EL GRAN CUENTO ENANO (VIII): MÁS VOCES EN LA OSCURIDAD

Uuuf… pero ¿qué infiernos…? Aaagh… maldito sea este cerdo… ¡Despierta, desgraciado! ¡Despierta, maldita sea la ponzoña que tienes por sangre!

Mmmmf… ¿eh? ¿Qué? ¿Qué perturba mi sueño?

¿Y todavía lo preguntas, mamón? ¡Si no se puede ni respirar!

¿Pero qué…? Pensaba que nos atacaba nuestro enemigo…

¿Qué coño nuestro enemigo? ¡Con el pedo que te has tirado aquí no entrarían ni los muertos vivientes!

¿Un pedo? ¿Yo? ¿Insinúas que he sido yo?

¡Acabáramos! Joder, mira que te tengo dicho, que en esta guarida no hay ventanas y que el tufo no hay quien lo quite.

Sí, sí, bueno, déjame seguir con mi imperturable sueño y todo eso que todavía es temprano. Avísame cuando… cuando… fffrrggtsszzzzzzzz

De verdad, hay eras que no sé ni cómo lo aguanto…

Y ahora, un poco de publicidad: (a ver, esa música…)

4 comentarios to “EL GRAN CUENTO ENANO (VIII): MÁS VOCES EN LA OSCURIDAD”

  1. Me ha sabido a poco

  2. Oye, que leer leo, pero escribir no escribo.

    El cuento me gusta pero quiero más madera, hachas y mandangas!!!!

    • Ammm, la clásica excusa de lector anónimo…

      Me alegro, me alegro, pero lo que tenía escrito (tuve un periodo de efervescencia) se me ha acabado. Me puse con la siguiente parte pero me interrumpieron cuando llevaba unas líneas… prometo darle más caña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: