominación, Maestro del Mal y Ruptor de Toda Ley Existente. Cien veces se enfrentaron el Campeón Rayado y cien veces fue derrotado el Que No Podía Morir. El Inmortal urdió planes increibles para superar a su enemigo, cerró pactos demoníacos y se rodeó de los más poderosos guerreros que su infamia pudo pagar. Pero nada pudo contra Ramayana y el Honor se impuso a los ardides, el Valor venció a la superioridad numérica y jurando contra sus dioses innombrables el Inmortal abandonó este mundo.

Maestro fue, como digo, el Gran Ramayana en los tres poderes del Caballero: Magia, Acero y Sabiduría,que no tuvieron secretos para él. Y fue así como acudió al Gran Torneo de su generación, alzándose victorioso en todos sus combates, haciendo llorar amargas lágrimas de derrota a todos sus rivales y ganando el Premio con el que los Dioses premian a solo unos pocos elegidos que trazan su existencia desde lo bisoño hasta lo semidivino:
La Armadura de Oro.

Y fue así como la piel del Tigre Blanco se cubrió del dorado metal y su poder creció hasta el punto de convertirse en el Paladín de los Dioses, el Defensor del Santuario, el Incorruptible Guerrero cuyo brazo no cesaría de luchar hasta que

FIN DEL FRAGMENTO

Anuncios

4 comentarios to “RAMAYANA”

  1. wazowzski Says:

    recuerdo haber visto algun dibujo de las bestias de combate en una quiniela de parasitos…hubo un “conejoveja”? no lo recuerdo bien, pero habia algun que otro caracol, y un simpatico niño al que acompañaba la siguiente leyenda en la parte referente a tenias: la sana costumbre de rascarse el culo y comerse las uñas. Eras tu, o warjavi quizas, el autor de dicha obra? yo me hubiera hecho un conejo tambien, pero combinado con una piraña o algo asi, la bestia anfibia, el arma definitiva. waz el esclavizado.

  2. Es muy posible. En los últimos tiempos acostumbraba a dibujar animales afectados por toda la sintomatología de cada enfermedad. Como ninguna de estas dolencias tenía menos de seis putadas, los dibujos finales daban entre asco y pena (animal esquelético con los ojos hinchados, diarrea amarilla y artrosis, arre caballito).
    La costumbre no duró mucho y fue sustituida por la mucho más divertida práctica de dibujar chorradas. Más de una vez y más de dos recordé la respuesta a una pregunta de examen pensando en los dibujos que había en la página apropiada…

  3. wazowzski Says:

    pues te reto a que dibujes un perro con leishmania, el cuadro completo te daria un resultado mas parecido a un lagarto envenenado que a un perrito.

  4. ¡¡¡MECAGÜEN MI PUTA VIDAAAAAAA!!! ¡¡¡SE ME HA VUELTO A OLVIDAR SU CUMPLEAÑOS!!!¡¡¡SOY MIERDAAAAAAAAAA!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: