LLEGÓ LA PRIMAVERA

El año 2011 empezó con muchos follones: exámenes de febrero, dos cursos que impartir en lugares alejados y una mudanza como el sombrero de un picador. Enero y febrero fueron bastante moviditos porque las obras del piso nuevo se prolongaron más de lo debido y tuve que refugiarme en casa de Chabito. Que conste que he tenido que reescribir varias veces este post para no empezar a despotricar como un tontolaba.
Parecía que marzo iba a seguir por los mismos derroteros pero los exámenes y los cursos acabaron.
Y el piso nuevo está bastante bien. Sigo con el mismo compañero (con la sutil diferencia de que ahora él es el casero) y ahora tengo un cuarto más grande. Y una terraza como un campo de fútbol.

He decidido que es un buen momento para retomar mi afición por la jardinería experimental y volver a tener tierra más allás de las uñas de los pies. Durante mis años de universidad y posteriores he frecuentado pisos en los que tenía poco espacio para plantas y menos tiempo para dedicarles (si he compartido ecosistema, en cambio, con un gato cabronías que se me zampaba TODO lo que cultivaba). Ahora que tengo por lo menos uno de los dos factores puedo al menos dejar unas macetas con tierra en el exterior y esperar que crezca algo.

Después de un par de vueltas por los supermercados y el armario de la despensa, he conseguido semillas de zanahoria y remolacha así como unas patatas y una cebolla con más ramas de lo razonable para meterlas en la olla. Y los he convertido a todos en mi futuro huerto.

Por supuesto, hay espacio para una compostera en la que han caído los contenidos de macetas viejas, restos de fruta y verdura bastante troceados y un puñado de lombrices, a ver si de una maldita vez logro que medren en esa porquería.

De momento, han empezado a brotar cositas verdes.

Y también pienso agenciarme un puñado de kefir, que hace tiempo que necesito una mascota que no dé mucho curro pero que sí sea productiva.

Anuncios

13 comentarios to “LLEGÓ LA PRIMAVERA”

  1. Me alegro de que puedas volver a tus experimentos biologicos, ten cuidado con los tomates pues vi una peli en que se volvian algo peligrosos… tu sabes…
    El kefir que dices es este: http://es.wikipedia.org/wiki/K%C3%A9fir , si es asi me gustaria probarlo cuando consigas algo no toxico para nuestra raza de mutantes.

  2. Te iba justamente a decir que por favor compartieras conmigo un poquitín de kefir cuando se multiplicara y/o me dijeras dónde lo habías conseguido. Llevo bastante tiempo con la ilusión de multiplicar esos bichines 🙂

    Y eso de zamparse las plantas… es la única manía que detesto de los gatos (aparte de la de cagar XD). Yo tampoco puedo tener plantas en el piso: las matan en menos de una semana… es impresionante!!

    • Pues este kefir es descendiente del que hace años (aún iba a la carrera) tenía en el piso. Ahora lo tengo en mi cocina metabolizando lactosa a tutiplén. En cuanto se convierta en masa monstruosa, te paso un trozo.

  3. Me gusta tu aficion por la jardineria 🙂 , lástima que sólo te crezca lo que no me gusta.

    Ya me darás a probar el kefir.

  4. Joan El MIsericordioso Says:

    Además, el kefir parece un rumen. Podría usarse como efectos especiales en una peli de zombies con vacas.

    • Hay maneras más sencillas. Creo que los rúmenes de vacas genuinos serían más baratos (y eso que el kefir no se vende por no sé qué leyes jipimagnéticas que no vienen al caso: muerte a los abrazapinos).

  5. Me dices hace diez años que tu gran hobby es la agricultura y no me lo creo. Ahora sí, que llevas hablando de tu compostera oscense como si fuera tu hija bastante tiempo ya, pero aun así no deja de sorprenderme. Si a las plantas no las puedes sobar ni nada (tampoco se cagan en tu cama, todo hay que decirlo… y a tu gato te lo puedes comer, pero no está bien visto).

  6. beatriz Says:

    Suerte con la agricultura minimalista, aqui plantes lo que plantes te sale una palmera de la nada…ni idea de como ni porque, pero si fueran un bicho diria que no tienen escrupulos en motarselo con to lo que venga por delante.

    • No te preocupes, tienen tierra, agua, aire y sol. Si como plantas no son capaces de cumplir con su puta función, tienen una compostera delante como recordatorio permanente de lo que les ocurre a los que abusan de mi hospitalidad.

      Oh, ya que mencionas lo de las palmeras folladoras, dentro de poco tocará un megartículo cultural sobre ese tipo de cosas.

  7. 😀 Gracias por anticipado!! Avísame, porfi 🙂 Yo voy a donde haga falta para recogerlo 😀 Qué ilusión!! Me encanta el kéfir!! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: