“AJOACEITE” DE EMERGENCIA Y OTRAS CHAPUZAS QUE SALEN BIEN

NOTA ACLARATORIA PARA NO OSCENSES: El “ajoaceite” (más comúnmente llamado “ajaceite”) es lo que los paganos llaman “alioli”, que es una salsa a base de huevo, perejil, ajo (en catalán, “all”) y aceite (en catalán “oli”). Va de puta madre con los caracoles, el conejo y con casi cualquier cosa pero es criminal para el aliento

Los que me conocéis de sobra, sabéis que tengo un peligro tremebundo cuando me rodeo de ollas y sartenes. El mismísimo Jejo cometió una sóla vez el error de dejarme solo con el especiero. Mi carácter inquisitivo y dado a probar cosas raras me llevó en tiempos a probar cosas como la mítica pizza con gominolas (aún respuesta recurrente entre los ceporros a los que no se les ocurre nada más ingenioso que contestarme) o la cena pasada por el túrmix. Tenéis algunos detalles sobre esto en la “Receta para una pesadilla”.

10-ajos.jpg

En el caso que nos ocupa hoy, me encontraba nada menos que en Polonia (a dos tiros de piedra de Katowice) en una European Night en la que cada participante tenía que preparar alguna guarrería típica de su país. Se vio de todo (especialmente recordada una salazón que trajo un transilvano desequilibrado que parecía una sabia mezcla entre sebo y sal) y como los españoles éramos legión, el lugar se saturó de tortillas de patata (de compra encima, ni un huevo cascaron). Por darle un poco más de morbo, decidí que el ajoaceite sería un complemento magnífico para tanta puta tortilla.

GABRIEL (en correcto inglés) :Necesitaré un túrmix.
UN POLACO (subtitulado): Va a ser que de eso no tenemos, míster.
GABRIEL (en correcto inglés pero no sabía decir perejil): ¿Y huevos?¿Y perejil?
UN POLACO (subtitulado): Tampoco.

Total, que así las cosas, de la lista de ingredientes lo único que conseguí fueron los ajos. El resto se tuvo que sustituir con cosas parecidas (el perejil por orégano, ahí es nada) y otras no tan parecidas (los huevos por un bote de mahonesa tal cual).
kraft1.jpgoregano.jpg
Afortunadamente, nadie tenía ni repajolera idea de cómo se hacía la salsita. Y como en el país de los ciegos el tuerto es el rey, piqué media docena de ajos, los mezclé con la mahonesa, le vacié un bote entero de orégano (aquello echaba una peste a pizza anti-vampiros que asustaba) y sin encomendarme a ningún santo lo presenté ante el populacho como “Spanish sauce for the omelettes” todo ello generosamente sazonado con mis mejores maneras de showman.
Era de ver a madrileños, catalanes, polacos, rumanos, holandeses e italianos mover el bigote y huntando tortilla en una fuente de salsa negra como el infierno (igual me pasé un poco con el orégano). Me tomé la libertad de probarla (el inventor ha de ser víctima del invento) y, aunque me pidieron la receta, la encontré un tanto fuerte.

No era la primera vez que me pedían una receta: años antes me había encontrado en un evento similar, esta vez en mi primer campo de trabajo en la feroz y salvaje Cuenca (en el pueblo de Beteta, donde envasan el agua de Solán de Cabras). Nos habían juntado a una quincena de personas de toda la Piel de Toro y tocaba demostrar nuestras dotes culinarias.
Frente a la multitud de despabiladas chicas preparando postres, los dos oscenses que estábamos ahí éramos de todo menos cocineros apañados (yo tenía 19 abriles en canal y aún faltaba un tiempo para que me forjara en el arte de embadurnar platos además de saber limpiarlos) y nos reunimos en contubernio:

melocoton.jpg

GABRIEL: Oye, ¿qué coño es típico de Huesca?
OSCENSE 2: El pollo a lo chilindrón.
GABRIEL: Yo no sé hacer eso.
OSCENSE 2: Yo tampoco. ¿Y el melocotón con vino?

El melocotón con vino es un postre que no engaña a nadie: lleva exactamente lo que indica su nombre. Sin embargo, resulta engañoso porque es importante matizar que deben ser melocotones amarillos, que el vino debe ser del rancio y que lleva un poco de azúcar y otro de canela (además requiere cierto tiempo de maceración).
Nosotros no sabíamos nada de todo esto y nos pareció de lo más natural pedir melocotón en almíbar y vino de la única clase que conocíamos: del de tetra-brick para hacer calimocho.

soda7.jpgbrick.jpg

Como nos pareció que la elaboración era muy poco laboriosa, prolongamos el proceso a base de añadir diversas sustancias dulcificantes (el almíbar, medio kilo de azúcar y, atención, dos sobres de gaseosa el Tigre) para que no nos tildaran de vagos y cosas similares.
El resultado fue una especie de compota macarra e hiperglucemiante que, para mi sorpresa, fue un éxito de los que te piden la receta.

Reíros todo lo que queráis pero tomad nota porque si alguna vez os invitan a cenar, como primer plato, todo es posible…

Anuncios

7 comentarios to ““AJOACEITE” DE EMERGENCIA Y OTRAS CHAPUZAS QUE SALEN BIEN”

  1. ¿Desde cuando el ajoaceite lleva perejil?

  2. ¿Desde cuándo el término “ajoaceite” es exclusivo de los oscenses?

  3. Tu sistema digestivo es digno de estudio, espero que lo dones a la ciencia cuando deje de hacerte falta.
    (escalofrios de terror me recorren todo el cuerpo)..ehmmm..esto..si no te importa, yo me quedo con las cenas de “solo chicas”: ¡ai si que se come bien ! (nadie se atreve hacer una cutre-receta, la dignidad femenina esta en juego…)

  4. JoanElMisericordioso Says:

    La dignidad de las chicas se juega en saber cocinar?
    Me encanta

  5. De un post que habla sobre pizza con gominolas y alioli preparado a base de un concentrado de mayonesa lo que realmente suscita vuestra atencion es si el ajoaceite lleva perejil?

  6. Coño, Frodo, qué gusto verte en pie de nuevo. No me des esos sustos, cojones.

  7. Estabais mas preocupados por mi en zaragoza que mis amigos de aqui (cosa que como diria el rey: Me llena de orgullo y satisfaccion). Pues me imagino que ya lo sabras pero este finde me paso por Zaragotam. Que despues de pasarme todas las fiestas de mi ciudad en el hostal uci y ahora enclaustrado en casa, necesito despejarme un poco y de paso ire a ver el piso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: