TONTEANDO CON LA DRONGA (I de II)

Estaba preparando unos power points sobre agricultura y me dio por buscar “planta” en el google. Ante mí se abrió un sinfín de webs sobre el cultivo de la marihuana, los hongos alucinógenos y las plantas exóticas. Me trajo recuerdos de cuando hace muchos años Palomino y los Mototerres (los nombres de este artículo están cambiados para proteger intimidades) compraron el número 1 (casi nada, ahora debe ser un objeto de coleccionista) de la revista “Cáñamo“, una publicación de porreros irredentos que todavía perdura sin que nadie esté muy seguro de por qué: lejos de dar recetas para agarrar melopeas de primera división, sólo publica artículos sobre historia de la marihuana (?), cultivadores famosos (??) y lo injusto que es que sea ilegal ir puestísimo a todas partes (???). Quizás esto haya cambiado con los años (los muchachos no volvieron a comprarla) pero seguramente la revista siga siendo infumable (lol).

Quién más quien menos, todo el mundo (excepto un servidor y mis lectores que somos gente sana) ha tenido una maceta de marihuana que las más veces ha acabado como el rosario de la aurora: desde el gato del vecino que se la come (¿será cabrón?) hasta el pirao capaz de descolgarse dos pisos a riesgo de su vida para mangar un hierbajo (si tienes un síndrome de abstinencia tan atroz como para intentarlo, seguramente tampoco andes muy fino de coordinación motora). Eso sin mencionar cuando la pobre planta muere por falta o exceso de cuidados.
Yo cuidaba los geranios (GERANIOS, no es una metáfora) de la galería cuando era crío: los regaba cada día y pare usted de contar. Aún así, bastaban esas botellas de agua en las maceteras para que tuvieramos una terraza como la selva del Amazonas. Estas cualificaciones serían inútiles frente a lo que pide una planta de marihuana estándar: luz continua, ventilación, temperatura, abono de crecimiento, de floración, drenajes… Al menos, eso dicen en las webs: entiendo que sean variedades delicadas pero aún me parece más lógico que un fumeta crónico va a ser incapaz de suministrarle todos esos mimos sin cagarla.
Se diría que es más barato comprar la droga a tu camello habitual.

Anuncios

13 comentarios to “TONTEANDO CON LA DRONGA (I de II)”

  1. Gran post, te iba a comentar algo mas, pero se me ha olvidado….

  2. “hasta el pirao capaz de descolgarse dos pisos a riesgo de su vida para mangar un hierbajo” (LOL)

  3. Lo que me he reido.

  4. Mmmm… comentarios de risa tonta… apropiados, muy apropiados.

  5. El post es buenisimo, me reido tela y como anecdota..

    pues aya por mis tiempos de facultad, le dije a mi compi de piso…
    – Tia ¿puedo usar ese pedazo de maceletero que hay para plantar algo?

    – Bueno, hay habia una planta de mariguana, que me dejo un colega que metieron en la carcel; la planta era enorme pero se murio antes de que pudiera fumarmela…La semana pasada el tio me llamo pa preguntarme como estaba la planta porque sale de la carcel ya mismo, asi que…tanto da darsela asi que con un rosal

    (Yo pense: nota mental “llevarme bien con esta tia, que tiene amigos en la carcel” y el macetero lo toca su puta madre)

  6. Argh. Tú has tenido unos compañeros de piso muy chungos. Aquella otra que revolvía en la basura también era inquietante. El mío de ahora es más modosito (es el rubiales de mis viñetas).

    Yo tengo un par de macetas con tierra vieja mezcladas con el contenido de mi compostera para que se descomponga todo y aumente el contenido de materia orgánica. La verdad es que hay pocas personas que aprecien este pasatiempo.

    • yo quiero hacer eso!! Pero creo que no tengo espacio para ello en mi terraza… ¬¬ Para lo de incrementar la materia orgánica en la tierra, quiero decir.

  7. Siempre trabajan unos pocos para la diversion del resto, no lo apreciaran seguro, je je…

  8. Normalmente nadie escribe en los post que considero geniales salvo yo, que te hago la pelota como una loca porque me encantan. Éste no me ha dicho absolutamente nada y todo el mundo se deshace en halagos. No entiendo nada.

    • Ya ves. Gustos, colores, vivencias distintas, diferentes estados químicos cuando se lee…

      Curiosamente, tus comentarios son los únicos que no pasan el filtro de spam. Misterios insondables de la naturaleza.

  9. Ah, y mecago en WordPress y la madre que lo parió.

  10. Giuseppe Says:

    Lo que me reí loco, justo estoy en lo mas alto de la internes y queria leer algo, de pedo encontre esto y al principio pense que eras pésimo pero te re portaste. Gracias x alegrarme un rato jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: