ATAQUE TIRÁNIDO (VII)

El soldado Cesps de los Guerrilleros Carmesíes le hizo un gesto indicando que tenían aquella escaramuza bajo control. Cesps provenía de la Luna Carmesí al igual que Kabax y era un veterano de seis campañas. Tenía una sorprendente habilidad para una especie de guerra de guerrillas no letal en la que parecía buscar provocar el máximo estrés al enemigo con los menores recursos posibles. Se había ganado una condecoración durante el Alzamiento de San Ymault II al unir mediante rudimentarias tuberías una fosa séptica con el río principal que suministraba agua a la capital del planeta. Las enfermedades gastrointestinales habían afectado a la población rebelde de tal manera que cuando se rindieron las tropas liberadoras se negaron a entrar en su ciudad.

-Coloca la célula de energía-indicó uno de los artilleros colocando el cañón láser.

Kabax se volvió hacia él justo para ver cómo un termagante le saltaba a la cara. Maldijo la falta de actividad que había acabado afectando a sus reflejos durante un segundo para a continuación lamentar estar pensando idioteces en lugar de empuñar un arma y defenderse. Si el capitán Libanaid no hubiera estado alerta y hubiera acertado a la criatura en el aire, Kabax habría muerto muy posiblemente:

-¿En qué coño piensa, sargento?-rugió el Mellao volviendo su atención al pie de las murallas-¡Hay una batalla que librar!
-Eh…-Kabax decidió dejar de pensar y dedicarse a actuar. Se volvió a la dotación de los cañones láser que observaban atónitos los restos del hormagante sobre la pieza de artillería-¡Borrad del mapa a esos carnifexes!

Tras las dos moles de hueso y músculo avanzaban varios tiránidos de gran tamaño. Debían tener algún tipo de conexión sináptica porque las criaturas más pequeñas estaban reagrupándose a su alrededor. Cuando se acercaban a menos de diez metros, los tiránidos babeantes y confusos parecían congelarse un instante y luego se volvían hacia el fortín como uno solo.

-¡Fuego!-rugió el sargento Rocul a su sección haciendo retroceder a los monstruos que trepaban las murallas.
-¡Fuego!-rugió el capitán Libanaid a los bólters pesados.
-¡Fuego!-rugió el cabo Lepardié haciendo brotar el fuego de los lanzallamas por las troneras.
-¡Fuego!-rugió Cabax señalando al carnifex de la izquierda.

La primera andanada de los cañones láser impactó sobre el duro cuerpo del alienígena. El primer disparo levantó una nubecilla de humo y pareció no tener efecto. El segundo alcanzó al monstruo de refilón y arrancó varias esquirlas del duro caparazón del monstruo pero no pareció afectarle.

-Preparen otra descarga-ordenó Kabax descolgándose el rifle láser del hombro y apuntando contra la horda. A su lado, un guardia imperial fue alcanzado en la cara por un proyectil silbante y cayó hacia atrás dando alaridos que se cortaron abruptamente cuando se estrelló contra el suelo. Kabax tragó saliva-Fuego en cuanto estén listos.

Se concentró, apuntó y disparó: un genestealer se derrumbó con un disparo entre los ojos.
Pero era uno en medio de un mar de monstruos. Un poco más atrás, los carnifexes avanzaban de forma lenta pero imparable.
Y más allá, cada vez más cerca y haciendo temblar el suelo, la Dominatriz.
Fue un disparo con suerte.
La segunda andanada de los cañones láser acabó con uno de los carnifexes: uno de los disparos se perdió por encima de sus hombros pero el otro impactó en la cabeza del monstruo vaporizándosela. Si el otro no hubiera estado a menos de treinta metros de las murallas cogiendo velocidad los soldados habrían gritado de alegría.

-¡El otro, joder!-rugió Kabax mientras empleaba la culata para impedir que los termagantes saltaran el parapeto-¡Tumbad al otro!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: