LA FURGONETA DE TROYA (un hecho real)

En una piscina pública de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho permitieron utilizar los aparcamientos. Y llegó a las instalaciones un gitano conduciendo una furgoneta de fruta, pagó su entrada y aparcó dentro.

Abrió entonces el gitano su furgoneta y del vehículo descendieron una veintena de congéneres suyos que asaltaron el lugar alegremente, bañándose vestidos, lavando la ropa con jabón lagarto en el agua y sentándose el patriarca en la silla del socorrista (había sombra).

Al ver así menoscabada su autoridad, el socorrista acudió a echar al señor de su puesto. Este asintió silenciosamente, se levantó e hizo una seña misteriosa a su horda.

Acto seguido, los veinte gitanos se cagaron en la piscina.

Amén.

Anuncios

3 comentarios to “LA FURGONETA DE TROYA (un hecho real)”

  1. jajajjaajja ..pero ¿que se tomaron un laxante a la vez? porque a mi me dicen que me cage, asi por las buenas, y no me sale oye…

  2. ¿Lo de “basado en hechos reales” es como en la película zombiesca del otro día o de verdad de la buena? ¡¡Aparte, cabrón, espacia más los posts de historietas que no da tiempo a leerselas todas cuando eres una vaga de mierda como yooooooo!!!

  3. Supongo que irían todos “bien cargados” por lo que pudiera pasar. A mí me parece que lo llevarían preparado…

    Esto es verídico. Le pasó a Fer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: