CAYENDO BAJO EN EL PLANO LABORAL

Con mi emigración al extranjero a trabajar en mataderos, mis conocidos se han posicionado en dos bandos claramente distinguidos: los que les parece bien y los que no.

Independientemente de que el curro sea bueno o malo (con el currículum que gasto es difícil tocar fondo después de haberlo medido con los morros incontables veces), el cambio me va a sentar de muerte y, qué duda cabe, al blog también.

Los de hoy son algunos de los trabajos más desagradables que se me ocurren para que recordéis en vuestras horas bajas que a lo mejor no lo estáis haciendo tan mal:

Locutor de radio-autopista: 

Esa emisora machacona y coñazo que irrumpe en tu coche cuando entras a la autopista y te informa de estados meteorológicos y demás chorradas la llevan seres probablemente humanos con sentimientos. Su labor puede ser útil (?) y necesaria (??) pero jamás valorada.

Tendero de Frutos Secos/camarero de área de servicios:

Lo que en Estados Unidos llamaría “empleados de gasolinera“. Al igual que las cucarachas, aguantan todo tipo de agresiones, condiciones de vida infames y viven de los residuos.

Redactor de periódico de avión:
Evidentemente, esas revistas en dos idiomas que hay en los aviones las tiene que escribir alguien que se tiene que currar unos temas neutros (no es fácil) y traducibles. Así, he leído artículos sobre raperos, urogallos (¡juntos por fin!) y fiestas regionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: