EL ARTE DE LA NOVELA HISTÓRICA GUARRINDONGA

POST. 996 (o llevo la cuenta yo…).

Gary Jennings (1928-1999) fue un autor de esos que se documentan a base de bien antes de escribir un libro. Murió un viernes 13, lo cual no es un mal final.

Mientras que ahora la gente tira de Google, este buen señor se lo curró en serio. Hizo cosas tales como vivir 12 años en México para informarse sobre los aztecas, seguir la ruta de Marco Polo o unirse a varias compañías de circo para recopilar información para otros tantos libros.

Yo le he dado ocasionalmente a sus novelas y las encuadraría en el siempre polémico campo de los best-sellers, o sea, libros tochos que te enganchan y que tu madre suele tener en la cocina para ojearlos de vez en cuando. Las novelas de Jennings suelen ser de temática histórica más o menos fidedigna (el tío le echó huevos, insisto, para ver de qué iba cada tema) salpimentadas (al menos las que he leído yo) con abundante sexo explícito.

Azteca es una novela ambientada en la América precolombina justo antes de la llegada de los españoles. En ella, el rey de España pide a los frailes de las colonias que interroguen a algún anciano azteca para que les cuente cosas de su vida y saber cómo vivían sus súbditos antes de ser evangelizados. El indio en cuestión resulta ser el más golferas de todo el imperio porque la narración (escrita como si fuera dictada a monjes) se interrumpe a menudo cada vez que los monjes lo muelen a latigazos de las marranadas que llega a decir.

La novela es muy entretenida y, como digo, follan más que en la Lolita de Navokov y en American Psycho de B. E. Ellis juntos. El azteca de marras no se priva de pasarse por la piedra todo lo que pilla y de recorrer su tierra de una punta a otra revolucionando a todo el mundo allá donde va. Y si os va el rollo violento, tranquilos, también corre la sangre de mala manera.

Otoño Azteca es una continuación y son las memorias de otro indio pero ya en la América colonizada. Este azteca pretende juntar a un ejército con el que echar a patadas a los españoles pero tampoco se priva de alegrarse los bajos con absolutamente todas las mozas que se cruzan en su camino. Es más de lo mismo pero si te gusta el primero, este también lo hará.

Halcón rompe con los esquemas anteriores y se ambienta en la edad media europea. Su protagonista sorprende por lo inusual: es un hermafrodita (lo que no deja de ser una excusa para que acabe revolcándose con personajes de toda índole y sexo). Y se diría que tiene superpoderes porque el tío se hace pasar por hombre o por mujer, recorre todos los países de la época solucionando guerras, creando inventos y copulando con hombres y mujeres por igual. Hay una escena de una orgía de adoración a Baco que resulta especialmente perturbadora.

Muy recomendables como libros para el verano y para el invierno: instructivos y, encima, se folla (en los libros).

6 comentarios to “EL ARTE DE LA NOVELA HISTÓRICA GUARRINDONGA”

  1. A ti te parece que se folla mucho en todos los libros en los que una tía enseña un pecho, así que no se si fiarme…

  2. Ya van dos que me lo recomiendan, la otra persona es una mujer de cincuenta y tantos que no ha dejado de leer diariamente desde los 12 o así según dice, y el que más me recomienda y le gusta es “Sinuhé, el egipcio”, que por temática será el siguiente que me lea. ¿Te lo has leído Warbriel?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: