¡A LA FERIA, A LA FERIA!

Photo0042

Esto de la foto es “un perro de tres patas ladrándole a un ternero de plástico”. Si fuera un chiste, tendría que ser, como mínimo del estilo de aquel inacabado “Van dos cristos borrachos dándose de hostias con las cruces…“.

Fue lo más notable del Monmouth Show del otro día donde me tocó estar de pasmarote en el stand de la empresa: un chiringuito donde básicamente se servía té y café a los clientes (y a los caraduras, que abundaban más), se sonreía mucho y se disponía de diversas gilipolleces para divertir a la gente y atraerla. Muy feriante, desde luego.

Los del stand, bueno, nos pusimos morados de risquetos admirando el paisaje y el paisanaje.

Photo0040Lo jodido es que el ternero de plástico ese junto con un cordero de peluche más feo que una mierda que lo acompañaba fue el mayor éxito del stand: no había crío ni perro que no se parara a tocarlo, olisquearlo o liarse a dentelladas con él.

Lo que nadie pareció notar pero realmente era muy notable era la curiosa decoración que gastábamos que podéis ver en esta foto de aquí arriba. Alguno dirá “Me recuerdan a…“. Exacto:

Photo0039

¡Testículos de cartón con publicidad impresa! El genio del marketing que tuvo esta idea se merece un monumentazo. Tomad nota para todas esas aburridas invitaciones de boda que tan alegremente se mandan.

Photo0041También le di bastante al té aunque con cierto respeto: no sé qué leches pasaba ese día pero la cubertería estaba cubierta de arañitas y sus respectivas construcciones. Recuerdo servirle una coca-cola a una vieja advirtiendo con cierto asco que le había preparado un cubata de telaraña. Debía ser día de desove o algo.

Las ferias de ganado en este país no se distinguen demasiado de las
otras, las festivas: hay puestos de comida, atracciones para los críos y, sobre todo, increíbles exposiciones de seres monstruosos.

Una parte son civiles. Ya he comentado alguna vez que aquí lo de tener estilo vistiendo es unan asignatura pendiente. Y no es que lo diga uno que es un figura con la etiqueta, coño, pero al menos voy discreto. En este Photo0049grupo se incluyen los granjeros “fuera de contexto” o, digamos, vestidos de civil. DePhoto0044 verdad, se distinguen desde lejos por sus camisas por dentro, los pantalones por encima de la curva de la tripa, la gorra (o sombrero vaquero) y la birra en la mano. Normalmente exhiben unas dentaduras que les valdría un puesto de primera fila en cualquier carroña del Serengetti asustando a hienas y buitres por igual.

El otro cincuenta por ciento lo conforman diversas aberraciones ganaderas que se traen a estos fregados para su venta y exposición. Aparte de “las de toda la vida”, el Reino Unido es rico en diversas razas autóctonas que no conoce ni la Photo0046madre que las parió. Aquí tenéis algunas: la Border Leicester (la de las orejas en punta), el Horror Rosa (de aspecto vapuleado), la Chocolate-Vainilla-Cojones (aquí al lado) y la Jacob, de cuatro cuernos y que andaba detrás de una desde que vi una entrar a un matadero para no salir y no tuve tiempo de hacerme una foto con ella.

Photo0051

Con cualquiera de estas, un trigo y una piedra te sacas una carta de progreso…

2 comentarios to “¡A LA FERIA, A LA FERIA!”

  1. Sólo diré una cosa: ¡Ceeeeeeee!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: