UNA OFERTA QUE NO PUDE RECHAZAR

El otro día me preguntaron (palabras textuales):

-¿Conoces a algún veterinario en paro desesperado? Tengo un trabajo que…

Me faltó tiempo para levantar la mano y enterarme de las condiciones que eran las siguientes:

-Trabajo en una perrera. Trabajo sucio, sin duda (o sea, ejecutar perros y limpiar cacas), pero alguien tiene que hacerlo.
-En Montañana (a 20 km de Zaragoza, o sea, coche para arriba y para abajo).
-Media jornada. Esto, que se podría traducir por trabajar la mitad cada día, en realidad era trabajar tres días completos a la semana: miércoles, viernes y sábado. Me costó sacarle el lado positivo a esto pero pensé “Qué diablos, no me coincide con las clases particulares y lo que ahorraré si no puedo salir…“.
-Sueldo a juego. Unos pocos centenares de euros (nunca entenderé por qué la gente se quejaba del mileurismo, cúspide inalcanzable de la prosperidad) que resultaban ser netos y prorrateados.
-Periodo de prueba de tres meses prorrogables a seis. Supongo que si los perros no mueren con suficiente cadencia, te la cargas.

No me dieron el curro, lo que es un asco de vida. Bien mirado, si me lo hubieran dado casi habría sido peor…
Menudos posts habrían salido de allí…


(esta es la prueba de que necesito un curro en condiciones: si me toca irme al campo a vivir de la tierra ¡me muero de hambre!)

Pero no ha sido la única oferta de trabajo. Después de mandar muchos correos electrónicos a un montón de empresas de formación para impartir los sempiternos cursos (en estos tiempos en los que lo único que sobra son parados hay que sacarle partido a la materia prima) a ganaderos, recibí dos respuestas: una de ellas era un “NO” (casi duele porque la mayoría no se molesta ni en contestar) y la otra me preguntaba “¿Tienes el CAP, hijo?“.
¿Alguna vez habéis escrito un mail a puñetazos mientras os esguinzáis la mandíbula de tanto apretarla de pura risa? El e-mail de respuesta se podría resumir en “” a secas aunque os aseguro que el texto original era más largo, con más palabrotas y yo lo leía dando gritos.

Hoy me han llamado para decirme si podía dar un curso de ocho horas… en Tenerife… este sábado (por, mira tú qué cosas, un sueldo parecido a lo de la perrera). Lástima que dos islas más allá (en El Hierro) acabe de entrar un volcán en erupción pero unas toneladas de magma incandescente y 2000 kilometrejos de nada no van a detenerme…

Anuncios

2 comentarios to “UNA OFERTA QUE NO PUDE RECHAZAR”

  1. Mira que yo echo de menos las historias de orcos y caballeros del zodiaco, pero no se si alegrarme o preocuparme de que ultimamente las historias de tu vida sean mejor que las inventadas …

    • Ay, el siempre candente tema de los orcos. Es horrible encasillarse, diablos (más aún cuando ya estás encasillado de “graciosete”). En mi defensa debo decir que el ÚLTIMO (sí, sí, la conclusión de la serie para evitar alargar innecesariamente la saga) relato de orcos está en preparación, que seguro que sale más largo de la cuenta y que decepcionará, sin duda, a fans y detractores por igual. Y puede que deje el final abierto simplemente por jorobar…

      En cuanto a mi vida, ya ves. Tenerife, Burgos, Teruel (en noviembre)… cada vez me acerco más a casa y hace más frío (Burgos es, digamos, “refrescante como una piscina de respiroles”). Los dioses deben estar locos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: