LA VIRGEN, EL NIÑO Y EL COPÓN 2: LA VENGANZA

hyoga20in20borghese Los nudillos de Hyoga golpearon la puerta del Templo de la Virgen. Con cada impacto, una capa de escarcha circular se formaba sobre los antiquísimos grabados que cubrían la venerable madera. El joven ruso detuvo su mano cuando una placa de hielo cayó al suelo junto con un trozo de la puerta y se hizo pedazos con estruendo. La blasfemia en hindú que siguió al destrozo le indicó que Shaka, el Caballero de Virgo, el hombre más cercano a un dios, estaba en casa.

-¡Lo que me faltaba, cojones!-oyó decir al caballero de oro en el interior-Visita a estas horas y el templo hecho una casa de putas. Me cago en mi cosmos, sólo me falta que empiece otra guerra sagrada y me pille en bragas…

Del interior llegaron numerosos ruidos que indicaban que alguien estaba recogiendo apresuradamente un gran desorden. Al rato, unos pasos furibundos se acercaron hasta la puerta y esta se abrió:

Nasdrobia, tovar…!-saludó Hyoga con una sonrisa que se congeló (qué ironía) al instante al ver a Shaka, el Caballero de Virgo, el hombre más cercano a un dios.

Que Shaka era un tipo ordenado que rayaba en lo maniático era algo sabido en el Santuario. Indudablemente, debía peinarse a menudo para poder mantener su larga cabellera rubia impoluta pero era evidente que hacía cierto tiempo que no lo hacía a juzgar por los pelos desordenados y sucios que le coronaban la cabeza. Aún así, este detalle pasaba bastante desapercibido porque sus ojos, habitualmente cerrados, estaban abiertos e iracundos mientras que su apolíneo rostro… era de color azul.

goldsaint-shaka

-Ah, genial-suspiró Shaka, el Caballero de Virgo, el hombre más cercano a un dios, con los ojos en blanco-El churumbel de Camus. ¿Qué tripa se te ha roto a ti ahora?
-Esto… maestrrra Camus pedirrr vostet palo de golf-explicó Hyoga mirándole con los ojos muy abiertos-Querrerrr prrracticarrr en Siberrria.
-¿En Siberia?-Shaka alzó una ceja-¿Cómo se ha enterado ese mariconazo de que tengo un palo de golf?
-No saberrr-admitió Hyoga alzando los hombros-perrro desde templo de Camus verrrse ventana de habitación de vostet.
-Magnífico-masculló Shaka pensando en el caballero de Acuario-Además de inútil, cotilla. Anda, pasa antes de que me vea alguien más.

Tal y como había sospechado, el caballero de Acuario (que poderoso, vale; sabio, también, pero un puto desastre para casi todo lo demás) había pasado más tiempo del previsto con los preparativos de su viaje al quinto coño para entrenar a su alumno. En aquel periodo, el joven rubio de ojos azules había provocado más de un quebradero de cabeza en el Santuario, como cuando Tong-Hu de Libra intentó entrenar en el Templo de Libra cien años atrás a un tal Hakkai que acabó convertido en una mancha roja en la pared cuando el Patriarca le explicó por el método más expeditivo (o sea, a Puñetazo de Satanás limpio) que la hora de la siesta no era el mejor momento para andar cabreando al Dragón del Monte Lushan.
Las ordenanzas internas dejaban bien claro que los aprendices había que formarlos bien lejos, más que nada, para evitar destrozos innecesarios (como la helada que había arrasado los rosales de Afrodita de Acuario, la capa de hielo sobre un escalón que había podido con la cadera de Aldebarán de Tauro como ningún golpe físico podría jamás o, como había dicho Mü de Aries: “Nevando en pleno agosto va a reparar armaduras su puta madre: yo me largo al Jamir para que dejen de tocarme las pelotas“).

-Er…-Hyoga tragó saliva y se detuvo en el marco de la puerta.
-¿Y bien?-el caballero de Virgo resopló levantándose los alborotados pelos del flequillo.
-No querrrer serrr… incómodo-Hyoga se mordió el labio buscando la palabra exacta-Inflexible. Intocable.
-Indiscreto, cretino-gruñó Shaka mirando con disgusto los trozos de hielo y madera milenaria esparcidos por el suelo.
-¡Da! Indiscrrreto, tovarich-Hyoga chasqueó los dedos-Perrrro vostet parrrecerrrr Pitufina. ¿Cómo serrr?81864700pitufina-pitufos
-¿Pitufina?-el cosmos de Shaka empezó a brillar a su alrededor-Te la estás jugando, chaval, ¿o es que quieres que tu culo se dé un paseo por los siete infiernos?
-¡Povieda, tovarich!-exclamó el joven ruso alzando las manos en gesto conciliador-¡No recorrrrdarr rostrrro azul como río Moskova! ¿Serrr trratamiento hidrrrratante? Maestrrro Camus usarrr excrrementa de yak y…
-¡Pues toma nota, capullo, porque aquí va un consejo que ni Buda en sus mejores tiempos!-el poderoso dedo de Shaka apuntó a la nariz del joven Hyoga-Si alguna vez un gilipollas te invita a algo reiteradamente y, por devolverle el detalle, se te ocurre hacerle un puto pastel de arándanos ¡cocínalo con los ojos abiertos porque esas mierdas, no me preguntes cómo, a veces explotan!

cakeblue1

Anuncios

2 comentarios to “LA VIRGEN, EL NIÑO Y EL COPÓN 2: LA VENGANZA”

  1. jajajja, mis mayores respectos y aplausos, de verdad ¡que bueno eres!. Amos, he estado al menos 5 minutos riendome de lo de “empiece otra guerra sagrada y me pille en bragas..” sin poder continuar leyendo ¡eso ha sido buenisimo!

  2. Te confieso que al principio, comparándolo con el otro, la parte I me había gustado más, pero con la mención a Hakkai estaba sonriendo y al final me he reído y todo en voz alta con lo del pastel.

    Intuyo que éste no era especialmente para mí, por aquello de que el público general lo estaba aclamando, pero la verdad es que lo he disfrutado igual (las referencias siempre te hacen mas gracia cuando las conoces, claro…), así que gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: