GALERÍA DE TROFEOS: PREMIOS LITERARIOS

Con los años, me he presentado como a siete millones de concursos literarios y me he comido la mierda a puñados en todos. Es una cabronada perder el tiempo en hacer copias y más copias de tus historias (sobre todo cuando las piden largas) para que luego todo quede en un maldito silencio administrativo. Algunas de estas historias han acabado (o empezado) en este blog, pero absolutamente ninguna ha recibido ningún premio.

En el único lugar donde tuve suerte fue en Veterinaria. En tiempos se hacía un concurso literario anual del que me llevé el primer premio no una sino dos veces (participábamos… dos): eso sí, el premio era una maldita porquería porque consistía en cosas como el horrible jarrón que veis aquí, el puto cenicero o, esto es lo más hiriente, lotes de libros viejos (algunos de los años ochenta y la mayoría de la Caja Rural o de la CAI) que venían de la limpieza de algún departamento. Títulos como “Historia de Aragón” y similares que fueron directamente al contenedor de papel.

Años más tarde, fui seleccionado como juez, jurado y verdugo del concurso. Se presentaron dos personas al concurso de relatos (le di el premio a la que conocía por puro favoritismo porque si llego a ser objetivo declaro el premio desierto) y una al de poesía (que SÍ quedó desierto por falta total de talento: no es que yo sea un poeta pero la “rima libre” es lo mismo que “abusar del punto y aparte arbitrariamente“). Y si no rima, no es poesía, coño.

Anuncios

6 comentarios to “GALERÍA DE TROFEOS: PREMIOS LITERARIOS”

  1. ¡Qué putada! Bueno, pero nunca pierdas las esperanzas de darte a conocer. Un saludo

  2. Ya te digo. Lo de los concursos literarios siempre me ha tocado la moral porque te exigen un montón y luego ni te contestan. Como pidan historias de 50 páginas o más se te van los cuartos en fotocopias, sobres, sellos y la madre que los trajo.

    Los premios, ni te cuento. Los de dinero se los llevan siempre otros pero es que hasta los más miserables (que te publiquen gratis tu trabajo en un recopilatorio con otros por ejemplo) acaban escapándose….

    En fin. Un saludo de nuevo.

  3. Entiendo a la perfección de que hablas, también he malgastado tiempo de mi vida en escribir y enviar morralla, con plica aparte, para que algún grupo de cabrones se limpiaran el ojete. Al final llegué a la conclusión de que si yo montara un concurso, lo ibas a ganar tú aunque me enviaras un sobre repleto de heces; y así sucesivamente (espero). Lo del seudónimo, la plica y gilipolleces similares son un insulto a la inteligencia…

    Pero si hasta en páginas web donde no hay ningún premio todo funciona por amiguismos y popularidad.

    Lo del cenicero… mejor te podían haber dado un paquete de tabaco.

    • Gracias, hombre. Se agradece. Al final, por cosas así es por las que monté el blog…

      El cenicero, sorprendentemente, ha tenido más uso con los años del esperado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: