LA IMPORTANCIA DE SABER MORIR A TIEMPO

Lo he visto ya un huevo de millones de veces y no me cansaré de repetirlo: las cosas se pueden estirar hasta un cierto límite y más allá cansan.

Chicle

(OJO, METÁFORA: el brazo de esta chavala es el alcance de la historia que representa el chicle. Si lo pegamos a un camión…

)

Pero aparte de cómics, series o libros que se prolongan hasta el infinito y más allá, hoy hablaremos de webs moribundas. Y ésta no vale de ejemplo, coño (ya escribí una vez sobre la inspiración que no viene y hubo pánico a que fuera mi caso). En cualquier caso, este blog ha pasado varias veces por casi todo lo que se menciona aquí.

La vida de una web (normalmente, un blog) se puede resumir en las siguientes fases:

1. Descubrimiento (o creación)

Esta es la historia de un tío con una idea. Y la idea le da para un blog. Con ese entusiasmo que da la juventud (digamos), el fulano empieza avigia sacar entradas como churros (muy típico lo de poner más de una diaria). BRICONSEJO: Ahorradlas. Más de dos o tres a la semana es forzar mucho la máquina.

Un día estás husmeando por la red o alguien te pasa un enlace al blog de este tío. El caso es que te gusta lo que encuentras y te conviertes en habitual. Supongamos que te gustan los Rolling Stones y te encuentras un blog enterito dedicado a ellos escrito por un individuo entusiasta y con facilidad de palabra. Tu barra de favoritos tiene un nuevo miembro.

Cuidado: muchos blogs no pasan de esta fase y nacen muertos…

2.Punto Álgido

graficaNormalmente hay un artículo que supone un punto de inflexión en la vida del blog. Por la causa que sea, se enlaza desde algún lugar frecuentado y la audiencia se dispara.

Para aprovechar el tirón, el que lleva el blog saca cincuenta y siete mil entradas del tema de sus amores. En este momento, los comentarios (el uranio enriquecido que alimenta el reactor del blog) se dan como churros retroalimentando a la bestia.

Muchos blogs no llegan a este punto pero no está nada mal como objetivo: más vale one hit wonder en mano…

3. Cansancio:

La novedad pierde su gracia. La gente está hasta las narices de anécdotas de flatoSatisfaction o Simpathy for the Devil y resulta que prefiere a The Kinks (¿será posible?).

Los comentarios caen en picado y aquello pierde su gracia.

Muchísimos blogs caen en barrena pasada la fase uno y acaban aquí directamente. No es triste, no lloréis por ellos (en serio, se ve cada uno…): es el ciclo sin fin.

4. “Platos Combinados

 Si escribir resulta muy cansado, el blogger puede caer en la tentación de publicar cosas que no son suyas: entradas “invitadas”, comentar las entradas de otros blogs (???), dibujos graciosos (nunca propios), enlaces (reprobabilímo recurso), remakes de artículos antiguos (raramente vuelven a tener éxito) descargas (convirtiendo la web de facto en un trastero) y, esto sí que da por culo, anuncios de eventos diversos (festivales, conciertos, fancines… vamos, un puto almanaque).

Esta fase, muy poco comentada, es el preludio inevitable de la siguiente.

plato combinado

(esto lo puedes comer muy de vez en cuando pero a diario es mortal para la salud. Y el interés)

4. Agonías y lloriqueos

Tras un buen empacho de platos combinados, el blogger anuncia una de dos: o que va a realizar algunos cambios en la web o queimages lo deja definitivamente por la causa que sea:

la falta de tiempo es un clásico pero también se mencionan mucho los “otros proyectos” (ver la tele, afeitarse, sacarse mocos…) en los que se embarca.

Lo que nunca se menciona es la falta de inspiración ni la de comentarios).

Ambas maniobras son un burdo intento de reclamar atención. Si funcionan (los lloros de que lo dejas a veces conmueven al público), volvemos brevemente a la fase 3, eso sí, con algunos cambios chorras: otro color de fondo, nuevos temas (“ahora, además de los Rolling Stones, hablaremos de Madonna, de vídeos de Youtube y de construir catedrales con cerillas“) y, con cierta facilidad, colaboraciones.

…y 5. Muerte

Como en la vida real, pasa un día de repente y muy raramente es después de anunciarla. Haciendo tu vida normal te pasas por la web y hace un mes que no la actualizan. Después, otro. Y pasado mucho tiempo, sigue igual.

encefalograma plano

Internet no entierra a sus muertos.

Decidme, hermosos niños,

¿qué webs conocéis que hayan pasado por esto?

2 comentarios to “LA IMPORTANCIA DE SABER MORIR A TIEMPO”

  1. Yo hacía días que no me pasaba, un año o así y lo recuerdo como el primer día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: