ELFOS ASILVESTRADOS, ORCOS FINOLIS, ÚLTIMOS TROYANOS Y MIERDA POR TODAS PARTES

ELFQUEST

Este es un cómic sorprendente. O sea, a primera vista, la portada nos presenta una especie de muñequitos moñas con orejas de burro que seducen más bien poco pero si nos molestamos en leer la historia, nos encontraremos con las trepidantes aventuras de una tribu de elfos bastante cerriles (visten con pieles, montan en lobos y son un rato violentos) expulsados a patadas de su bosque ancestral por los pérfidos humanos.
Se supone que son los descendientes de los primeros elfos que llegaron al planeta en una nave espacial (origen extraterrestre puede no ser muy creíble pero está bien llevado) y tienen nombres como Cielo Sagaz, Cuchillo, Tocón, Garra de Oso… ¡y tienen telepatía! En su devenir por el desierto, llegarán a un poblado donde habitan una especie de elfos beduinos con los que harán migas.
La historia en sí parece que es bastante larga aunque yo sólo he podido pillar un tomo. Más adelante la plantilla de personajes se amplía (muy de agradecer que aunque el prota sea el guaperas cachas los secundarios también tengan vida propia) y se juntan elfos para cansar:

Según parece, Elfquest fue en su día toda una revolución del género fantástico y, como en todas estas cosas, surgió su correspondiente legión de fans pirados. Vedlos, vedlos:

Aunque pueda parecer un historia ñoña de muñequitos de peluche por el dibujo, en realidad abundan las peleas sangrientas, las borracheras y colocones (hay unas frutas llamadas bayas-sueño que no pueden ser nada legal) y las relaciones sexuales por placer (con abundantes referencias explícitas). Hay una mini-historia en la que uno de los elfos es sacado de su tienda por TRES elfas que se lo llevan a un manantial, lo bañan, le obligan a escoger a cuál se va a tirar ¡y se las cepilla a todas a la vez!

ORCOS

Quizás sea que yo esté demasiado influenciado por mis propias historias de orcos pero no creo que esté muy desviado al afirmar con la rotundidad que me caracteriza que este libro que me trajeron los reyes es una puta mierda. A las quince páginas de empezar, resulta que en el grupito de orcos protagonistas hay una chica orca lanza-cuchillos, un médico porta-estandarte ¡y un enano!

Mucho venderte que es el punto de vista orco pero lo cierto es que los pieles verdes, además de poner huevos como las gallinas (el acabose, casi prefería los de Saruman, coño, aquellos que salían de la tierra como las demás verduras), son una especie de filósofos, demócratas, legionarios romanos con muy poco de esos entrañables bichejos que matamos a docenas exclusivamente para nuestra diversión. Demasiado listos para ser divertidos. O interesantes. Poco orcos para ser orcos, vaya.

El hecho de que la reina mala se folle a los prisioneros para arrancarles el corazón, comérselo y recuperar puntos de magia tiene un pase que te lo describan. En el momento en que la tía se folla a una criada poniéndose con correas un dildo hecho con un cuerno de unicornio ya me parece material de quinceañero pajillero.

Y los orcos hablan demasiado y demasiado bien. Y no hacen salvajadas aparte de luchar (muy bien, además, cuando de toda la vida han sido pura carne de cañón). Lo único medio vistoso que ha pasado en 150 páginas es que le han tenido que amputar la pierna a uno (¡orcos cargando con los heridos!¿Dónde se ha visto eso?) y luego se la han dado de comer (sin decírselo).
Para concluir (y esto sin haber llegado a la mitad del libro), resulta que todas las razas “antiguas” están en declive por culpa del hombre, que ha rebautizado el mundo conocido como Asia Central. Digno de Harry Potter.

EL ÚLTIMO TROYANO

Lo primero que pensé al abrir este cómic fue “Coño, qué letra más pequeña” y eso es una señal muy mala en los libros pero rara de ver en un tebeo. Afortunadamente, mis temores eran infundados y me he encontrado con una muy grata lectura.
En una ambientación a medio camino entre la mitología griega y la futurista, el planeta Troya cae en manos de los aqueos que han tenido la brillante idea de esculpir un meteorito con forma de caballo (en serio, si alguien os asedia y se deja un caballo enorme fuera de vuestro castillo, ¿os lo meteríais dentro por las buenas?).
El hijo de Venus, el estratega Eneas (me encanta el nombre porque en un Mortadelo salía un hippy al que llamaban “Higiene” porque era el “hiji” de Ene, Eneas Pirúlez “el cogorza“) huye con un puñado de supervivientes troyanos en busca de un sitio donde establecerse. Y a lo largo de este viaje se encontrarán con no pocos quebraderos de cabeza (como las gorgonas, los lotófagos, las amazonas y la Dios es Cristo porque filósofos gandules había unos cuantos en Grecia pero anda que mutantes…).

Todo esto me ha recordado a la muy querida serie de Ulises XXXI (junto con los Tres Mosqueperros, una de mis favoritas cuando tenía tres añitos y, desconocedor de algo llamado “programación televisiva y sus horarios” creía que las echaban los días que hacía viento) que últimamente he estado volviendo a ver. Y no ha envejecido especialmente mal si salvamos el hecho de que la animación tiene treinta años, que los movimientos son algo acartonados y que los personajes no gritan aunque les metan un rayo divino por el culo. Pero vamos, más que aceptable. Eso sí, mención especial a la canción:

Ulises lucha por el bien y por la paz” (me encanta la paradoja)
Ulises, su objetivo es destruir el mal” (este objetivo tan poco concreto y tan sujeto a elucubraciones personales contrasta bastante con el de la serie, que es volver a la Tierra al precio que sea)

Ya que he mencionado a los mosqueperros (mi favorito siempre fue Amis), no os dejéis de ver la cabecera para leer lo de “esta serie pretende, a través de los dibujos animados, transmitir dos importantes valores: el honor y la amistad

Construid imperios.
Escribid poemas.
Enamoraos.
Que no sois vegetales, ostias.

Anuncios

8 comentarios to “ELFOS ASILVESTRADOS, ORCOS FINOLIS, ÚLTIMOS TROYANOS Y MIERDA POR TODAS PARTES”

  1. hermesh Says:

    Espero no enamorarme, pero eso es como la sifilis, se pilla follando y sin querer.

    La serie ulises 31, no la veia ya que me parecia para mayores, ya se sabe, me llevas 3 años y pico ergo eres un viejo.

    PD: los comics imagino que son todos de la biblioteca o pasaran por mis manos algún día.

    • No, hombre, el de Orcos es mío. Te lo puedo encalomar sin ningún problema incluso sin habérmelo acabado. Aún así, por aquello del código de honor de lector, haré un esfuerzo para fundírmelo aunque la verdad es que tengo unos cuantos que se dejaron en su momento por infumables y ahí se quedaron (y es que J.J.Benítez no engaña a nadie cuando se pone en plan novelista).

      Ulises XXXI sí que mola y no la mierda esa de Naruto que es un plagio barato de Dragon Ball.

      • E igual tengo el día tonto y si llego a acabarme ese puto libro hago un post ES-TRE-ME-CE-DOR sobre él.
        En cualquier caso, qué manía con el rollo ecológico-naturista de las razas no humanas porque tanto los elfos como los orcos comentados echan un tufo a piel roja que tiran de espaldas.

  2. Pos mira yo la serie de ulises no la vi nunca pero el comienzo me ha parecido un hippy (ostras como me ha molado el melenon pelirrojo) que sa tomao un trippy.
    Por lo demas me reido mucho con tu comentario de los elfos y tu libro de los orcos (yo he visto por mi biblio un novelon titulado “el ultimo orco” ¿ese sabes como esta? )

    • Jo, yo la tengo grabada a fuego en la memoria. Incluso ahora salen escenas que me acordaba (con ciertos cambios después de 27 años de borracheras y desvaríos). Recordaba un pegaso cornudo (o un unicornio alado, vete a saber) que me impactó tanto que me empeñé en ponerle alas y cuernos (infructuosamente) a todos los caballos de los playmovil.

      Pues ni idea sobre “El último orco” pero al ritmo que los devoras creo que tú misma puedes comprobarlo más fácilmente que yo. No obstante, apostaría a que siendo el último orco, será excepcionalmente inteligente, guapo y atractivo y tendrá amigos de multitud de razas. Los de “Orcos” son como persianas de lo que llegan a hablar y encima rehuyen la violencia de una manera escandalosa. Y no te digo el plan del malo (cuidado, spoil de un libro de mierda): cultivar plantas venenosas para MATAR A TODAS LAS DEMÁS RAZAS. Joooooder.

  3. Orcos intelectuales. Con esto creo que ya lo he visto todo.

  4. ja ja ja, me he reido mas casi con los comentarios que con el texto, como que gabriel es viejo?, y yo que coño soy pues? no contestes hermesh o no habra mas tortilla.

    Me alegra saber que te encanta ulises 31, gratificante trabajo de mula, aunque yo me duermo viendolo de sobremesa, es lo que tiene intentar pretarme 6 capitulos de golpe. Es una serie para como la recordaba, para ver un par de capitulos a la semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: