CÓMO AHORRAR UNA PUTA MIERDA

En estos tiempos de crisis, no está de más no gastarse los dineros tontamente. Las gomas elásticas (es difícil nombrar estos humildes objetos sin caer en chistes sobre profilácticos) son una de esas cosas útiles y que nunca tienes a mano, un poco como los imperdibles, los clips, las chinchetas o el celo. Se pueden comprar en cajas pero nadie emplea tantas y es innecesario gastarse las perras (aunque sean pocas) en cosas que vas a desperdiciar.

Sin embargo, las podéis encontrar por la calle con mucha facilidad (en serio, mirad al suelo: a veces hay cosas). Almacenadlas sujetándolas en torno al bote de los lápices y ahí estarán esperándoos la próxima vez que las necesitéis.
También podéis encontrarlas fácilmente en las verduras del súper que compréis (es inadmisible robar estas mierdas: tened un poco de dignidad latrocínica, por favor).

Y guardad las monedas de cobre. Las monedas de cobre valen una miseria pero más de lo que indica su valor (1, 2 o 5 céntimos): nadie las quiere jamás (probad, probad a pagar deudas con esto), por tanto se rentabilizan más que las de gran valor.

De nada.

Anuncios

2 comentarios to “CÓMO AHORRAR UNA PUTA MIERDA”

  1. Un libro de autoayuda sobre “cómo hacerse rico en diez cómodos pasos” es lo que tendrías que escribir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: