EL JUEGO DE LAS DIFERENCIAS

Por veinticinco de las antiguas pesetas, busquen diferencias entre estos dos tubos tan similares:

Si lo primero que habéis pensado es “uno tiene el tapón blanco y el otro, negro”, habéis ganado un punto de obviedad.
Si luego os habéis fijado en que uno es de pomada antihemorroidal y el otro, de pegamento, habréis ganado una valiosa lección sin tener que pasar por experiencias traumáticas. Guardad estas cosas en sitios bien separados, hacedme el favor.

Y la moraleja es “cuidado con lo que te metes por el culo

Anuncios

7 comentarios to “EL JUEGO DE LAS DIFERENCIAS”

  1. Nestor Says:

    PLas, plas

  2. Arsch Says:

    Yo creo que este post debería ir en “Instruir deleitando”, porque me ha parecido de lo más educativo.

    Gran moraleja.

  3. Trikikov Says:

    Gracias Warbriel. Me has salvado de una tragedia. Tu página para el ama de casa deficiente si que es “Interés General” y no el júrbol.

  4. CHIQUILLO Says:

    Y por si acaso, guardadlos también lejos del tubo de la pasta de dientes. No sería tantraumático como dejarte los pelos del ojete duros como escarpias para formar una red atrapamierda (¡Qué divertido sería quitarse los tanzanillos!) pero desde luego no sería agradable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: