EL DÍA QUE LLOVIÓ MIERDA… PERO DE VERDAD

NOTA PREVIA: Quiero dedicar lo que vais a leer a dos de mis más irreductibles lectoras: a Leader of the Resist, porque lee una cantidad de libros colosal, y a Arsch, por recordarme lo que os voy a narrar. El título puede llevar a equívoco con el conocido Cuento de Gabrielowsky homónimo, “El día que llovió mierda”, sin embargo, esto no es un Cuento: es una Performance.

Ocurrió hace muchos años. Era septiembre porque me estaba leyendo “Sin noticias de Gurb” de Eduardo Mendoza. Hace tiempo que no lo hago pero tiempo ha tenía la costumbre de leérmelo (es un libro cortito y contundente) cada vez que acababa el verano. Supongo que las risas que te echas ayudan a compensar ese mes tan triste que es septiembre… pero vale ya de sensiblerías.

El Santuario (una vez más, emplearemos lugares ficticios para proteger intimidades: nunca se sabe quién está leyendo esto) era un lugar tranquilo hasta que unos infectos caballeros de bronce cogieron por costumbre ir a hablar, fumar e incluso hacer hogueras (¡¡??) doce pisos más abajo del Templo de Leo, donde vivía el caballero de oro Aioria (de la misma quinta que el por todos conocido Shaka, el caballero de virgo, el hombre más cercano a un dios). Aioria sintiose ultrajado de ver semejante relajo de las buenas costumbres y la moral tan cerca de su casa y consultó a su hermano Aiolos, el caballero de Sagitario, que era poderoso de cojones y tenía una mala leche criminal cuando se trataba de tocarle los huevos al personal:

-Esto no puede seguir así-dijo Sagitario-Hay que darles un escarmiento a esos malandrines.
-¿Les tiramos un rayo de plasma, hermano?-preguntó Leo-¿O una flecha de oro de esas tuyas?¿Un cubo de cosmos ardiendo hasta el límite?¿O todo a la vez?
-Les vamos a tirar una palangana llena pero no de cosmos, no…

Y procedieron a preparar su ataque, una técnica tan poderosa que la Furia del Dragón del Monte Lushan era una brisa playera, tan terrible que el kamehameha era un petardillo de feria, tan aterradora que el hadouken era para los pringaos en comparación… se iban a enterar aquellos desgraciados fuma-porros lo que eran meteoros de pegaso con mala ostia.

Sirvieronse poner en una palangana los siguientes ingredientes:

-Miel pops (duros al principio pero se ablandaron en seguida).
-Espaguetis.
-Puré de patata (hecho con el agua de los espaguetis).
-Galletas.
-Escupitajos varios.
-Espuma de afeitar.
-Leche.
-Colacao.
-Una meadilla.
-Y el plato fuerte: una cagada del caballero de Sagitario.

Y, como se les hizo tarde preparando aquel brebaje, lo dejaron en el trastero del Templo de Leo para que cogiera “cuerpo”.

Al día siguiente, el día D, sonó la hora H. Los objetivos se reunieron bajo el Templo de Leo a seguir con sus delictivas y poco recomendables actividades. Perdieron su última oportunidad sin saberlo y los caballeros de oro prepararon su ataque. Tres, dos, uno, ¡fuego! (o lo que fuera)

Hay que decir que la mitad de la palangana se quedó en la terraza del Templo de Leo (una gaita porque su contenido era un rato asqueroso). De lo que cayó, la mitad se quedó en el alféizar de la ventana del piso de abajo (interesante es el hecho de que el caballero de oro del piso de abajo jamás dijo nada al respecto). No obstante, un 25% de la palangana era más que suficiente para cubrir, como una lluvia de muerte, a la media docena de perillanes que pululaban por abajo.

Su grito no fue asco, furia o sorpresa: fue el sonido del TERROR (qué menos, pónganse en su lugar). Aún tuvieron presencia de ánimo para gritar un último desafío con bastante poca convicción:

-¡Esta nos la pagaréis, hijos de puta!

Los caballeros de oro jamás lo hicieron. Y ganaron la guerra por uno a cero.

No fuméis por los callejones. Por vuestro bien.

Anuncios

7 comentarios to “EL DÍA QUE LLOVIÓ MIERDA… PERO DE VERDAD”

  1. La historia pierde un poco contada así. Demasiada retórica al principio

  2. La familia Rufianes se siente más rastrera que cuando el Gobierno ocultó la crisis, pero se ve obligada a mendigar tu voto no por ganar el concurso, si no al menos para poder estar entre los tres finalistas y que el jurado valore su humor gráfico en vista a en un futuro poder salir en su periódico. Son así de vanidosos…
    Si te gusta el blog y les votas, te darán las gracias. Si no, que ya sabemos que estas hasta lo cojon… de los spam, critícalos e insúltalos que eso les pone mucho. Y es que los trapos sucios se lavan en casa , o lo que es lo mismo, dirty clothes clean at home 😉
    http://www.dirtyclothescleanathome.blogspot.com/

  3. jajajajajajaaajajaj….
    Por granada una me conto que le tiraron agua helada por ponerse a mear en un portal ( la cosa esta chunga por esos lares, no hay urinarios publicos y no te dejan entrar a los bares para usar los baños..), asi que debe ser una tecnica de disuasión común ( con variantes creativas como la vuestra..) similar a echar azufre para espantar perros.

    Gracias por la dedicatoria, y encima ¡con caballero del zodiaco de por medio! 😀

  4. floripondio Says:

    Eso es cierto, pues el caballero de capricornio lo recuerda.
    Maldita chusma!!!! Mierda va!!

  5. A Hermesh, gracias por tu refrescante sinceridad. No pocas veces he estado a punto de cambiarle el nombre al blog y llamarlo “La web de las pelotas”. Es agradable ver que NO SIEMPRE os gustan mis paridas.

    A Leader, ya ves. Un minuto dura más o menos dependiendo del lado de la pistola en el que estés. Y, cierto, es gran putada que te rocíen de agua (o cosas peores) pero rociar a la gente, en cambio, es divertidísimo. Sobre todo si se lo merecen (no me atrevería a hacer lo mismo con personas mayores, gente con niños o perritos: me encanta cabrear a la juventud). En cuanto a mear por la calle, aquí se puede entrar a los bares pero tampoco suele ser la opción habitual…

    A Floripondio, ya sabes que seis meses no es tiempo suficiente para que un espagueti se desintegre o para borrar una mancha negra como el corazón de un ministro.

    Al otro: no pienso votarte. Sí, es muy triste ir mendigando votos.

  6. Me ha gustado ir pasando de la historia con caballeros del Zodiaco a la dura realidad, siempre mucho más cáustica que los mitos.

  7. bueno que buene idea eso,vamos a cagar un poco mas y asi votamos reciduos.mojones AL ATAQUE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: