¡PERO QUÉ FEOS SON LOS JODIDOS!

Si algo abunda (pero mucho) en las islas británicas es la gente fea. Con esto no quiero decir que no haya personas guapas pero ya sea porque la dieta local condiciona la línea, porque la consanguinidad empieza a ser un problema o porque el material inicial era malo, vayas a donde vayas te encuentras con unos individuos que sorprende que hayan logrado emparejarse.

Si por mí fuera, estaría bailando lo de “Mutantes” todo el puto día.

(la matrícula de este julai no puede ser más descriptiva: feos y malvados)

He aquí un breve compendio de monstruos de lo que ronda por aquí (ni que decir tiene que las fotos no las he hecho yo, tampoco es plan de buscarme problemas):

GORDACOS

He conocido mucha gente con sobrepeso a lo largo de mi vida pero ninguno llegaba ni a la suela de los zapatos de las moles desparramadas que rondan por aquí. La obesidad, más que un problema, es un PROBLEMAZO (y de los gordos, jia, jia, jia) cuando ves a señoras gordas más allá de toda descripción apoyándose en muletas, taca-tacas o parientes resoplando como besugos fuera del agua.

PELAOS Y CHUNGOS EN GENERAL

No es que sean skins (creo) pero por estos lares se estila mucho el look “pelo corto y chaqueta negra” a menudo adornado con “tatuajes descoloridos y feos“. Visto cómo les sienta a la mayoría, casi mejor que se dejen el pelo largo para taparse la cara y los soplillos.

En cualquier caso, las pintas malignas son la norma y es muy difícil distinguir entre un señor encantador que te indica dónde encontrar un cajero automático en el correcto inglés de la reina de un atracador corta-gargantas y sus amigos viola-cadáveres buscando pelea.

ÉTNICOS

Inglaterra fue en tiempos toda una potencial colonial y eso se nota en que buena parte de su población es inmigrante (muchos de tercera o cuarta generación). Lejos de refrescar el pool genético británico (que buena falta les hace porque tantas generaciones encerrados en la isla no les hace ningún bien), las diferentes etnias permanecen inmiscibles propiciando la segregación y los chistes de mal gusto.

Por poner un ejemplo, un taxista brasas nos explicó que él era pakistaní de tercera generación (su abuelo había venido a las Islas) y que la tercera Guerra Mundial estaba en camino.

Los inmigrantes normalmente siguen vistiéndose como en su país de origen, lo cual es muy loable pero a mí me resulta chirriante encontrarme un guarda de seguridad con turbante y barba de chivo al que sólo le falta el alfanje para ser un sarraceno.

Las ropas, además de vistosas, no suelen ocultar unos cuerpos fofos y, se nota, acomodados al estilo de vida occidental pródigo en comidas basura y malos hábitos de esos que prohíbe cualquier religión pagana que se precie. No nos engañemos: las bellezas exóticas de otros países se reservan para las películas: los feos se van a otros países a ver si se comen un torrao por aquello de que nadie es profeta en su propia tierra…

TÍAS BUENAS VENIDAS A MENOS

No hay sombras en la Antípoda Oscura ni tías buenas en el Reino Unido. Cualquier mujer que no rezume mollas se encarga de ocultar su aspecto a base de piercings, tatuajes, pelos teñidos de vomitivos colores y un maquillaje que deben aplicarse restregando la cara por el tocador. Incluso si todo eso no basta, casi cualquiera presenta algún tipo de tara (un párpado caído, dientes como fichas de dominó, narices de juzgado de guardia…) que la descalifica hasta para los sátiros menos exigentes.

HORTERAS

Una cosa a favor de toda esta banda: no les da miedo vestirse absolutamente con nada. Una cosa en contra derivada de eso es que tus retinas pasan auténticos apuros cuando en tu campo de visión entra una tía con botas katiuskas a rayas blancas y moradas, bermudas con la bandera británica y tatuajes azulados.

Ojo, esto no significa, insisto, que en España haya menos impresentables (au contraire, si me pongo a hacer una lista de conocidos poco dignos de ver podría llenar doscientos posts sólo con nombres y apellidos) pero lo de este país da mucha cosica.

Para que vayáis bebiendo té sin conocimiento…

6 comentarios to “¡PERO QUÉ FEOS SON LOS JODIDOS!”

  1. ramiro I el monje Says:

    quiero el post con nombres y apellidos!!
    (la foto de la matricula mencanta)

    • ¿Nombres y apellidos? ¡Si te los encuentras por la calle! La matrícula apareció delante de mi coche.

      Eso sí, el apartado “étnicos” lo inspiró un ramadán que había en la garita de seguridad de un matadero. Anda y que no me hizo rellenar papeles para entrar y total, para nada…

  2. Hmmm… o sea, ¿que si emigro yo también igual follo? ¿O igual follo hasta menos? Qué complicado es todo…

    • Hombre, el Reino Unido ha producido el abuelo más joven (28 años) y tiene un porcentaje escalofriante de embarazos no deseados así que haber, lo que se dice haber, haylo.

      Eso sí, como dicen por aquí, do not ask for pears to the oaktree…

  3. Cómo Están, me ha provocado bastante gracia aquellos chistes, están de
    primera, ciertamente que hoy le van a encantar mis colegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: