LOS ESCLAVISTAS: EXPANSIÓN GRATUITA DEL CATÁN

catanLos Colonos de Catán es un magnífico juego de mesa ideal para hacer mala sangre con tus amigos. Consiste dicho juego en colonizar una isla, recolectar sus materias primas y negociar en plan fenicio cabrón con los demás jugadores. Aun
colonos de catanque cuenta con varias expansiones, este vuestro blog os obsequia con unas cuantas caseras que no hace falta ni descargar.

Necesitaréis el juego básico (tampoco es mucho pedir). Todas las expansiones aquí explicadas se pueden combinar entre sí y con las expansiones oficiales.

LOS ESCLAVISTAS DE CATÁN

Un juego tan bonito sobre colonizar nuevas tierras y se dejan lo fundamental: putear a los nativos. Con esta sencilla expansión, podrás esclavizar a los salvajes, ponerles a trabajar (de forma humana o inhumana, depende de ti) en tus campos e incluso negociar con ellos (como materia prima).

Necesitarás:

  • Fichas para representar los nativos de Catán. Unas chapas de cerveza sirven.
  • Peones de diferentes colores para representar a los esclavos de los colonos. Es importante que los colores coincidan con los de los jugadores.

Preparación:

nativosAl inicio de la partida deben colocarse tantas fichas de nativos como jugadores haya. Para ello, tira los dados y coloca las fichas en las casillas que indique el dado. Si sale un número del que hay varias casillas, elige una al azar. Si sale un 7, coloca los nativos en el desierto. Si sale una casilla en la que ya hay nativos, tira otra vez.

Esclavizando nativos:

El primer jugador que construya un pueblo en un hexágono que contenga esclavosuna ficha de nativos coge dicha ficha. El colono ha “asimilado” a los nativos.

Al inicio de su turno después de haber tirado los dados, un jugador puede cambiar las fichas de nativo que tenga por peones de su color para representar a los esclavos. Los esclavos se pueden colocar en cualquier hexágono donde el jugador tenga algún pueblo o ciudad.

Efecto de los esclavos:

comercio de esclavosSi una ciudad que contenga esclavos permite robar cartas, el jugador dueño de los esclavos robará una carta adicional de materia prima (no bienes de comercio si se juega con la expansión “Ciudades y Caballeros). Los esclavos no duran siempre: la primera vez que se emplea un esclavo, coloca el peón tumbado para indicar que están en las últimas. La segunda vez que se emplee un esclavo deberá retirarse el peón del tablero: han muerto de cansancio.

Alimentación, liberación y comercio de esclavos:

Los esclavos pueden intercambiarse entre jugadores como parte de los tratos comerciales. Un peón de esclavos tumbado se cambia en el mismo esclavitudestado que está.

Un jugador puede decidir recuperar un peón de esclavos tumbado gastando una carta de trigo o de oveja en su alimentación. Si lo hace, endereza el peón.

Los esclavos de un hexágono se retiran del juego si el ladrón se coloca allí. El ladrón los libera y los une a su banda para saquear y vengarse de los colonos.

Si se emplea la expansión “Ciudades y Caballeros”, los jugadores pueden capturar esclavos enemigos con sus caballeros. Un caballero puede desactivarse para tomar el control de todas las fichas de esclavos que haya en un hexágono en el que esté.

Nativos supervivientes:

Cuando la tirada de dados indique el número de un hexágono del que nadie roba nada, coloca una ficha de nativos en dicho hexágono.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: