REGRESO A LA ISLA CAIMÁN

NOTA DE INTERÉS: Este relato puede leerse por sí solo sin demasiados problemas. No obstante, seguro que apreciaréis poneros un poco en antecedentes aquí (en este mismo blog, claro).

El Pozo Negro ocupaba una superficie tal que casi se perdía en el horizonte. Su fondo era una especie de limo negro compuesto por restos vegetales, cadáveres descompuestos, aguas fecales y toda suerte de miserias que producían columnas de pestilentes gases. Nubes de pájaros negros e insectos evolucionaban aquí y allá en aquel, para ellos, paraíso.
abismo1Para las tres personas que había de pie en el borde, la vista les quitaba el aliento de puro asco y miedo. Había más de cien metros hasta el fondo del Pozo Negro (ciento tres para ser exactos, ya que Pepe el Científico se había molestado en medirlo atando cuerdas de piano) y el fondo podía ser mullido pero difícilmente agradable.
Las tres personas, dos mujeres y un hombre, estaban atados de pies y manos de modo que no podían moverse apenas. Una multitud les rodeaba con los ojos muy abiertos para no perderse nada del espectáculo y, a la vez, aliviados de que no les tocara a ellos la china.
La jueza Mari Carmen habló a la primera mujer atada:
-Katia Puri de la granja Benítez-dijo-Has sido hallada culpable con pruebas circunstanciales y acusaciones verbales de robar una gallina en la granja Cagabandurrias. El veredicto es la muerte por despeñamiento al Pozo Negro. ¿Tienes algo que decir en tu defensa?
-¡Sí!-exclamó la acusada-¡Mi marido está enfermo!¡Mis hijos se mueren de hambre!¡Las plagas han acabado con mi…!
-Suficiente-le cortó la jueza-Verdugo, haga el favor.
Un anciano de larga barba blanca levantó una pértiga y dio un golpe a la acusada en el estómago precipitándola al vacío con un grito.
-Ernesta María de la granja Cagabandurrias-la jueza se dirigió a la segunda mujer al borde del abismo-Te fue sustraída una gallina por la mencionada Katia Puri de la granja Benítez. Se te acusa del delito del descuido y la incompetencia a la hora de cuidar tu propiedad. El veredicto es la muerte por despeñamiento al Pozo Negro. ¿Tienes algo que decir en tu defensa?
-¡Sí!-chilló Ernesta María-¡El sistema judicial de esta isla es una puta mierda!
-Suficiente-le cortó la jueza-Verdugo, haga el favor.

5199-Family-People-Tied-Up-By-An-Intruder-Clipart
Los tacos de Ernesta María levantaron ecos en el Pozo Negro hasta que cesaron bruscamente.
-Zacarías Antonio de la granja Chominejos-la jueza miró al último acusado-Se te acusa de haber acusado a Katia Puri de la granja Benítez de haber robado una gallina a Ernesta María de la granja Cagabandurrias. Se te acusa de los cargos de cotilla, chivato y metomentodo con los asuntos ajenos. El veredicto es la muerte por despeñamiento al Pozo Negro. ¿Tienes algo que decir en tu defensa?
-¡Yo digo…!
-Verdugo-le interrumpió la jueza-Que no tenemos todo el día.
La multitud, una vez saciada su sed de justicia, se dispersó lentamente para dedicarse cada uno a sus quehaceres. La jueza se acercó a su casa, cerca del Pozo Negro, y se sentó al telar para hacer una bufanda.
Su hija de seis años, Mercedes Fitipaldi, se le acercó con una muñeca en la mano.
-Oye, mamá-dijo-He estado pensando sobre nuestro sistema legislativo.
-¿Sí, cielo?-contestó la jueza con una sonrisa-¿Y qué has sacado en conclusión?
-Pues que si cada vez que hay un crimen nos cargamos al acusado, al damnificado y a los testigos, todas las leyes de esta isla se pueden resumir en cinco líneas-se metió un dedo en la nariz antes de añadir-Con letra gorda.
-Es una forma de verlo, tesoro.
-Y digo yo…-siguió la niña-¿Por qué no quitamos las pocas leyes que tenemos y adoptamos una utópica anarquía como sistema político?
-Porque si quitas la única ley que mantiene un poco de orden en la Isla Caimán, nada impedirá a sus habitantes machacarse unos a otros, bonita-explicó la jueza-Y eso no sería la anarquía, que es buena, sería el caos, que es malo.
-Vale, mami. ¿Me fríes un gatito para cenar?

Anuncios

5 comentarios to “REGRESO A LA ISLA CAIMÁN”

  1. He leido “esto”, bien.
    He leido el link previo, muy bien.

    ¿que te ha pasado? ¿has empeorado con el tiempo? como si de un kali en la nevera se tratase.

    Muy soso, la culpa es tuya que subes mucho el liston y cuando pones algo ligeramente inferior se nota horrores.

    • Tienes razón: el blog ha empeorado. Antes era “el blog de las pelotas” y ahora es “ataquemos a Warbriel con furia total“.
      ¿Por qué, oh Destino Cruel, me zahieres con tan crueles burlas? ¿Qué he hecho yo para merecer esto? ¿Todo sobre mi madre? Ay, no, espera…

      ¿Y qué quieres que diga? Las historias gustan a veces y a veces no. Ni siquiera el más servil de mis admiradores puede decir que me quiere todo el tiempo. Esta historia la escribí por encargo las navidades pasadas y es una referencia a un trabajo del instituto.

      Te odio totalmente, Omen. Igual que a los gatos. Cosas de que te gusten las corridas de toros nazis de Joaquín Sabina.

      Me voy a llorar a mis aposentos.

  2. pues a mi me ha gustado mucho, me reido cantidad. Un gran detalle el del gato ¿se va convertir en firma de la casa?

  3. Que grata sorpresa!!,
    despues de un par de meses sin ver el blog vuelvo y aqui esta Isla Caiman, con su explendida forma de gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: