CUANDO LAS MUSAS FALLAN

“La imaginación tiene unos límites muy concretos: imaginemos que no los tiene”
(El Negro Que Se Tira Del Avión Uh, Uh, Uh)

Como voceras inagotable que soy, entiendo bastante sobre las musas de la inspiración y la falta de sus favores. Sé lo que me digo:
este blog lleva seis o siete años dando la brasa un par de veces a la semana y a veces es muy jodido encontrar algo con lo que llenar unas cuantas líneas. El miedo a la página en blanco es un clásico, cuánto más cuando nos asalta cuando nos esforzamos en ser creativos. Si yo me pongo delante de un folio (o un documento word, que no se diga que no me adapto a las nuevas tecnologías) difícilmente me salga algo ni medio decente: estas cosas salen cuando menos te las esperas.

Esto se ve mucho en la blogosfera: pocos blogs aguantan mucho más allá del tirón inicial. Al principio pones cuatrocientas cosas. Luego te dosificas un poco. A veces llega la fase de llenar posts con Youtubes, enlaces y dibujos graciosos de internet. Y luego la dejadez y el olvido.
Más complicado aún es cuando tienes que tratar sobre un tema especializado: los foros temáticos acostumbran a ampliar sus horizontes en el momento en que ven que los temas tratados no dan para más. Los blogs sobre grupos de música concretos se ahogan solos con la enésima gira exactamente igual que las cuarenta anteriores. Por muy complejo que sea el argumento y los personajes de un cómic, llega un momento en que a nadie le hacen gracia los “What if” (historias alternativas), los parecidos razonables y las bizarradas con sus personajes favoritos.
Si pasamos al papel impreso, tenemos no pocos ejemplos de revistas especializadas que alcanzan ese punto donde hace falta un auténtico cataclismo para que puedan renovar sus temarios. Veamos algunos ejemplos.

Información Veterinaria: alguien podrá pensar que la veterinaria es amplia y extensa y no le faltará razón pero también es finita y eso es algo que se debe tener en cuenta. Llega un momento que ya no hay más enfermedades que comentar (ocasionalmente surge la típica pandemia en plan gripe aviar o vacas locas que arregla un par de números y se estira a base de notas de prensa) ni formas de arreglar un perro que no se hayan visto ya. La ciencia, aunque adelanta que es una barbaridad, camina lenta pero segura y las revoluciones científicas suelen dosificarse bastante en el tiempo.
Información Veterinaria es una de las dos revistas que me manda el colegio de veterinarios. Suelo leerme los números de dos en dos y hasta de tres en tres de lo que llegan a acumulárseme sobre el escritorio. Y no es para menos porque es un coñazo: prólogo del Badiola soltando sentencias, dossier de tres páginas sobre las andanzas de los veterinarios en el congreso (con leerte el titular “Ley para arriba, ley para abajo” cumples de sobra), entrevistas a minmundis, un articulito de cirugía (agradecida porque las chapuzas y los rotos posibles son casi infinitos) y cada vez más capulladas. El artículo sobre Basilea de ahí arriba es de esta revista (¿qué clase de persona busca información sobre Basilea en ese panfleto?) ya es para encender la chimenea pero el que me encontré el otro mes es para nota:

Francisco de Zurbarán era un señor que pintaba, como tantos otros, por las Españas del siglo XVII. Y no es que fuera malo (no lo era) pero ya me diréis qué coño pintan los bodegones de este julai en una revista veterinaria. Tiene delito que un veterinario hiciera un estudio zootécnico sobre los corderos de los bodegones de Zurbarán (¡hasta escribió un libro!) pero el hecho de que todos los corderos sean prácticamente idénticos (aquí tenéis dos de los cuatro del artículo y todos miran para el mismo lado, tienen la misma postura y son para sudar encontrando dos o tres diferencias entre todos) es de apaga y vámonos. Es para mear y no echar gota. Es para cagarse, cojones.
Yo lo haría mejor: metería una página de pasatiempos. Y si no, dos. O encuestas. U horóscopos. O anuncios de relax. O cualquier cosa menos eso, cojones, que no hace más que apoyar la teoría de que todos los veterinarios somos unos vagos y unos maleantes.


(he aquí otra manera de garantizar un poco de interés en tu publicación a poco que dejes votar a tus lectores. Garantizado por http://www.warbriel.info)

También recibo la revista del Colegio de Veterinarios de Huesca pero esta es tan humilde y pequeña que casi no tiene nada que leer aparte de modificaciones del BOA, alguna esquela y poco más. Intentaron darle vidilla poniendo una sección de anecdotario, cosa que me pareció estupenda. Mi historia de los dos ganaderos mancos a la misma hora en el mismo lugar fue la primera en publicarse pero pronto quedó claro que “anécdota” significa “mochales” porque desde entonces no he leído más que gilipolleces sobre qué majos eran los de este pueblo, pastores muy sabios y manguallanadas que ni Esopo querría para sus fábulas.

La Aventura de la Historia: la historia universal saca un fascículo pequeñito cada día que pasa. En todas partes pasa algo, en algún sitio se está cociendo algo y alguna se prepara de la que no se ha enterado nadie. Y el mundo es muy grande. Y mira que han pasado cosas desde que existimos. Y aún antes.


(echad un ojo a la portada: ¿es España una nación? Así cualquiera llena páginas…)

Sin embargo, pese a tan dilatado panorama, si tienes que llenar un tocho de 80 páginas cada mes sobre el limitado periodo cósmico en el que unos jodidos simios bajaron de los árboles y empezaron a coserse a pedradas entre ellos, la cosa cambia bastante. Hay un número limitado (aunque amplio) de cosas que contar sobre la II Guerra Mundial (tema estrella) y llega un momento que huele que se le dediquen dossiers a Filomeno de Babiera, un cuñado de Alfonso XII que tenía piedras en el riñón.

¿Qué hacer entonces? Si el pasado se agota y del presente se ocupan los periódicos ¿de qué hablar? ¿Del futuro? ¿Pero y si luego no se cumple? Además, ¿es historia realmente el futuro?
Semejante galimatías filosófico iluminó (quién lo diría) a alguna mente preclara (o muy febril) de la redacción y decidieron que escribirían sobre la historia que podría haber sido. Sí, sí, habéis leído bien: lo que pudo pasar y no pasó. Tan sorprendente ejercicio de especulación nos permite “suponer” lo que podría haber pasado “si…” (apuntad aquí vuestro despropósito favorito: si los Reyes Católicos se hubieran divorciado, si los judíos hubieran fundado el partido nazi…). Creo que hay un par de episodios de Futurama donde inventan una máquina que hace exactamente eso…


(“¿Los Cuatro Fantásticos en el Antiguo Egipto? Deprisa, llama al editor y dile que ya sé cómo llenar el número del mes que viene“)

¡DESPERTAD!: no es que pensara que os estoy aburriendo, es que es el título de la desopilante revista de los Testigos de Jehová que me encontré en la Facultad de Educación de Zaragoza (uno se explica que si tienen esas cosas a lo mejor es que ese máster infame que hago es una prueba de Dios o algo así).

Los Testigos de Jehová son una, digamos, variante de los cristianos que se comportan un poco como ese amigo listillo y sueltaesencias que todos tenemos que siempre asegura que tal o cual grupo era mucho mejor cuando él lo descubrió y que ahora se ha vendido. Bien, pues los Testigos son ese amiguete pero con el cristianismo. Opinan que todo lo que ha venido después no ha hecho más que ensuciar la buena y auténtica doctrina católica y, en consecuencia, deploran las navidades, la semana santa y tantas otras fiestas que a la mayoría nos resultan sagradas porque no hay que ir a currar. Quizás les mencione en mi futuro post sobre religión “Un sólo dios no puede ser suficiente” de próxima aparición.

Estos señores tienen por costumbre dar el coñazo de puerta en puerta y despotricar de todo como auténticas verduleras. Su publicación podría resentirse de ello pero hay que tener en cuenta que si tienes (o crees tener) a alguien omnipotente, omnipresente y omnisciente a tu lado, la monotonía puede ser un problema (a Superman le pasaba) o currártelo un poco y lograr que no (en el caso de Superman, los guionistas le rescataron allá por los años ochenta). Los Testis han aplicado el “teorema de las hormigas” (basado en el famoso chiste) a su panfleto y así pueden hablar de lo que les salga de las narices con la sencilla condición de meter a Jehová por medio. He aquí un ejemplo:

Este artículo podría salir en la MUY Interesante (lo bueno de esta es que tiene un nombre tan sui generis que puede hablar de casi todo, como este blog, aunque, como veréis, a veces se les ve el plumero) y habla sobre la hidrodinamia de los salmónidos (¿y esto no se les ocurrió a los de Información Veterinaria antes de la guía de viajes?). Como hay que cumplir con la cuota de religiosidad pertinente, al final mencionan que probablemente es cosa del diseño inteligente de Jehová y santas pasc… perdón, angelitos al ciel… eh, van que se matan.

Por una vez, la religión ha solucionado algo que la ciencia no podía arreglar.

No podía dejar de mencionar este número de la MUY. Pese a la portada, el articulito se dedica a desbarrar durante seis páginas sobre la IMPOSIBILIDAD de que existan muertos vivientes lo que no es exactamente lo que dice la portada. O sea, no me jodas que los zombis no pueden ser… ¿hace falta que te lo digan en la MUY? ¿Tus padres no te daban una torta de vez en cuando o qué?

Y me dejo muchas publicaciones: White Dwarf (sobre juegos de mesa de Games Workshop), Cáñamo (¿cuánto se puede hablar sobre fumar porros y legalizarlos?), Fitness (siempre he tenido curiosidad por ojearla), Más Allá (estoy de templarios hasta la minga), etcétera.

Como seguro que alguien se habrá tragado el post entero gruñendo porque no lo digo, las claves de la inspiración son estas:

-Ocupad vuestro tiempo al máximo. Cuanto menos tiempo libre tengáis, más cosas se os ocurrirán con que llenarlo.
-Sufrimiento: estrés lo llaman ahora. Nadie feliz escribe una sola línea. Si no podéis torturaros porque sois gente feliz… renunciad a crear cosas, copón. Que para cuatro días que vivimos…

Anuncios

3 comentarios to “CUANDO LAS MUSAS FALLAN”

  1. Xetegol Says:

    Acertado de principio a fin Don Gabriel. Acertadísimo. Espero que este blog le queden muchos años de guerra que dar.

  2. No es por ser pelota (¿que gano yo con ello?) pero me ha gustado mucho el post.
    Las ultimas lineas una verdad como un templo, cuanto mas sufres mas ganas parece que tienes de ir contandolo, aunque sea por desfogarte.
    La verdad sea dicha, esperaba un post sobre los reyes magos, pero otra vez me has sorprendido gratamente al ir contracorriente xD

  3. No faltaba más, seguiremos en la brecha.

    Dándole vueltas a la inocentada del día 28 y viendo el panorama en las revistas mencionadas pensé que la propia falta de ideas era una gran idea para un post. A lo tonto me puse a escribir y me salió un post como un trolebús (es tan fácil desbarrar sobre problemas ajenos…) y me resistía a cortarlo en dos (opción muy poco agradecida aquí) así que…

    Que los reyes os hayan traído muchas cosas que os gusten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: