ADIOS A MI BRITISH BREAKFAST

En el Reino Unido hay tres tipos de agua: la salada (o de mar), la dulce (o de beber) y la sucia (también conocida como café o té).

Y en España hay un único  tipo de miseria muy ampliamente extendido y del que no vale la pena hablar por ser de todos conocida. Frente a esta se pueden hacer dos cosas: luchar o emigrar. Los transformers hicieron ambas, mucha gente no elige ninguna y yo opté por largarme.

Photo0133

La opción más sencilla era meterme en una de esas grandes empresas que se dedican a sacar beneficios a base de explotar la mano de obra inmigrante y barata y luego buscarme la vida por otro lado una vez establecida la cabeza de puente. Tenía la esperanza de hacer carrera allí si todo lo malo que había oído previamente no eran más que exageraciones… pero no. Todo lo que se dice es cierto y hay cosas peores que no se mencionan ni por internet.

Por no entrar en detalles (me he tirado siete meses rugiendo esos detalles día tras día y maldiciendo) os explicaré la catadura moral de esta gente con un esquema:

Maldad

En el fondo, todo es por hacer dinero. Entiendo esa mentalidad empresarial pero si estos tipejos se molestaran en tratar mejor (no digo ni siquiera que les pagaran más, simplemente que fueran un poco más eficientes en lo suyo y amables al trato) a sus empleados no serían la jodida máquina de triturar veterinarios en que se han convertido.

Al jefazo de todo esto no lo conocí en persona. Sí que escuché numerosos rumores acerca de dicho individuo pero no puedo afirmar si son verdad o no…

Badness & Williams1

Justifican todo esto con que son una empresa puntera (nos ha jodido, destacan a base de recortar gasto en la mano de obra), que te pagan la formación (escasa pero cara y luego te la cobran) y cuatro paridas más.

De entre toda la horda de pringados que militan por aquí, algunos destacan y medran. Evidentemente, en esta jungla no prosperan los animalitos amables ni los depredadores sino las hienas, los coyotes y los chacales que se alimentan de los restos que dejan los demás…

Badness & Williams2

En cuanto al ambiente de trabajo, te encontrabas de todo: desde ingleses majetes que te trataban como a un igual hasta ex-presidiarios forrados de tatuajes que te hablaban a gritos. Este es un caso típico:

Badness & Williams3

Y este, otro:

Badness & Williams4Otro ejemplo, en este caso, de veterinario que medra, mitad por inconsciencia, mitad por necesidad y que al cabo de un par de años está más quemada que el cenicero de un bingo.

Badness & Williams5

AVISO LEGAL: los contenidos y situaciones de este post son invenciones de la febril imaginación del autor. Cualquier parecido con la realidad sería, lógicamente, mera coincidencia.

5 comentarios to “ADIOS A MI BRITISH BREAKFAST”

  1. Vale la pena comentar los “Candidatos malignos” que ha votado la gente:

    -Mis jefes (los de antes, sin duda).
    -Shreder (el malo de las tortugas ninja).
    -R.A. Salvatore. Este. Este sí que ha dado en el clavo. Y tanto que ha dado que no será la última vez que oigáis hablar de este impresentable en este blog…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: