LA SORDIDEZ INTRÍNSECA AL AMOR

Ahora que hemos entrado en la estación de las alergias, los cambios de hora para mal y los bichos toca-pelotas no estará de más instruir levemente al populacho.

Muy asociado con el aumento de las temperaturas está lo que los hombres masculinos conocemos como “rebrote de la teta“. Leed despacio un par de veces la parte en negrita, meditad sobre ello y una vez que entendáis bien la metáfora plantas/pechos podremos entrar en materia.

Es fácil: ¿os habéis fijado en los pendientes que lleva la pájara de la foto? Los de las orejas, digo. No, claro. Pues eso.

“Cada vez que me imagino a mi padre metiéndole mano a mi madre me entran ganas de darle de hostias”
(Anónimo)

Y, atentos, que vienen curvas, sabed que no os trajo la cigüeña a ninguno…

Por último, memorizad todo esto, os vendrá bien.

Anuncios

4 comentarios to “LA SORDIDEZ INTRÍNSECA AL AMOR”

  1. Leonis Says:

    ¡Qué grandes comentarios aquellos de tu libro “Cómo provocar estres”! Usar en la relación de pareja muchos pronombre y adverbios de tiempo. (¿era en ese libro, no?)

    • Y no permitir que tu pareja invite a más gente que tú a la boda. Y casarse todas las veces que puedas. Y mudarte de casa dos veces al año todos los años…

  2. Las viñetas me han encantado, pero la cita anónima vale su peso en oro…

  3. Gracias. Creo recordar que era de un porno-erudito que al ver porno gay decía que lo de que se dieran por culo, tira, pero que le daba mucho asco que se besaran en la boca…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: