EUROVISION VAMP

Eurovisión, ese festival que antes olía a viejo y ahora atufa a hongos alucinógenos, nunca ha sido santo de mi devoción. Me parece estupendo que la primera edición de Operación Triunfo lograra hacerlo famoso de nuevo como un magnífico ejemplo de gestión y reciclaje de residuos pero hasta ahí puedo leer: ganó la gorda pero triunfaron los guapos. Y la gorda está actualmente enganchada a antidepresivos y cosas de esas mientras que los Bisbales, Bustamantes y Chenoas aún logran llenar estadios de vez en cuando.

Todos los demás acabaron en el arroyo de una manera muy similar a los concursantes de Gran Hermano de después de la primera edición. En cuanto a Eurovisión, aunque nos la seguían vendiendo como la máxima aspiración de cualquier cantante de medio pelo, volvió a un merecido semiolvido hasta que un grupo jevilongo, Lordi, llegó y arrasó todavía no sabemos muy bien cómo (no es que no me gustara su canción, es que no entiendo cómo le pudo gustar a esos jurados de señores carcas) dando luz verde a los abortos musicales de todo tipo y a la toma a cachondeo del festival de marras (haría bastante por la paz mundial que las Olimpiadas y Mundiales de Fútbol se tomaran con la misma actitud).

España, lógicamente, se subió tarde al tren del pitorreo (no, las Ketchup son un error administrativo, no una muestra de nuestro gracejo natural) y los que se pensaron que el Chikilicuatre de los cojones iba a arrasar se llevaron exactamente lo que merecían: un puesto mediocre-bajo (ni siquiera un digno CERO PUNTOS). Es lo que tiene pensar que un Elvis con bigote y guitarra de juguete sea gracioso. No me vengáis con majaderías de contubernios anti-españoles porque hace tiempo que al norte de los Pirineos no se cuenta con nosotros ni como terreno urbanizable.

Soraya, la señorita que hoy nos ocupa, tuvo la difícil tarea de reflotar una representación española que ya estaba muy hundida hacía tiempo y, lógicamente, ni fu ni fa (es decir, aparte del “pollella” ese que se dice, nadie sabe qué coño canta). Eso sí, como la moza estaba de buen ver y no hay Dios que se baje sus canciones del Emule, la chica optó por el castizo método de ganar popularidad de despelotarse. Lástima que no recurriera al Interviú, la revista de las tetas famosas por antonomasia en lugar de a una Cosmopolitan de segunda división donde, seamos serios, no enseña gran cosa. Muy en su línea, por otra parte.


(esta es mi foto favorita: no sé qué tienen las tías en cueros rebozadas que me ponen verraco)

En fin, desde aquí reivindicamos a esta señorita. Tranquila, tía, salir aquí también es una buena promoción.
Animamos a más triunfitas tiradas a que enseñen teta (más que Soraya, quiero decir, eso de taparse los pezones no es elegante: es mojigato).
A Rosa no, que luego engordará otra vez.

Anuncios

7 comentarios to “EUROVISION VAMP”

  1. Trikikov Says:

    Punto 1º: El jodido Chiquilikwatre ese quedó mejor que todos los anteriores en muchos años. Alguien que tenga más tiempo libre que yo que lo verifique.
    Punto 2º: Ganar en Eurovisión es facil. Es cuestión de atacar a todos nuestros vecinos en nombre de la Gran Serbia…. digoooo España, bombardearlos sin piedad, limpiezas étnicas y demás, y en apenas 5 o 2 años, recibiremos toneladas de “Espein: tuelf poins – Lespañ: dus puan”

  2. chesus Says:

    Para tu automasturbacion mental, soraya esta de jurado en generacion de estrellas, concurso de las autonomicas (como odio esta denominacion) que en aragon tv echan los lunes por la noche despues de las jotas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: