LA VAAAAaaaAaaAACAAAAaaAA (II de II)

aberdeen angusRespecto a para qué sirve una vaca, básicamente da leche y carne. Hay razas adaptadas a uno u otro propósito (algunas a ambos). Algunas tienen cuernos y otras no aunque es bastante habitual descornarlas de jovencitas para ahorrarse problemas a posteriori. Para que os hagáis a la idea de lo que es una vaca con cuernos, dadle un par de escobas al amigo más bruto que tengáis y decidle que cace una mosca con ellas mientras vosotros intentáis tocarle el cuello.

longhorn

(American Longhorn: como su propio nombre indica, es una raza americana)

La leche es un producto típico de los mamíferos. Lo producen las hembras para alimentar a sus crías y las vacas no son una excepción: después de parir, una vaca lechera será separada de su hijo para extraerle la leche para consumo humano. El ternero, por su parte, será criado con otros con productos reemplazantes y dependiendo de su sexo será empleado como animal de reemplazo (hembras) o relleno de kebabs (machos).

ubreLógicamente, esto implica que la vaca se pase media vida preñada y casi toda ella en plena lactación para ser productiva. Las razas lecheras de alta producción  pueden producir más de 10.000 litros por lactación.

Las razas denominadas de leche incluyen a las más populares (la Frisona y la Holstein, que son las vacas blancas y negras clásicas) y son animales huesudos y poco musculados (esto hace que los machos no holsteinselectos valgan muy poco para engordar y se liquiden a edad temprana), con cierto perfil triangular y con buena parte de su anatomía (concretamente, la ubre) dedicada a producir leche. El ritmo que se les impone es bastante severo y en consecuencia suelen vivir con la salud colgando de un hilo y es labor del granjero cuidarlas correctamente para que vivan mucho y bien sin necesidad de molestar al señor veterinario.

jersey

(Esto es una Jersey: la raza con la mejor ubre del mundo. Da una leche con tanta grasa que es estupenda para hacer mantequilla y para lubricar bisagras y cerraduras. Y son muy monas)

Los animales dedicados a la producción de carne, en cambio, están más cachas: rezuman músculo por los cuatro costados y pueden alcanzar tamaños colosales (existen toros de dos metros de alto y mil kilos de peso para que os hagáis a la idea). Tienen un perfil más cuadrado y sus ubres suelen ser bastante menos llamativas. En esencia, las vacas paren a los terneros, estos se destetan y se envían a engordes para ponerse lustrosos, hermosotes y dignos de matadero.

blanco azul belga

(Blanca Azul Belga, la vaca culturista (vale, esto es un toro). Merced de la selección genética, estos bichos tienen músculos en los músculos y paren exclusivamente por cesárea)

No obstante, haceos a la idea de que la mayor parte de vacuno que consumís son terneros de vaca lechera (lo que tiene su guasa ya que, visto así, la carne es un subproducto de la leche): para que luzcan un poco más, es frecuente cubrir a las vacas con machos de razas cárnicas para que los hijos se desarrollen un poco más y aumenten de valor.

hereford

(Hereford: carne, pelo y elegancia. Muy típica de Gales aunque, técnicamente, Hereford está en Inglaterra…)

Aunque normalmente se mueven despacio, las vacas disfrutan de una inusual agilidad que les permite saltar por encima de vallas y obstáculos. Este despliegue de medios suele pillarte desprevenido así que es buena idea no darles la espalda aunque sólo sea para que no te caigan encima.

En general, todos estos bichos son bastante tímidos y tienden a apartarse de las personas. La mayor parte de las coces, cornadas y testarazos que te puedes llevar están causadas más por el miedo que por la mala gaita. Pero duelen igual.

highland

(No, no son yaks del Tíbet: son Highland escocesas. Si se busca con cuidado, debajo del pelo se puede encontrar una vaca. O dos muy juntas)

Puesto que los animales de leche son manipulados con frecuencia (el ordeño, la limpieza de la ubre…), están más acostumbrados a las personas y resultan más dóciles mientras que el ganado de carne suele tener peores pulgas. No obstante, hay excepciones en ambos casos y no resulta juicioso tocarle las narices (o las pelotas, o las tetas, o lo que sea) a un bicharraco que pesa diez veces más que tú. Ni siquiera jugar con ellos sin una buena barrera de por medio.

cebuino

Los toros han sido retratados en muchas culturas como símbolos de fertilidad. Sin embargo, aunque son unos sementales notables (normalmente con tener uno en el rebaño ya te aseguras de que vaca que salga en celo, vaca preñada) no son unos grandes amantes: frente a la capacidad amatoria de un verraco (esos quince minutos de eyacular un cuarto de litro de semen…), el toro pega un culetazo, se corre y adiós.

Las vacas no tienen unos orgasmos como para tirar cohetes, las pobres.

DSCN0706

(en blanco y negro…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: