SON CHORRADICAS…

… pero resultan tan simpáticas…

Cuando llegué a Zaragoza, muchos años atrás el e-mail no existía. Soy uno de esos románticos incurables que de vez en cuando escribe una carta a bolígrafo, le pone sellos y la manda. En Zaragoza tuve auténticas dificultades al principio para encontrar buzones de correos. En el Reino Unido no es mucho más fácil porque, además de escasos, los buzones tienen una especie muy afín… las papeleras. A ver si las cartas no llegan por esto…

¿Y qué haces cuando un amigo está en apuros? El método británico es muy explícito:

¡Cúbrelo de mierda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: