MI PANTEÓN PERSONAL

Hasta la gente como yo se arrodilla a veces frente a un altar (aunque a misa no voy jamás).

Puede sonar increíble que alguien como yo sea una persona creyente. Bien, lo cierto es que no soy el más devoto de los fieles pero algo (anecdótico y testimonial) de devoción si muestro. Al fin y al cabo, creer en los dioses es una inversión segura: si te equivocas, no pasa nada y si estás en lo cierto, de buena te libras.
Por otro lado, un único dios no es suficiente para mí. Aparte del deseo natural de no seguir al rebaño, soy de la opinión de que si rezas a muchos dioses a la vez hay más posibilidades de que alguno oiga mis plegarias.

Os presento mi panteón politeísta particular. Dependiendo de la época y el lugar, he hecho cambios en él porque una religión debe ser un asunto dinámico o se estanca…

Dios: Como dijo aquel “si no creo en la iglesia católica que es la única y verdadera, como para creer en otra“. Por eso y porque blasfemar sin creer es tan ridículo como paradójico (¿”Me cago en Dios, que no existe“? ¡Es como cagarse en los minotauros!). Desde que empecé a trabajar y a conducir, la necesidad de soltar improperios mal sonantes se hizo de lo más imperiosa y, como con las palabrotas no basta, se estilan más cosas como “Me cago en la sangre de Dios” y similares. Si Él existe, lo comprenderá.

El Diablo: No te puedes comprar un He-Man y no tener un Skeletor. Como supermalo que nos lo han pintado siempre, tanta película con él de fondo y una apariencia de lo más simpática (colorado, con rabo y con cuernos, mira tú) es imposible no tenerle cierto cariño al adversario. Además, suponiendo que se acabe en el Infierno, lo mejor es tener alguna referencia en el currículum…


Crom: Conan el Bárbaro decía en una de sus escasas conversaciones sobre religión: “Crom vive en su montaña y no le importan si los hombres viven o mueren“. Y en otra algo así como “Los mejores dioses son los que no dan ni piden nada a cambio, como Crom“. Y en otra aún mejor gritaba: “¡Crom, cuenta los muertos!”. Si lo dice Conan, será verdad. Me lo quedo.

Los dioses del caos:

En un sms que le mandé a Chabito hace años desde una granja dejada de la mano de Dios (buen sitio para replantearse la fé de uno) le decía algo como “los dioses del caos se parten de risa cuando salto al ruedo” y es que siendo cuatro deidades malignas dedicadas a la sangre y la masacre (Khorne), la enfermedad y la podredumbre (Nurgle), el placer y el dolor (Slaanesh) y la fortuna y la magia (Tzeentch, impronunciable personaje al que atribuyo las malas rachas que me tocan de vez en cuando) es inevitable que los veterinarios les caigan bien.

Los Dioses Menores:
altar.jpg
De todos los aquí mencionados, esta banda de muñequitos que incluyen (entre otros) a Shaka, el caballero de Virgo, el hombre más cercano a un dios (es un sólo tío con muchos títulos) al Jesucristo Colega y a Ten Shin Han son los únicos a los que hago ofrendas (consistentes en quemar barras de incienso porque me gusta el olor y por añadido se las ofrezco a ellos). A veces, mis plegarias surten efecto. Y, a veces, no.

Benditos seais.

Anuncios

4 comentarios to “MI PANTEÓN PERSONAL”

  1. Leader of the resist Says:

    ajjajajaja..¡ofu que estresante!…una plegaria por dios = 11 plegarias …pufff me canso solo con pensarlo.
    Yo prefiero el agnosticismo, si quiere algun dios que lo adore primero tendra que mostrar sus acreditacion como tal…y si no, pues mira, si no se manifesta, no tiene derecho a condenarme porque EL fue el primero que paso del tema.

  2. Una barra de incienso de vez en cuando no es como cantar saetas en un balcón, hombre. Además, su función primordial es quitar el olor a rancio de mi cuarto…

    ¿Las blasfemias cuentan como oraciones? Como tienen el mismo efecto…

  3. Leader of the resist Says:

    para el diablo supongo que si, que seran como oraciones.

    Con respecto al incienso para el mal olor suena a excusa, que para el mal olor nada mejor que una buena ventilacion….(mas economico que el incienso por cierto)

  4. Lo de Crom es de coña, porque el muy hijodeputa no hace nunca nada, ni bueno ni malo. Es como si siempre estuviera en el wáter. Eso sí, el nombre suena que te cagas.

    Lo de la religión católica no tiene precio. En este mundo falta más gente ignorante, y no menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: