OTRA GUARRADA DELICIOSA

 

Cuando se habla de marshmallows, la gente corriente suele pensar en esto:

descargaAunque lo dicen en la propia película de los Cazafantasmas, el muñeco de Michelín este es exactamente lo que dicen: la mascota de descarga (1)una marca de golosinas.  En el resto del mundo, estas porquerías se llaman malvaviscos (porque la receta original incluía esta planta), jamones, nubes y similares. En Estados Unidos es muy popular comérselos asados y seguramente conozcáis a gente que prefiere pasarlos por el mechero antes de zampárselos.

En su día probé a meterlos en el microhondas: el resultado es espectacular (se hinchan y se deshinchan como si fueran órganos pulsantes) y sabe bastante bien. Aunque es muy pegajoso.

El caso es que por aquí encontré marshmallows en bote:

DSCN0063

Este bote contenía una suerte de engrudo blanco con el sano objeto de untar tostadas (o zampártelo a cucharadas, que es lo que se suele acabar haciendo).

DSCN0065Al igual que todas las cosas de untar, esto tenía una capacidad de pringar colosal: el cuchillo se quedaba pegado a la mesa como lo dejaras pringoso. Por otro lado, chupetearlo tampoco lo limpiaba muy eficazmente aunque masticaras el filo…

DSCN0068Al final, se me acabó y es que no estaba nada mal. Como desayuno hay que decir que resulta chocante (probad a desayunar trescientos gramos de gominolas y un café a ver qué dice vuestro estómago) pero como merienda vale más una imagen que mil palabras:

DSCN0070

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: