ENTRE LO BIZARRO Y LO GROTESCO

“Pues no sé: tú has encontrado un curro de dos semanas por medio de una ETT en el que has hecho un monólogo y luego, por medio de eso, te has metido en un departamento de marketing, cosa de la que no tienes ni puta idea. Me parece más increíble eso”
(Mariano llevándome la contraria una vez que protesté que el guión de A Verlas Venir me parecía poco realista)

Aunque habrá tiempo para maldecir mi destino (de todo se cansa uno), os debía hace días las fotos de las cosas peculiares que he presenciado en los últimos tiempos. Como ya sabréis, fui a parar a la intendencia de SABEKO por medio de una ETT y eso me llevó a tres delirantes semanas en el país de las gominolas que han acabado en un trabajo para todo el verano.

Este es el disfraz de Simplyto, la mascota del supermercado. Durante una semana, la comidilla del día fue qué hacer para limpiarlo (aparte de la mierda que acumula, tiene que ser espectacular el olor de este fardo de esponja que absorbe sudores y malos humores como una aspiradora) porque los de la lavandería no se comprometían a devolverlo entero (entiendo que da rabia meter según qué en la lavadora).

La Asamblea Internacional, además de diversos rollos patateros, contaba con pequeños intermedios entre lo humorístico y lo infantilón. Yo entiendo que si vas a meter a tus currelas (perdón, colaboradores) a una asamblea larga como un día sin pan, lo mínimo es amenizarla. Eso sí, estirarla dos horas con cosas como este teatrillo de juguetes (teniendo en cuenta que los más jóvenes del lugar pasaban de los veinticinco) igual tiene algo más de delito…

Por supuesto, mentar a la Expo era de obligación. Aquí tenemos a ese engendro cabezón y azulado (era un traje hinchable estrecho como una mortaja y uno no podía sino compadecerse de la pobre mujer que se autoenterraba allí dentro) dándose codazos con el Simplyto. La verdad es que no sé a cuál dispararía primero.

Otro de los gags era una impagable representación de los informáticos (¿será posible?¿os imagináis una representación de un colegio de abogados?) explicando en clave humorística (bastante acertada porque con estos me reí bastante aunque no entendiera una palabra) el cambio de sistema operativo de la empresa.

Ya os conté que una parte de mi trabajo fue llamar a diversos supermercados para ver qué sketch tenían preparado para la asamblea de accionistas. Yo supuse que “sketch” tendría otro significado en este ámbito pero no y he aquí la prueba: las asambleas no son más que burdas excusas para correrse una juerga de aquí te espero. Dependiendo del supermercado (algunos tienen una reputación de echarse a temblar en cuanto les mencionas que se va a “celebrar” algo) hacen una chorradica u otra (es un detalle porque hablar del accionariado tiene que ser bastante árido sin algo de pitorreo).

Qué duda cabe que en la asamblea local de aquí fue donde más se pasaron. Amén de este servidor de ustedes haciendo un monólogo, desfilaron por el lugar personajes tan curiosos como este tío disfrazado de Chikilicuatre cantando su particular versión de “Baila el Simply-Simply”.

Madre de Dios…

Anuncios

3 comentarios to “ENTRE LO BIZARRO Y LO GROTESCO”

  1. Trikikov Says:

    Que ya lo dijo Marlon Brando: ” El horror, el horror…”

  2. Leader of the resist Says:

    ¿Que, que ¡qué…?! quien te dijo que los dialogos de averlas venir son poco creibles, lo que tenia era una envidia que no veas… lo de:
    -Este que es un friki
    – Oye, tu tambien eres un friki
    – Pero es distinto, yo no voy por ahi…

    Eso lo he vivido yo en primera persona,cuando hay una tia delante, ¡ninguno quiere ser friki…!

    El capitulo esta genial, es una pecha de reir y lo de la busqueda de curro es MUY real desgraciadamente…(hombre luego deriva un poco en paranoya pero vamos, si es verdad que aveces te preguntan cada cosa en una entrevista… y viendo lo de esta entrada, añadiria: aveces salen trabajos muy raros… )

  3. Yo recuerdo una entrevista en la que me hicieron un millon de preguntas absurdas sobre mi que me negué a contestar, y después una prueba a lo operación Swordfish. Tenía 10 minutos para modificar un programa mientras el tio em iba haciendo preguntas de cosas jodidamente diversas y me pedía que le mirara cosas en internet mientras.

    Encima resultó que yo era el único candidato, así que aunque le hubiera metido un cuchillo en el cuello a aquel tio me hubieran contratado igual.

    Lo de las entrtevistas en grupo no lo he vivido, pero debe ser bastante desagradable la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: