LOBO, EL HOMBRE

lobo02_peq De toda la galería de macarras de tres al cuarto que pululan por el mundo del cómic superheroico, Lobo “El hombre” merece un lugar destacado. Es el único de su especie, un czarniano que aniquiló al resto de su especie para ser único. Con semejante credencial, vale la pena echarle un vistazo con más profundidad.

Fue creado por el dibujante Keith Giffen y el guionista Roger Slifer (gracias, wikipedia) como villano DC en los años 80, en la serie de los Omega Men. Más adelante, gracias a la gran aceptación que tuvo, pasó a formar parte de L.E.G.I.O.N. y posteriormente consiguió su propia serie: “Lobo: El Último Czarniano”.

Como personaje, tiene su encanto: chulomierda, machista, malhablado, grosero, heavy, drogota, putero, impertinente, blasfemo y asesino. Un gran tipo vamos.

Lobo, que en su idioma significa “el que devora tus entrañas y lo disfruta”, nació en Czarnia, un planeta que vivía en paz y feliz hasta que nació el Hombre. Desde pequeño se sintió atraido por la violencia gratuita, el alcohol y las mujeres (y por el heavy metal, madre de todos los vicios). A medida que fue creciendo también lo hizo su deseo de caos y destrucción. Y tras conseguir la extinción de todo el resto de su especie, como ya no había nada interesante en su planeta, decidió ir por el universo trabajando como cazarrecompensas (lo que le permite matar mientras gana dinero). Y así comienza la leyenda del Hombre.

lobo01_peq Lobo empezó como artista invitado en numerosas series (llegó a partirle la cara a Superman) o protagonizando miniseries o especiales. Mató a Santa Claus (número prohibido en los Estados Unidos por atentar contra el orden público). Y a una legión de hijos bastardos que él mismo fue engendrando por el Universo.

Sus poderes no son nada del otro jueves: superfuerza, regeneración y poco más (la super mala leche ya es cosa suya). Al principio, podía hacer que de una sola gota de sangre suya surgiera un clon pero le quitaron ese poder, aunque da igual porque en “La Muerte de Lobo” va al infierno y consigue que lo echen a patadas. Y, por supuesto, en el cielo no lo quieren. Tras patearse a todos los dioses, ángeles y demonios y salir de varias reencarnaciones (en mujer, ardilla y cosas peores), Dios Todopoderoso decide darle un contrato de vida indefinida.

Larga vida al Hombre.

Anuncios

4 comentarios to “LOBO, EL HOMBRE”

  1. Que grande y esquiciado es DC. A ver si algún día te los vuelvo a pedir

  2. Llámame convencional (como todos mis profesores), pero a mí Lobo nunca me terminó de hacer gracia. Me parece loable que el héroe sea un hijodeputa, pero eso no es razón para aguantarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: