DEMOCRACIA: MANUAL DE USO

Gobernadores de todo tipo,sin duda después de protagonizar un sinnúmero de canciones-protesta os habréis quedado con la copla de que todo el proceso democrático es un monstruo asqueroso, insaciable y difícil de manejar pero lamentablemente imprescindible para la correcta aplicación del poder omnímodo.

Aprovechando que se acercan estas fechas tan entrañables (a un servidor le toca hacer de mesa electoral así que bienvenidos los que voten en Huesca) puede que se te haya ocurrido que, no habiendo un duro para corromper, el proceso electoral transcurrirá de una manera extráñamente objetiva. Sin duda es un gran momento para el bricolaje gubernativo y podrás aprovechar para:

-¡PURGAR LAS FILAS DE TUS CIUDADANOS!: y es más fácil de lo – que parece. Dado que los revolucionarios subversivos del 15-M han contaminado las inocentes mentes del electorado, bastará con colocar en cada mesa un montón de papeletas de “Las Fuerzas del Mal“. Cualquier persona que vote a dicho partido (¿que los votos son anónimos? ¡No me hagáis reír!) podrá ser señalada como malvada y, a la sazón, detenida y neutralizada con toda la brutalidad que haga falta. Y no, lo de “Cthulhu for president” no tiene ni puta gracia.

¡DISPARAR A LA GENTE QUE VA A VOTAR!: es posible que tu mandato finalice con estas elecciones. ¿Y sabes de quién será la culpa? Exacto, de los votantes. Plántate con un par de armas de fuego en un colegio electoral y defiende a sangre y fuego tu derecho a servir al pueblo desde tu puesto de poder.

¡TARTAS DE QUESO!: Está bastante buena. Necesitarás una tarrina de queso de untar (Philadelphia), 3 huevos, 3 yogures naturales, 3 cucharadas soperas de harina y 10-12 cucharadas de azúcar. Enciende el horno a 200º para que se caliente rápido. En un bol mezcla todos los ingredientes y bátelos hasta que quede bien disuelto y sin ningún grumo. Unta el molde con mantequilla y vierte la mezcla. Ya puedes meterlo al horno y bajar la temperatura a 170º para su cocción. En 20 o 25 minutos estará lista: utiliza el truco del palillo, pincha en la tarta y si sale limpio, (es importante que esté bien hecha, o quedaría grumosa) apaga el horno y déjala dos minutos más. A continuación, déjala enfriar un poco fuera del horno, llevándola después al frigorífico. Puedes decorar la tarta de queso con mermelada de frambuesa o con la que más te guste, le dará un sabor particularmente bueno.

Anuncios

4 comentarios to “DEMOCRACIA: MANUAL DE USO”

  1. ¿Tartas de queso?

  2. Eso mismo iba decir yo

  3. Me fascina esa manía latinoamericana de tratar de usted a los seres inmundos que deseas exterminar. Yo creía que los súper-villanos eso del respeto no lo tenían muy bien pillado.

    Camisa y corbata más taparrabos. He-man es, desde luego, un modelo a seguir.

    De las opciones voto por la tarta de queso, sin duda. Te puedes comer a la gente que has matado, pero no creo que estén ni la mitad de ricos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: