ULTIMATE ESTOPA

“El universo no es más misterioso de lo que imaginamos sino más misterioso de lo que podamos imaginar”

La humanidad hace cosas de muchos tipos y para todos los gustos. La opinión colectiva califica a unas y otras en función de lo que gusten o no y como hay humanidad de sobras es fácil que incluso las chorradas más inmensas o los horrores más indescriptibles tengan algún fan. Ocasionalmente, algún iluminado piensa que es una gran idea hibridar dos cosas aparentemente excluyentes y así unir a dos enormes masas de aficionados para crear una ENORME masa de aficionados. En general, esta tendencia suele resultar en esperpénticos despropósitos como el que nos ocupa hoy: ULTIMATE ESTOPA.

Sí, amigos. Aprovechando el décimo aniversario de los rumberos Estopa y que estos muchachotes son grandes aficionados a los tebeos Marvel, no me preguntéis quién tuvo la genial idea de hacerlos protagonizar su propio cómic de superhéroes.
Personalmente, Estopa no es santo de mi devoción pero sí conozco mucha gente que los adora (y en tiempos estuve a punto de meterme un piñazo con un Seat Panda por la raja de una falda, no os vayáis a creer) y, la verdad, más vale rumba taladrante y canalla que diva latina sabrosona.

ULTIMATE ESTOPA puede encuadrarse en el mismo género que las películas protagonizadas por grupos (KISS, los Beatles, los Hombres G…), las que se inspiran en videojuegos (Street Figther, Mortal Kombat, Super Mario Bross) y el merchandising en general: mierda para sacarte los cuartos.

El cómic te deja un leve sabor agridulce bastante soso. Si bien el dibujo no es malo (seamos sinceros: las caricaturas se parecen) y el guión no es especialmente peregrino (os recomiendo “El Incal” o cualquier dimensión alternativa de DC para ver lo que es sintetizar LSD con un bolígrafo), la cosa se queda en un quiero y no puedo. Entiendo que el argumento tiene que estar al alcance de “toda la familia” pero dudo mucho que esto provoque afición a los superhéroes y mucho menos que atraiga a los frikis más o menos irredentos.

Supuestamente, los Estopa Bross son elegidos por no sé qué ser interdimensional que les entrega unas guitarras mágicas llamadas “Hex” y “Thopax” y les dice que se busquen su destino. Los dos lolailos interpretan esto de la manera más lógica, montan el grupo y triunfan. Pero resulta que su destino no es ese (a pesar de que hay canciones cada dos por tres) sino impedir una invasión de unos alienígenas chungos que, gracias a una manipulación genética, pretenden controlar a la raza humana. Lógicamente, sólo las “Hex-Thopax” pueden detenerlos y el climax final se alcanza en un “concierto que se retransmite a todo el mundo” de los alegres rumberos. Y a tomar por culo la invasión (ojo, que creo que sacarán segunda parte).

Si el cómic hubiese sido un poco más grotesco, el resultado final habría sido mejor porque no es que sea malo, es que es SOSO hasta para criticarlo (yo pensaba que me saldría un post más sangrante y ya veis). El detalle más simpático es que los protagonistas son bastante catetos y sueltan abundantes tacos y expresiones (“¡La hostia!”, “Que tocamos que te cagas“, “Estela Plateada es un rallao“) cuando se enfrentan a las situaciones, lo que le da cierto realismo. Y poco más…

Anuncios

2 comentarios to “ULTIMATE ESTOPA”

  1. No se como accedes a leerte cierto tipo de cosas…. en fin, supongo que para hacer la guerra hay que conocer al enemigo.

    Saludos, por cierto. ¿Orcos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: