UN CONSEJO PARA CAGARSE

Aquella historia de San Valentín de elevado componente fecal que tanta risa dio en su día tenía una precuela que me contaron el mismo día en un bar. Como era de naturaleza más suave, preferí reservarla para otra ocasión.

Es esta:

cuando estéis sentados en el wáter y no haya forma de echar un cagarro, levantad una pesa de cinco kilos (una garrafa de agua vale igual). El resultado es una mierda.

También sirve levantar las piernas.

Anuncios

5 comentarios to “UN CONSEJO PARA CAGARSE”

  1. jajajajajaja!!!!

  2. Seguro que la lavadora esta en marcha….

  3. No sé por qué, pero esto me recuerda aquella experiencia religiosa que tuvimos una vez juntos cuando debido a una lluvia torrencial un retrete comenzó a regurgitar cagarros…

  4. ¡¡Prolapso rectaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal!!

    Yo creo que este post entra en la categoría de “instruir deleitando” también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: