EL MARTES MÁS LARGO

Aunque el deshonroso galardón al día más chungo de la semana se lo suele llevar el lunes, lo cierto es que los martes tienen un desagradable segundo puesto. Y no sin razón.

Cuando estudiaba, normalmente los días con más clases y más fregaos eran invariablemente los martes y los miércoles. El miércoles tiene un puntito dulce por aquello de que es el Paso de Ecuador de la semana pero el martes tiene incluso fecha gafe asociada (y no, Viernes XIII es sólo una saga de películas lamentable).

Este circunloquio tan idiota servirá como introducción para un infecto martes que pasé hace poco que entra con honores en mi repertorio de “días buenos para olvidarlos“.

Introitus: estoy toda la semana alojado en Dónde Cristo Perdió la Sandalia (abreviadamente, DCPLS). A media hora larga de todos los mataderos pero con una habitación muy decente, un perro juguetón y una cabra en el jardín  que saltó la valla y se comió las macetas de su dueño para mi diversión y su disgusto.

(CeeeeeEEEEEEEEeeeeeeeeeEEEEEEEEEEEEEeeeeeeeeeeEeeEeeeEEeee…)

Dramatis Personae: el lunes por la tarde se me informa que debo trasladarme desde DCPLS a Quinto Coño (5ºC para abreviar) dos días, martes y miércoles porque me han asignado a otro matadero que está a una hora de distancia del primer lugar (y así, desde 5ºC, me ahorro viajes). El dueño deDCPLS me informa que no, que le han llamado y le han dicho que el martes duermo allí y que el miércoles me voy a 5ºC. Total, que me toca levantarme a las cuatro de la mañana, viajar una hora en el británico y lluvioso amanecer local y plantarme en un matadero de pollos.

Inciso: los mataderos de pollos son un universo aparte que todavía no había experimentado. Los he encontrado tan fascinantes que tendrán su propio post de próxima aparición.


(¡Cantemos todos! I´M ON THE HIIIIIIGHWAAAAAY TO HEEEEEEEELL!!!)


Clímax:
después de una mañana infernal (habiendo dormido cuatro horas, un matadero de aves no es lo que se dice acogedor), me acerco hasta 5ºC (no sin dificultades: no es que el GPS no supiera dónde era, es que no quería acercarse) y resulta que es un agujero repugnante salido de mis más desquiciadas pesadillas monzónico-galesas: una granja-escuela cutre sita al final de un camino sin asfaltar rodeado de prados llenos de cerdos, con cabras en el aparcamiento y toda suerte de gallinas y patos mugrientos de los que persiguen a los zorros para comérselos.

(Gallo de Quinto Coño: observad esas patas directamente evolucionadas de los tiranosaurios y no perdáis detalle de los patos asquerosos esos. Los bichejos negros de más abajo son… sus pollitos)

Dramatización: como llego un día después (se lió entre los mails y el dueño
de DCPLS), el dueño de 5ºC ha anulado la reserva pese a que ya estaba pagada. Por lo visto, el caballero (un gañán con bigote, que parece que aquí sólo lleva pelo en la cara la gente de mal vivir) no cree en las transferencias bancarias (¡¡??) y sólo acepta cash. O sea, en España los catetos miran porno en internet y  los de aquí no saben usar una tarjeta de crédito. Tócate los huevos con la Commonwealth.

De lo malo malo, dado que el sitio es un cuchitril maloliente (cuesta creer que la gente, por muy de ciudad que sea, vaya a un sitio de esos de vacaciones: no hay nada peor que una granja en mal estado) hasta me alegro de salir por piernas. Casi todas las fotos de este post (menos la de la cabra blanquita del principio) son de ese lugar olvidado por los dioses.

Tatachán final: la compañía me busca otro alojamiento (después de dedicarle al de 5ºC unos exabruptos que ni un templario con resaca) en Casa Putas, que resulta estar a una hora de mi posición y… a cuarenta minutos del matadero de pollos.

Y al día siguiente, me vuelvo a DCPLS.

Plus ça change plus c’est la même chose que dicen por ahí pero me cago en la puta de oros.

Reflexión, despedida y cierre: en este país es muy frecuente tener cabras en los locales del gremio de hostelería. Las jodidas huelen mal pero suelen ser amistosas.

Anuncios

4 comentarios to “EL MARTES MÁS LARGO”

  1. Joan El Misericordioso Says:

    Vamos a ver…por supuesto que en UK hay gañanes. Los hay y son muchos. No esperarás que puedes montarte un British Empire solo con señoritos posh bebedores de té? Hace falta una abundante soldadesca chusmosa… Y ahora ya sabes dónde esta esa materia prima.

  2. La verdad es que, bien mirado, sí que tiene sentido lo de considerar a las cabras como animales satánicos. Ciertamente la cara de estrella de cinco puntas invertida, los ojos chungos y la habilidad de sobrevivir a comerse prácticamente cualquier cosa resulta sospechosa.

    Fascinantes experiencias que contar a tus nietos, sin duda.

    Ya sabes que podría ser peor. A no ser que esas beans para desayunar te hayan dado diarrea, claro (la lluvia ya la doy por sentada).

    • Pero son cariñosas y simpáticas. La blanca lo era. Y Silly & Billy, las dos que conocí en Gales se me subían encima para jugar (acabaron en el matadero, claro).

      Creo que prefiero olvidarlo todo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: