OCHENTA DÍAS SON, OCHENTA NADA MÁS…

Con la cosa del paro, los trabajos intermitentes y los monólogos atravieso una de esas épocas de mi vida en las que no paro de viajar. En coche, en tren o en avión, he tragado bastantes kilómetros ultimamente y lo he hecho a gusto.

img_0236
(en Madrid vi esto y me asaltó una duda cruel: ¿cómo hacen los wookies para limpiarse el culo?)

Sólo los realmente fans de http://www.warbriel.info recordarán que los trabajos de matadero obedecían a un plan maestro que revelaría con el tiempo. Es hora de hacerlo: me voy a recorrer Tailandia un mes entero. Aunque probablemente podría actualizar esto, paso de convertirlo en un “blog de viajes” y prefiero dedicarme a vagabundear, ver cosas y meditar sobre qué hacer con el resto de mi vida (últimamente se me acaban las ideas y los cambios de escenario son buenos para estimular la inspiración).

img_0296
(he aquí el Museo de Ciencias Naturales de Bruselas: sin duda el mejor sitio para ligar del mundo)

En suma, que el blog permanecerá inmóvil durante mi ausencia, esto es, no creo que pueda moderar comentarios. Como imagino que no estaréis por la labor, podéis aprovechar para leeros los posts más antiguos (no necesariamente peores), os iré reponiendo alguno cada semana. Os recuerdo que esto lleva cuatro años en vereda y que nadie excepto yo conoce todas las historias de esta web.

img_0307
(esto me lo encontré en Bruselas y estuve por llamar y preguntar por los Reyes Magos…)

Me piraré el 12 de marzo desde Madrid y volveré el 14 de abril poco más o menos (después de lo cual volveré a dar el coñazo, faltaría plus). Voy trufado de pasaportes, visados, vacunas (a efectos prácticos, soy una puta bomba vírica) y tengo la cabeza mínimamente amueblada, de modo que no sufráis por mí, que me apañaré. Sí que es verdad que me iría más tranquilo con la Bestia Sanguinaria (¿que son las antípodas sino tres o cuatro peajes de la autopista un poco separados?) pero hay veces que tienes que confiar en un Jumbo. Por cierto, como daban tantas opciones en la compañía, me he pedido comida khoser para el viaje de ida (espero que no secuestren el avión porque las minorías religiosas son siempre los primeros rehenes que caen) y apta para celíacos para el viaje de vuelta (qué tiempos, Dios mío, que antes tener una lacra genética era algo que había que ocultar y ahora es un bien heredable que te da privilegios como si fuera un título nobiliario).

img_0322

Hasta la vuelta, gente. Yo también os echaré de menos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: