RESUMEN DEL VERANO

Es este: ha sido de lo más tranquilo.

Y no exagero, no: a primeros de verano (con el CAP reciente y el trabajo mordiéndome las nalgas) me hice mis análisis rutinarios y el médico se llevó las manos a la cabeza indicándome que me los repitiera en un mes y que si el resultado seguía igual, me abrían en canal (menudo plan de verano). Sin embargo, un mes después de haber estado tumbado a la bartola, mis analíticas eran tan sanas como las de un recién nacido (bastante juerguista) y el médico se llevó de nuevo las manos a la cabeza pero de sorpresa.

Por lo demás, no ha habido grandes performances veraniegas que merecieran un post. Un fin de semana aquí, otro fin de semana allí, un día de tocarme las narices, veladas de interminables timbas, vicio… agradable todo ello pero difícilmente interesante para mi público habitual. He leído bastante (y no sólo tebeos como la recientemente mencionada “Conjura de los necios“) y debo admitir que me he hartado de superhéroes. Aunque no del todo ya que este baile que adorna el post lo he sacado de “Zot!” de Scott McClaud, un gran tebeo de adolescentes voladores, amores interdimensionales y monos parlantes que bien merece una ovación.

Sí ha sido notable, no obstante, el imparable giro de la rueda de la vida más allá de mi azotea (las hormigas rojas acaban de declarar una nueva Unión Soviética Carnívora ahí arriba que impide que ni pájaro ni demonio hurgue por mis macetas) ha puesto a prueba mi, cuaquiera diría que, inagotable paciencia. No pocas conocidas mías han declarado su estado de gravidez (que, como su propio nombre indica, es lo grave que te puede pasar si haces cosas sin pantalones ni precauciones), otras han echado criaturas indiscriminadamente (por lugares que la decencia me impide nombrar) y, en general, se han empezado a ver niños donde antes habia litronas.

Normalmente, en estos casos suelo tener graves ataques de histeria. No obstante, el verano también se ha caracterizado por un más que considerable número de entierros y por fin he logrado entender que las preñeces obedecen a algo más que a aumentar los índices productivos de una granja. Es desagradable pero es inevitable que las viejas generaciones den paso a las nuevas. Es eso tan macabro, imparable y, a la vez, hermoso que llamamos el ciclo de la vida que empezó cuando la primera célula viviente se zampó a su vecina y se dividió en dos mitades. Bien, pues lo mismo pero adaptado a nuestra sociedad de locos que se creen los amos del universo pero que se santiguan como tontos cuando oyen los cascos de los Jinetes del Apocalipsis.

Es duro que la gente que quieres se muera. Incluso cuando revienta alguien que no te cae bien se te quitan las ganas de reírte al ver que incluso las alimañas más abyectas tienen familia y seres queridos que les lloran. Pero es lo que hay: el ciclo del carbono no puede detenerse y hay que volver al polvo para que las bacterias hagan su trabajo y nos descompongan y nos mineralicen para poder ir a la mesa de esas plantitas muertas de hambre que no van a hacer la fotosíntesis con las tripas vacías. Al fin y al cabo, no somos más que una pelusilla orgánica adherida a la superficie de una bola de barro que da vueltas en torno a una miserable estrella de tres al cuarto perdida en la inmensidad de un universo tan grande que no podemos abarcarlo ni con el pensamiento.

Los viejos tiempos son estos. No hay nada que añorar.

Anuncios

4 comentarios to “RESUMEN DEL VERANO”

  1. De pequeña no entendía esa obsesión de los villanos por alcanzar la inmortalidad aunque hubiera que degollar niños y violar abuelos.

    Pero ahora sí lo entiendo sí.

    Ojalá le dieran por culo al ciclo y nos quedáramos como estamos, copón.

  2. Grandioso post, hasta de la rutina sacas algo interesante. Puede que sea tu post mas profundo y me encanta. Seguimos adelante aunque tb seguimos con los litros, menos es cierto.
    Una cosa, no pasa nada por que nombres cesarea, no es tan mal nombre…. ;D
    Podras dejar tu huella, pero pa simiente no te vas a quedar. Eso si, tu impronta ya esta segura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: