EL MAYOR MUTANTE DE LA MON-ZONA 0 (I de III)

“NOE: No pudo corregir los turnos del P&M porque donó sangre el mismo día que descubrió que tenía anemia y la regla…”
(Primer Clasificado en el Gran Concurso de Excusas No Muy Baratas)

En el poco tiempo que llevo de vuelta en Zaragoza he sufrido algún que otro ataque de nostalgia, más que nada, por los años pasados en la universidad haciendo el animal de una u otra forma con los amigotes. De Monzón y demás lo cierto es que hay muy poco que eche de menos y hay no pocos motivos para alegrarme de haber salido de allí echando virutas.

eldar.jpg

Uno de los más espectaculares, por lo vistoso, fue el compañero de piso que me tocó el segundo año (los del primero no eran mala gente pero de naturaleza más bien sosainas). Como nunca se sabe quién puede estar acechando en la red, no diré su nombre (que además era un rato peculiar porque no te encuentras todos los días a alguien con un nombre compuesto por el de un importante artista renacentista y el nombre de pila del Padre y el Espíritu Santo) y lo llamaremos Donatello Mahoma (que, hay que joderse, era el nombre de su padre, digo el auténtico, no este pseudónimo que me he inventado). Como en otras ocasiones, podría haber escrito este post mucho antes pero nunca está de más tomar precauciones.
El fulano este era un triunfador (cuidado, mi sarcasmómetro acaba de marcar una puntuación de 820: interpretad con cuidado lo que leáis) sureño (calvo, con tripa y vestido con camisas a cuadros, jerseys de punto y similares muestras de cariño materno) que había dejado su pueblo de la Andalucía profunda (el día que lo conocí me regaló, super-orgulloso, una botellita de recuerdo de aceite de oliva de su pueblo, manda narices) para venirse a Monzón nada menos que de becario de tres al cuarto en una planta química.

marine.jpg

Hay que decir que se había sacado la carrera de química y que a sus treinta y dos primaveras no se había comido una rosca en el tema laboral (y en el otro tema, nos apostamos con el otro compañero de piso a que tampoco). Dicha beca, además, no se la habían dado por su talento precisamente, sino porque había hecho un máster en polímeros (no es que sea un entendido en el tema pero me lo repitió tantas veces que se me quedó) que incluía una beca. Vamos, que él mismo se había pagado su sueldo a priori pero , pese a ello, se aferraba a aquella beca como un náufrago a un tablón.
Sus intentos de buscar trabajo nunca fueron más allá de estar suscrito a Info Jobs (oooooh, chico apañado) y aún así protestaba. Claro, el tío quería entrar por la puerta grande y cualquier trabajo por muy apropiado que fuese (rechazó uno en el que pedían un licenciado en química sin experiencia previa) que no tuviera un sueldo decente (animalico, quería cobrar un mínimo de 1300 euros al mes en su primer trabajo) perdía frente a su fastuosa beca. Fastuosa beca que, aunque era una chorrada de trabajo descomunal (a pesar de sus detalladísimas e innecesarias explicaciones, aquello no era muy diferente de poner una lavadora diaria), lo tenía todo el día protestando (ay, que me han puesto de tardes, ay, que ahora cierran el comedor para el verano, ay, que esto, ay que lo otro y, por supuesto, A GRITOS, como os explicaré más adelante) y dando la tabarra (cuestión que era su especialidad pero estoy adelantando acontecimientos).

tau.jpg

El tío era un solitario (tal y como era, no me extraña que le costara hacer amigos) y se dedicaba a pasear incansablemente por Monzón. De estos garbeos que se daba, el tío conocía cada calle, cada tienda y cada personaje del lugar. Fue una impresión cuando el tío me dio un codazo y me avisó que llevábamos delante al concejal de cultura y a no sé quién más (a mí, que en veinte años he sido incapaz de aprenderme el nombre del alcalde de Huesca, me chocó).
Lo primero que notabas de Donatello Mahoma era su VOZ. No es que tuviera un chorro, es que hablaba en MAYÚSCULAS. Cuando noté esta “característica” le hice notar que si me hablaba bajito me enteraba igual pero él lo resolvió añadiendo que LOS ANDALUCES TENEMOS EL DEFECTO DE HABLAR MUY ALTO y santas pascuas. Habrá andaluces calladitos, sin duda, y maja gente, también. A mí me tocó lo que me tocó.
Así era el chaval: estridente. Y no sólo eso: no te dejaba hablar.

chabito2.jpg

Una conversación con él era un bocinazo continuo y unidireccional (para que os hagáis a la idea, un día se puso a hablar por teléfono con su hermano en su cuarto y yo, desde el salón ¡los oía a los dos incluso con la tele puesta!) sobre temas bastante peregrinos en general y, particularmente, lo que veía por la tele. Como poco aficionado a la caja tonta que soy, la vida y milagros de Ortega Cano y los cuarenta petardos de turno (mira, suena como un cuento) me la traía bastante floja. Por suerte o por desgracia, el chaval no andaba muy sobrado de luces y no se dio cuenta de lo rápido que aprendí a poner la mente en otra parte cuando hablaba con él. Llegué a estar cenando y leyendo mientras él me hablaba por el otro lado y yo le seguía el juego con monosílabos. De hablar yo me cansé pronto porque el tío no pillaba nada que no fuera el humor más elemental (palabrotas de películas ochenteras, por ejemplo) y de ironías, sarcasmos y bromas mejor no hablar. Un ejemplo:

ÉL: He comprado paracetamol.
YO: ¿Para qué (has comprado paracetamol, se entiende)?
ÉL: ¡PARACETAMOL!

Esto parece un chiste malo pero os juro que me ocurrió de verdad.

Anuncios

5 comentarios to “EL MAYOR MUTANTE DE LA MON-ZONA 0 (I de III)”

  1. Espero tener suerte a la hora de encontrar compañero cuando vaya a zgz a vivir… Tengo una amiga que su compañera tenia la magnifica habilidad de comer pipas y escupirlas en el suelo, guardar en la nevera comida descompuesta y un sin fin de virtudes mas.

  2. Jajaja…
    “No pudo corregir los turnos del P&M porque donó sangre el mismo día que descubrió que tenía anemia y la regla…” XD.
    Sí, la verdad es que dicho así no tiene precio como excusa, y a todo eso hay que sumarle que me pase por el forro las recomendaciones que me dieron (no por chula, sino por empanada). Pero bueno, te garantizo que hubiera preferido corregir mis turnos y los tuyos a estar en una camilla en urgencias para que luego, un doctor increiblemente parecido en todos los aspectos a Mike Riviera de los Simpsons, te diga que no sabe que te ha pasao, que pa casa y que vuelvas si te vuelve a dar el chungazo… lo cual no es asunto baladí.

    En fin, que no sé muy bien como debería sentirme al quedar como primer clasificado en “El Gran concurso de Excusas No Muy Baratas”, pero al menos has conseguido que te ponga un comentario.

    PD: Hablando de chistes malos. ¿Te conté ya que en mi familia eso es algo genético y patológico, no? Aunque supongo que como en todo, además del factor genético, el ambiente también influye algo*, y es lo que tiene haberse criado entre Les Luthiers, Martes y Trece, Faemino y Cansado y Gomaespuma.

  3. Como odio a WordPress.. me ha borrado el mensaje cuando le he dado a publicarlo. Menos mal que no es la primera vez que me lo hace y lo habia copiado antes. Repito:

    “Jajajja..

    “NOE: No pudo corregir los turnos del P&M porque donó sangre el mismo día que descubrió que tenía anemia y la regla…” XD

    Sí, la verdad es que visto así, no tiene precio como excusa, pero a todo eso hay que añadirle que me pase por el forro las recomendaciones que me dieron (no por chula sino por empanada). De todas formas hubiera preferido con mucho corregir los turnos a pegarme casi 8 horas en urgencias para que al final, un medico clavado a Mike Riviera de los Simpsons, me dijera que no sabia que me habia pasado, que pa casa y que si me volvia a pasar que volviera… lo cual no era asunto baladí.

    En fin, que no sé muy bien como debería sentirme al quedar como primer clasificado en “El Gran concurso de Excusas No Muy Baratas”, pero al menos has conseguido que te ponga un comentario.

    PD: ¿Ya te conté que eso de los chistes malos en mi familia es algo genético y patologico, no? Aunque supongo, que como en todo, además del factor genético influye algo el factor ambiental, y eso es lo que tiene haberse criado entre videos de Les Luthiers, Los Monty Pithons, Faemino y Cansado, Gomaespuma, Martes y Trece y cosas del estilo…

    Espero que ahora sí…

  4. De nada. La excusa era tan genial que no podía dejarla caer en el olvido. Tu primer comentario sale, lo que ocurre es que no son inmediatos, tienes que esperar a que yo los apruebe… (los apruebo todos)

  5. Estás jugando con la muerte al publicar esto. Que sepas que Internet es una casaputas y al final todo se sabe. ¿Quién te dice que en el fondo de su corazón no es un psicópata que (ahora) quiere verte muerto?

    Además de una anécdota real como la vida misma, de verdad que lo del paracetamol es un chiste malo. Por lo menos yo lo había oído antes.

    Me quedo con la imagen de Chavito en el momento álgido de su cópula con el león.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: