SUPERMAN Y SU PUTA BANDA

“Haced cuentas: un planeta habitado por más de trescientos mil millones de personas. Tres religiones monoteístas mayoritarias con millones de fieles. ¡Y las tres tienen la Ciudad Santa en el mismo sitio!
Cojones, luego que si estamos en guerra, que marcha de mi ciudad santa, perro infiel, que te voy a dar por culo…”
(Yo, a mi regreso de Israel)

Tomemos el siguiente chiste (amablemente enviado por Tony):

Lois Lane está entrevistando a Superman y le dice:
-Cuéntanos lo más extraño que te haya pasado últimamente.
Superman se lo piensa unos segundos y responde:
-Bueno, Lois, pues precisamente volaba yo el otro día, haciendo mi ronda habitual sobre Metrópolis, cuando he aquí que, en una azotea, veo a Wonder Woman, totalmente desnuda, tumbada boca arrriba, con las piernas bien abiertas y, para qué te voy a mentir, con pinta de estar pasándoselo bastante bien. Y, claro, uno no es de piedra. Así que no me lo pensé mucho y me lancé al ataque.
Lois dice:
-Menuda sorpresa se debió de llevar Wonder Woman.
Superman dice, con cara de circunstancias:
-Bueno, en realidad, quien se llevó la sorpresa fue el Hombre Invisible.

Ahora, analicemos las siguientes reacciones al chiste y clasifiquemos los distintos grados de frikismo que representan:

a) Frikismo cero: No sólo no te ha hecho gracia y lo encuentras patético, sino que aunque lo de Superman te suena vagamente (”el tío ese vestido de bandera americana que anda siempre con los calzoncillos por fuera como si fuese un fan de Madonna en sus primeros tiempos”) la Wonder Woman esa no tienes ni repajolera idea de quién es y no entiendes a cuento de qué vienen las carcajadas que hay a tu alrededor.

b) Frikismo moderado: El chiste te ha hecho gracia y has creído reconocer a todos los personajes. Tu sentido del humor tiende a lo deplorable. Además, claramente estás aún en Primero de Friki, pues has cometido un error clarísimo, que el siguiente individuo de la lista se va a encargar de hacerte notar.

c) Frikismo “enteradillo“: El chiste es imposible, dices. Ni en el universo DC ni en el universo Marvel ni en ningún otro universo de superhéroes que conoces existe personaje alguno que se llame El Hombre Invisible. Como mucho podría ser el personaje de Jules Verne o el de H. G. Wells, pero eso ya sería un cross-over demasiado extremo.

d) Frikismo “hard”:
El chiste no se sostiene científicamente. Superman es sensible a todo el espectro electromagnético. Por tanto, su visión infrarroja habría detectado inmediatamente la presencia del Hombre Invisible. A patir de ahí seguiría una parrafada interminable explicando cómo funciona la vista de Superman y justificando científicamente todos sus poderes. Evidentemente, tarde o temprano se terminaría mencionando el relato de Larry Niven: “Hombre de Acero, mujer de kleenex”.

e) Frikismo conciliador: Bueno, es posible que no fuera el Hombre Invisible quien estuviera con Wonder Woman, sino la Mujer Invisible, de los Cuatro Fantásticos. Con lo cual el chiste podría ser cierto y además sería un interesante cross-over entre Marvel y DC.

f) Frikismo conciliador masturbatorio: No sólo es la Mujer Invisible la que está con Wonder Woman, sino que las dos se lo están haciendo pasar de miedo la una a la otra. Lógicamente, la llegada de Superman hace que la escena alcance un clímax de lo más interesante. ¡Ufff!

g) Frikismo conciliador masturbatorio “hard”: Wonder Woman y la Mujer invisible están allí dale que te pego. Además, la Mujer Invisible, al poder crear campos de fuerza de todas las formas, tamaños y consistencias, está haciendo que las dos se lo pasen de vicio. Superman las ve, lógicamente a ambas, ya que su visión total le permite darse cuenta de que la Mujer Invisible está allí y lo que está haciendo y decide unirse a la fiesta y, de paso, avisar a Jimmy Olsen, su amigo el fotógrafo, para que inmortalice el asunto y el mundo entero pueda luego disfrutarlo. ¡Ay, madre!

h) Frikismo “experto” y un tanto ingenuo:
En realidad encuentras difícil de creer la historia. En primer lugar Superman, un campeón del bien, nunca cedería de ese modo a sus bajos instintos. En segundo lugar, la escena de la entrevista no se sostiene. Al fin y al cabo, Superman y Lois son marido y mujer, no lo olvidemos. Difícilmente él le contaría en una entrevista que acaba de serle infiel y, precisamente, con Wonder Woman. Claro que, si estuviéramos en el universo anterior a Crisis en Tierras Infinitas, la cosa sería distinta, pues allí Superman y Lois no se casaron jamás (salvo que nos refiriésemos al Superman de Tierra-2, claro, eso sería otra historia) y siempre podríamos aceptar que, en ese momento, Superman está bajo la influencia de la kryptonita roja, que causa en él efectos imprevisibles. En cuyo caso el comportamiento descrito en el chiste podría ser aceptado.

i) Frikismo sin complejos: Joder, tío, el chiste mola. ¿Sabes más?

Que sirva de introducción a otro rollo patatero sobre superhéroes:

Ultimamente (en los dos años que he estado en Monzón) me ha dado por los cómics DC (que es el mundillo de Superman y Batman en contraposición al Marvel de Spiderman, la patrulla X y toda esa banda). Como por mi zona no hay muchas tiendas especializadas que digamos, tiro de lo que me encuentro por los kioskos, que suelen ser números sueltos.
Comparado con la poderosa Marvel, DC es muchísimo más desquiciado y divertido. Quizás menos realista, pues sí, pero te partes el pecho de risa mucho más.

superman-afeitandose.JPG
(por no ponerlo de uniforme, que está muy visto, aquí lo tenemos en el water en su sesión matutina de aseo después de echar la super-meada. Por algún extraño motivo, encuentro la mar de simpática esta viñeta)

El personaje emblema de DC y capitoste de los superhéroes de todos los tiempos es el ínclito Superman: super-fuerza, invulnerable, super-velocidad, vuela, lanza rayos láser por los ojos, tiene visión de rayos X… con semejante individuo, cuesta creer que pueda haber enemigos a su altura sin caer en lo ridículo. Así tenemos robots con sus poderes (cualquiera puede hacerlos en su casa), clones (más o menos perfectos), super-villanos que roban los poderes…

batman-superman2.jpg
(sin ir más lejos, ved a Batman cascando a Superman. Al revés no suele darse el caso)

Para dar variedad, sus creadores le inventaron tres vulnerabilidades, a saber, no puede ver a través del plomo, la kriptonita le mata y es un meapilas de campeonato.
La kriptonita (trozos de un planeta que reventó en la otra punta de la galaxia) la puede comprar cualquiera en una farmacia y tenemos super-enemigos con corazón de kriptonita, meteoritos de kritonita volando por todas partes, anillos de kriptonita (Batman tiene uno para darle de ostias cuando le conviene) y bandarradas por el estilo. Como esto acaba oliendo, los enemigos también se aprovechan de sus jodidos principios y de que mata menos que una pistola de agua, cogiendo rehenes, tirando a gentes precipicio abajo y cosas por el estilo para tener ocupado al hombre de acero.

Lo de su identidad secreta está tan sobado que no vale la pena comentarlo…

Hay que mencionar a Lex Luthor, que siendo el mega-malo de todo esto acaba siendo el presidente de Estados Unidos. Y no tiene nada más que su cerebro, que piensa mucho y que odia a Superman. Me encantan estos villanos.

24072dcbatman-posters.jpg

Batman es un poco una versión tenebrosa de Superman aunque no tienen mucho que ver. No tiene un puto poder pero tampoco tiene manías a la hora de descalabrar a los malos (de hecho, en casi todas sus historias pierde un rato interrogando a algún pringado de muy malas maneras). Para compensar su falta de poderes, tiene mucho dinero y cacharritos curiosos que si el batmovil, el Robin (traducido es Petirrojo, esto lo sabe poca gente y explica el porqué de esas pintas) y toda la parafernalia asociada. Tenía un dibujo de este dúo de enmascarados dándose un beso pero el blog no me lo quiere publicar (será el último resto de decencia que le queda).

jluvilliangroup1.jpg
(Foto de familia chunga. De izquierda a derecha: el Señor de los Espejos (adversario del anti-carismático Flash), tres fulanos que desconozco, Bizarro (una copia imperfecta de Superman que habla con contrarios, ¿veis a lo que me refiero?), Lex Luthor (con su armadura made in Apokolips atrás y sin ella delante), Dos Caras (otro pirao), Dark Seid (se rumorea que Darth Vader está inspirado en este gigantón), el Pingüino (¿a quién se le ocurre semejante mote como criminal?), el Parásito (no es que se apalanque en tu casa y te vacíe la nevera, es que te roba los poderes), Brainiac (super-computadora kriptoniana que da nombre a mi portátil) y el Jóker (que está demasiado girado para dar miedo).

Batman tiene, eso sí, los enemigos más desquiciados que existen: que si el Jóker, el Enigma (llamado Edward Nigma al mejor estilo de Mortadelo y Filemón donde los matones se llamaban Mastodóntez, Cachobrútez y Bestiajez), el Pingüino, el Sombrerero Loco… están todos como putas cabras. Todos desarrollan algún tipo de paranoia aguda y para más inri, la cárcel de Gotham City, Arkham, es un manicomio.

DC también tiene super-grupos del estilo de los Cuatro Fantásticos o la Patrulla X. Mi preferido son los Outsiders. Mirad la imagen y lo entenderéis:

outsiders.jpg

Por si alguien no lo ha notado, aparte de los dos tíos con cara de chungos de ahí detrás, Arsenal (el mayor inútil que jamás veréis pero con más moral que el Alcoyano porque en diez números escasos que he leído le han arreado, estafado, acribillado, humillado y traumatizado ¡y el tío ni siquiera tiene poderes!) y Nigth Wing (antes era Robin, el pupilo de Batman, pero luego se independizó), y el monstruito de delante (Cambiante, el payaso del grupo) resulta que ¡los Outsiders son casi todo tías!
Y qué tías, porque si bien es cierto que en las películas todo el mundo es guapo, en los cómics se sobran tres pueblos en este aspecto. Como detalle curioso, hay una tía de cada color: una blanca (Grace, con superfuerza, tatuajes y más puta que las gallinas, lo que la hace mi favorita), una negra (Trueno, cuyo poder de “alterar la densidad” nos parece una gilipollez a casi todos), una azul (Índigo, un super androide venido del futuro) y una verde (Jade, del cuerpo de los Green Lanterns, otros que tampoco pagaron a un asesor de imagen para que les eligiera un nombre decente).
Después de un largo desfile de tetas y culos de colores, los autores decidieron que les faltaba un color y, hale hop, Starfire se unió a los Outsiders:

250px-starfire_turner.jpg

Una tía buenísima naranja que lanza rayos y también es ligerita de cascos.

¿Quién se resiste a que te detenga esta tía?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: