EL ÚLTIMO DE MAMÁ LADILLA

En la vida de cada uno hay momentos de inflexión: puede ser un nuevo amigo que hiciste, un viaje, un ligue, un disgusto… a partir del cual nada volvió a ser lo mismo o tu vida cambió de rumbo.

Yo he tenido varios. Uno de ellos fue cuando me grabé mi primer disco de Mamá Ladilla: por aquella época internet empezaba a asomar tímidamente por mi vida (lo que significa unos cuantos años de retraso) y empezaba a aprovechar eso de descargar canciones. Con el expeditivo método de poner un nombre de grupo en el emule y bajarme canciones al tun-tun me llenaba CDs de cosas al azar que a veces resultaban estupendas y otras, pues no tanto. Este proceso, convenientemente refinado, me permitió hacer recopilatorios que años más tarde se convertirían en caóticos MP3 para el coche donde Joaquín Sabina se codeaba con la Polla Records o la Caballé se alternaba con música de videojuegos.

De Mamá Ladilla sabía poca cosa: me constaba que habían escrito una canción llamada “Chanquete ha muerto” y pare usted de contar. Esta canción la incluí en mi primer recopilatorio pero me picó la curiosidad. Y a raíz de esto, Mamá Ladilla entró en mi hall of fame particular de gustos musicales junto a Siniestro Total, Barón Rojo, El Dúo Dinámico y tantos otros a cual más inconexo.

No voy a entrar aquí a describir la historia del grupo porque no procede pero sí voy a comentar un par de canciones de su último disco que bien merecen un aplauso:

El Clip del Word: Mamá Ladilla siempre se ha caracterizado por hablar de temas considerablemente originales (“Sucedió en Beckelar“, “Soy un músico, soy una puta“, “Acoso sexual“) pero no creo que nadie haya escrito jamás acerca del assitente de textos del Microsoft Word. Este tema habla acerca de cómo el protagonista conoce a este molesto personajillo, traba amistad con él (“Necesitas un amigo porque eres asqueroso“) y cómo acaba trágicamente todo cuando la CPU se va a la basura.

Absolutamente Nada: al igual que “Naces, creces, te jodes y mueres” esta es una canción que habla de lo insustancial de la existencia. Y al igual que la otra canción, pone los pelos de punta a la par que causa carcajadas. El título de la canción habla de lo que ocurre cuando mueres, lo que te llevas al otro mundo, lo que te encuentras allí y lo que sucede en las casas encantadas. O sea…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: