CHURROS Y “CHALCHICHAS”

Ya perdonaréis el título (¿alguien puede decirlo en voz alta delante de alguien sin reírse?) pero ha sido dar una vuelta por Zaragoza y encontrarme con nuevas aberraciones arquitectónicas. Además, creo que la “ch” es una de las letras más graciosas que hay. Combinada con “pes” y “erres” las risas están casi aseguradas.

A lo que iba de las aberraciones:

¡La Salchichería de los Hermanos Colas!

Hay gente que nace con el destino marcado. Y estos hermanos, después de sufrir un más que probable chorreo en el colegio, decidieron abrir un negocio en el que cogerían el toro por los cuernos. Fue el Jevy el que nos descubrió este alucinante puesto de bocatas en las fiestas de nuestro barrio. Tanta verbena hasta las dos de la mañana tenía que tener algo bueno.

¡La Churrería de los Chicos Malos!

Cuesta creer que un sitio tan inocente (es decir, a efectos no sanitarios ni policiales) como una churrería pueda atraer a los elementos más chungos de nuestra sociedad. Y ahí está, debajo de una pila de grafitis de dudoso gusto (destacable uno que hay al lado en el que sale una tía diciendo “Pegarme es div (trozo de yeso desconchado)”) un local para que se reunan las bandas a planificar sus maldades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: