BERTÍN OSBORNE Y LA LECHE CONDENSADA LIGHT

“Bonito programa el tuyo. Solo le quitaría una cosa: ¡el volumen¡”
(un incondicional)

Vagando sin rumbo por el Laberinto del Minotauro, Bertín Osborne llegó a una amplia sala en cuyo centro se erguía una estatua de la diosa Ceres que sostenía un bote de Leche Condensada Light:

-Tu existencia obedece a un capricho pasajero de individuos con tan poco criterio como talento. El mero hecho de que algo como tú haya podido ser concebido es sin duda la más macabra y disparatada broma que la humanidad se haya gastado jamás a sí misma. Mis pensamientos y reflexiones acerca de tu naturaleza se pueden resumir en cuatro palabras: no me molas nada.

En estas salieron de entre las sombras el Minotauro, la Minovaca y el Minoternero diciendo a la vez:

-No nos gustan las cosas que hablan simultáneamente como nosotros. Por eso y debido también en parte a nuestra naturaleza carnívora-destructiva os mezclaremos, os despedazaremos, os masticaremos, os escupiremos, os pisotearemos y nos haremos caca encima de vuestros pedazos.

Eran las cinco y media y soplaba viento noroeste.

Anuncios

7 comentarios to “BERTÍN OSBORNE Y LA LECHE CONDENSADA LIGHT”

  1. jajajajjajajaj pero lo que no me queda claro es si lo de “Tu existencia obedece a un capricho pasajero de individuos con tan poco criterio como talento” etc se lo dice Bertin a la leche condesada light o es el principio del discuro de la cariñosa manada de minotauros a Betín.

    • En realidad, lo de “Tu existencia blablabla” está escrito de forma que podría decirlo tanto Bertín Osborne como el bote de leche condensada (admito que es un interlocutor más improbable) aunque queda un poco raro y la gente no suele captarlo.
      Cuando aparece la familia de minotauros dicen que no les gustan las cosas que hablan “simultáneamente” como ellos, es decir, es otra pista que indica que Bertín y la Leche hablaban a la vez.

      Era un cuento ambicioso, lo sé.

  2. No se me ha debido de bajar la fiebre todavía. Eso o las pastillas me están haciendo demasiado efecto…

  3. No, no, no te equivoques. Que fumadas aparte (o precisamente por ellas), el cuentecillo me ha gustado. Pero sí, era un poco ambicioso para mi mente literalmente febril. Ya sabes que la pus invade desde siempre (es decir, ya no invade, si no que se aloja en) mi cavidad craneal y así no hay quien piense.

  4. Me pierdo un tiempo (el mal de amores y la musa que se fugó con el lechero dejándome muchas cuentas sin pagar) y me entero que te metes con Bertín (a mi me gusta 😦 que mis tías lo escuchaban mucho de jóvenes y yo lo veía guapo jejejejeje)…♫ Tú, sólo tu tentación en las sombras del jardin luna llena en el salón paso suave por mi piel suave vuelo de gorrión pajarita de papel que quisiera ser halcón. ♫

    • De meterme con Bertín nada, que yo también lo admiro. El tío actuó en Binéfar, el pueblo donde trabajaba antes, y nunca me he perdonado no haber podido ir a verlo.

      Su participación en esta historia es más bien un homenaje, lo que los entendidos llaman un “fanfic” (los de Bertín Osborne no abundan, la verdad).

  5. Pues mira, no había entendido la cosa, somos dos fans entonces…he reabierto el blog, vaya usted a saber por qué, debería claudicar yo como escritora me muero de hambre, pasas y dejas opinión?, he empezado a creer que eres el único que me lee 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: