MIS PROBLEMAS CON LAS FARMACIAS

Las farmacias están mal consideradas en general: son objeto de atracadores de medio pelo, te miran mal, trapichean con sustancias químicas y forman parte del último eslabón de ese cipostio burocrático, gargantuesco e infame que es la Seguridad Social…

… vale, ahora que ya nos hemos reído todos con el chiste idiota, seguimos.

También pasas un montón de vergüenza en esos sitios. Además de medicamentos humillantes (crema antihemorroidal, supositorios, utensilios de lavativa… ya sabéis, “es para mi madre“), la compra de métodos anticonceptivos es un clásico de las situaciones bochornosas que ha generado un sinfín de chistes. Mi primera vez (que no suele coincidir con la “primera vez” de lo otro) me resultó ciertamente cargante porque no me atrevía a entrar en ninguna farmacia. Fui pasando una tras otra mientras mi mente repasaba todos y cada uno de los chistes sobre comprar condones que había oído. Cuando me decidí finalmente, el ritual fue tan aséptico que me quedé decepcionado. ¿Dónde estaba el farmacéutico graciosillo? ¿Y la farmacéutica objetora de conciencia que no vende esas cosas?


(Ésta es la parte de atrás de una bolsa de farmacia: el logo pertenece a la Asociación de Enfermos del Riñón de Aragón. Entiendo que les apeteciera poner una referencia geográfica local pero a lo mejor la Virgen del Pilar sería más propia para que la gente no se confundiera de órgano porque eso suena casi a zombi muerto de hambre. También podrían llamarse Alcer Riñón o algo así. Esta gente edita una revista que en cierta ocasión tuve el privilegio de leer e incluía una sección de poesía: “Soy lo que vuela/Matadme y seré lo muerto que vuela/Encadenadme y seré lo encadenado, muerto, que vuela”)

A estas alturas de la vida donde ya no se pasa tanta vergüenza para estas cosas (y aún menos desde que descubrí que se pueden comprar en el súper y pasarlos por la caja mezclados con los macarrones y el detergente), esta última especie, la de los farmacéuticos carcas, es especialmente divertida para hacerle rabiar. En cuanto notéis que tuerce el gesto ante vuestra petición no dudéis en preguntar por diferentes variedades, por los lubricantes y sus sabores e incluso por juguetes sexuales (ese anillito de Durex que tantos coños ha alegrado).
Que le fastidie oír hablar de esas cosas lo entiendo. Que es su trabajo y que tú le pagas por ello aún es más indiscutible. Ajo, agua y resina, oiga.


(Buen nombre para una farmacia: tu apellido. Lamentablemente, cuando uno es de familia de índole ceniza (yo mismo me incluyo) es mejor dedicarse a otra cosa)

En mi colegio mayor recuerdo haber oído historias de novatadas en las que dos novatos eran enviados de la mano a una farmacia regentada por un señor carca y objetor al que debían comprar condones de chocolate. Ignoro si la historia es verdad pero no me extrañaría en un mundo donde se hacen cosas como envolver a la gente en colchones y tirarla por la ventana (coño, luego que las prohíben porque se mata gente).

Concluiré con una anécdota de la farmacia Morte que he mencionado antes: fui a comprar condones y había 2×1 como en Telepizza. Yo tan contento con mis dos cajas cuando de repente resulta que por la compra de preservativos ¡te regalaban una cajita de tres! Me quedé un poco aturdido (haced cuentas: ¡27 condones por 9 euros! y la farmacéutica me preguntó que si quería algo más. Le dije que antihemorroidal y hasta que la tipa no me dio conversación al respecto (que si la homeopática esto, que si a mí me va bien lo otro…) no caí en la cuenta de que a lo mejor se estaba haciendo una idea equivocada sobre lo que pretendía hacer con aquel despiporre de látex y cremitas anales. Como para intentar discutir.
Eso sí, el pack de tres condones de regalo “Placeres Tropicales” no tiene desperdicio:

Empezaremos por el de la derecha: “Fruta Intensa“. No es especialmente original (bueno, es “intenso“, debe repetir luego, no como esos otros que no saben a nada) pero siempre me han hecho gracia esos preservativos con olor a gominola. No es que faciliten que la pareja de turno se los meta en la boca: es que dan ganas de comérselo uno mismo por ver a qué sabe.
Adicción al Chocolate” también tiene su punto raro porque suena a porro, a película porno jamaicana o algo así. De estos sí puedo deciros con conocimiento de causa que cuando están usados y revenidos (o sea, en la papelera) huelen como una vaca muerta. O a chocolate con leche pasado. Los utilizamos durante el rodaje de uno de los episodios cortos de “A verlas venir” como atrezzo.
Indudablemente, la estrella indiscutible de este trío del amor es ese “Éxtasis de Pipermint” que debe despejar la nariz cosa mala y dejar un aroma agradable en el cuarto (tan distinto de esa mezcla de fragancias: sudores, secreciones, ropa interior… que forman lo que comúnmente se llama “olor a follar“).

Seguramente cada cual tendrá una historia descacharrante de cuando “un amigo suyo” fue a comprar condones…

Anuncios

8 comentarios to “MIS PROBLEMAS CON LAS FARMACIAS”

  1. Welcome Back!!

    Llegada triunfal con historias de condones bieeeeeen hostia bieeeen!!!

    • También yo me alegro de estar de vuelta. Esta historia de condones servirá como preludio a otra que me ocurrió en el viaje.

      Tranquilo que tengo en mente tu historia de orcos.

  2. yo una vez fui con un amigo a por gomas, y el tio le pidio a la farmaceutica algo para “levantar a una gata”, que segun le habian explicado, era la clave para qeu te dieran la famosa cachondina.
    nos mando a un veterinario; ya nos dio corte pillar condones, con lo que nos fuimos con una caja de ricola (que por cierto, estan de muerte)

  3. Pues no se de que me alegro más si que vuelvas tu o los orcos.

  4. En mi juventud, (franco aun debia estar caliente) entre en una farmacia que no es que no me quisiera vender, es que no tenia. seria principios de los 90 o a mitad, lo cual ya indica lo caduco que era el hombre.
    Condon usado y revenido junto a lo usamos para un rodaje, va a hacer que mucha gente vuelva a ver tu serie, supongo que esa sera la idea, o nos debes explicaciones de tu aumento de consumo de hemorroidales…
    Los condones de sabores etc siempre me han causado esa extraña sensacion de quien coño se va a kerer meter un trozo de goma con sabor. Si la chupa preferira que sea sin envoltorio, si no no querra de ninguna de las maneras… (-JE JE JE JE, TENGO UN PLATANO SABOR A FRESA, JE JE JE JE.
    -Pues que venga un mono y te lo arranque
    _JE JE, PREFIERES CHOCOLATE?
    -Que el mismo mono te pete el orto y luego se la comes tu
    -JE, EJ EJ VALE, YA ME LA CASCO SOLO…. DESPUES LA MANO SABE A …)
    Lo siento, se me han representado muchos individuos en la cabeza y me tenia que quitar alguno….

    • La antihemorroidal era pura precaución antes de ir a un país que vete tú a saber si la encontrarías en caso de necesidad. Mejor tener y no necesitar…

      No la liemos: se usó un condón de chocolate para la serie y posteriormente SE USÓ OTRO para lo que hacía falta.

      Los condones de sabores no son especialmente útiles para su uso primigenio pero siempre resultan escandalosos un poco como la ropa interior de colores chillones (que a priori no se ve y no afecta demasiado hasta que te quitas los pantalones).

      • ja ja, si ya me veo el condon fosforito… tiene que dejar impresion…
        Yo no la lio, tu lo has puesto en l mismo parrafo sin poner un TAMBIEN…. je je je
        Mas que nada son escandalosos. Pa enseñar y poco más, como el primer condon de la cartera, que o hacias el gilipollas con los colegas o al final caduca…
        (-Iba a comprarme un renault5 y al final me he pillado este ferrari testarrosa nena… Vienes???
        Pse, si no tienes ni pasta pa gasolina, me voy con este que follaremos en su vespino, que estamos en verano y su asiento de sky me depila el coño…)
        Otros individuos en mi cabeza, je je

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: