Archivos para películas

EL MUNDO PERDIDO

Posted in Frikis, Instruir Deleitando with tags , , , on 9-diciembre-2014 by warbriel

Con el anunciado estreno de Jurassic Park 4 (o Jurassic World, como lo van a llamar) y las cercanas navidades hablar de dinosaurios es casi una obligación.

Los dinosaurios han evolucionado mucho en los últimos años. Desde que yo era crío hasta ahora, la ciencia ha avanzado que es una barbaridad: el concepto primigenio de lagarto-enorme-tontorrón ha evolucionado según nuevos descubrimientos han salido a la luz. Y Parque Jurásico (la película) contribuyó enormemente a formar la concepción general que se tiene actualmente de estos bicharracos. Y a que la gente se aprendiera una o dos especies más.

Tyrannosaurus

(Ved aquí a la izquierda una ilustración de dinosaurios clásica y a la derecha, los mismos bichos tal y como se suponen actualmente. Ayuda también que las técnicas de ilustración han mejorado un rato largo)

Tyrannosaurus3

(y este engendro con plumas es un tiranosaurio según las últimas teorías. Dudo que la industria del cine lo permita)

2816780-ace_comics_6_issue_subscription_all_new_x_men(… pero, tranquilos: lo de cambiar de look con los años le pasa a todo el mundo)

Casi todo el mundo sabe que la película de Parque Jurásico está basada en el libro homónimo de Michael Crichton. Como suele ocurrir con estas cosas, la película (aunque no está del todo mal) es una burda parodia de un libro bastante mejor. En él se nos narra la historia de un malvado millonario (bastante suavizado en las películas) que crea dinosaurios a partir de sangre conservada en mosquitos conservados a su vez en ámbar (la idea es buena y gracias a ella, cada vez que alguien grita “¡Genética!” la multitud responde “¡Dinosaurio!”) y los mete en una isla para hacer un parque temático y sacar dinero. Como es de suponer, los dinosaurios se escapan y montan una escabechina con los visitantes hasta que los supervivientes logran escapar de la isla.

VelociraptorComo detalle novedoso, el libro nos presentaba a los velociraptores (izquierda) como dinosaurios peligrosos, inteligentes y pequeños (para quedeinonychus pudieran entrar en dependencias humanas). Existiendo de antes un bicho relativamente conocido como el Deynonichus (derecha, muy similar, fue el que inició el debate “Sangre caliente sí/no) nunca entendí por qué Crichton metió un bicho distinto. Supongo que porque el nombre suena mejor.

Tampoco explicaba el libro de marras por qué el Parque era Jurásico si casi todos los bichos eran del Cretácico, cómo se las habían apañado para que les salieran todos los dinosaurios clásicos (ni siquiera, no sé, mamíferos prehistóricos) pinchando mosquitos a boleo (había bastantes más especies de las que conocemos, que son casi todas norteamericanas porque gran parte de los libros que leemos al respecto son de allí) ni qué coño pintaba el brasas del matemático llenando página tras página de rollos patateros pero en conjunto yo lo apuntaría entre mis libros favoritos.

Y el señor Crichton quedó encasillado para los restos como “la madre de los dinosaurios” (el Padre es Spielberg, claro, y Sir Richard Owen un primo muy lejano que se retuerce en su tumba).

Como la película arrasó salvajemente en taquillas (pocos se acuerdan del libro) se abrió la veda para las secuelas de bichos animados por ordenador sin ningún tipo de vergüenza:

jurassic parkSin excepción, cada película ha sido un refrito de las escenas (y logos) de las anteriores: una isla con dinosaurios, gente que va y se les cuelan unos niños, ataque de los raptores, el tiranosaurio pateando coches, los malos que quieren hacer rentables a los dinosaurios y mueren, los dinosaurios hervíboros que raramente hacen nada y al final se salvan cuatro…

En la tercera se aprecia cierto interés por innovar con la aparición del espinosaurio. Era un burdo intento de Rexvsspino01crear nuevos villanos escamosos: era un bicho más grande que el tiranosaurio y tenía un aspecto más distintivo (el Carcharodontosaurus y el Giganotosaurus también son más grandes que el rex pero se parecen demasiado).De hecho, en una escena que todos los niños recuerdan con horror (a mí me pilló crecido pero se me quedó cara rara) el espinosaurio se enfrenta con el rex y lo mata. Ni los velocirraptores se habían atrevido a tanto.

Personalmente, creo que este fue uno de tantos factores que contribuyeron a que Parque Jurásico III fuera un fracaso. Pero, hombre, ¿a quién se le ocurre? Para añadir más escarnio al insulto, las últimas investigaciones apuntan a que el espinosaurio se alimentaba de peces…

En la cuarta, según parece, han metido un nuevo dinosario pero, para ahorrarse meteduras de pata, han optado por inventárselo mediante la genética (el equivalente científico a “lo hizo un mago“): un híbrido que combinará rasgos de diferentes bichos (por supuesto, es carnívoro, ágil, inteligente e hijo de puta). A la luz de lo que se ve en el trailer, a mí me parece un velocirraptor pero más gordo. Y los velocirraptores clásicos parece que se han vuelto buenos…

Pero eso ya es pasar al terreno de la especulación y eso es cosa de paleontólogos y frikis. Ahora nos ocuparemos de “El Mundo Perdido“, el poco conocido libro que sirvió de inspiración (muy tangencialmente) para la segunda película de la “trilogía”. Y no estoy hablando del de Conan Doyle (el de Sherlock Holmes, que también le dio a los dinosaurios) sino a una de las obras más chuscas de Michael Crichton:

LIBRO-EL-MUNDO-PERDIDOY la portada de la derecha es otro estupendo ejemplo de “dinosaurios old school“.

No sé cuánto le pagarían a Crichton por escribir este pastiche pero no me queda claro si fue mucho (para rebajarse a ese nivel) o muy poco (porque se nota que le puso pocas ganas).

Para empezar, el protagonista no es Alan Grant (el paleontólogo a lo Indiana Jones de la primera parte) sino el tres veces maldito matemático Ian Malcolm. Si bien moría al final del primer libro, resulta que no, que los médicos le salvaron. Y como la isla Nublar fue bombardeada hasta los cimientos aniquilando a los dinosaurios, Crichton se saca de la manga el enclave B.

El enclave B es otra isla donde se fabricaban los dinosaurios: por lo visto, el Parque Jurásico era sólo la exposición mientras que en la isla Sorna (enclave B) era donde 44111260producían huevos a saco con sus porcentajes de error y todo. Al fastidiarse el Parque Jurásico principal, el enclave B quedó abandonado así por las buenas, con todos los dinosaurios dentro.

Y allí llega Richard Levine, otro científico pelmazo, que quiere estudiar la extinción de los dinosaurios mediante la observación de su comportamiento. Hay cierto ambiente enrarecido porque, aparentemente, los dinosaurios no le importan a nadie: lo que quieren saber es sobre su extinción. Por supuesto, Levine la cagará e Ian Malcolm reunirá a un grupo de gente rara (incluidos dos niños) para ir al rescate.

El libro en sí tiene muy poco de novedoso: casi todas las escenas son calcos del primer libro (incluyendo los ataques de los bichos, gente herida en los mismos lugares que en el otro libro y, atentos, las escenas de niños con ordenadores) están retratadas con escaso acierto aquí. Tampoco faltan las interminables disertaciones científicas sobre diversas materias (con frecuencia sin relación con los dinosaurios) entre las que cabe destacar una de Malcolm acerca de que la globalización de la información (internet, vaya, algo que empezaba a intuirse en 1995) constituirá el fin de la especie humana ya que la evolución por sí misma sólo sucede en grupos pequeños.

latestSalen los dinosaurios habituales con una única novedad: el carnotaurio. Es este un dinosaurio carnívoro cornudo sudamericano que en el libro posee también increíbles habilidades de camuflaje (como un camaleón pero a lo bestia). Sin embargo, su aparición se reduce a un capítulo tonto donde tampoco llega a destacar demasiado. Es notable que los carnotaurios no salieron luego en ParqueCarnotaurs Jurásico II (¡muy pequeños!) pero sí eran los malos de la película Dinosaurio de Disney, razonablemente buena pero absolutamente olvidada, posiblemente, porque no empleaba especies de dinosaurios muy conocidas. Ganan dos a una al espinosaurio, mira.

A lo largo del libro también se insiste mucho en que “algo no encaja en la isla“, “una idea revoloteaba en su mente pero no lograba definirla” y cosas parecidas: se intuye que hay un misterio porque están apareciendo dinosaurios muertos en la costa de Costa Rica. Así como en el primer libro los bichos se escapaban, se mezclaban y de repente se instauraba un “auténtico equilibrio jurásico” (palabras de Alan Grant), aquí los bichos están “descompensados” (hay demasiados depredadores, ninguno tiene talla adulta…). Parece que a los científicos pelmas que protagonizan el libro no se les ocurre que el enclave B no era un “mundo perdido” sino “un criadero de dinosarios abandonado”: es como soltar un zorro en un gallinero, hay presas, hay depredador… pero no hace un ecosistema estable y completo de golpe y porrazo.

lost2Al final, el “misterio” es una tontería: los creadores de dinosaurios alimentaban a los recién nacidos con extracto de cordero en lugar de con leche de cabra (sus palabras, no las mías). Debido a ello, los animales enfermaban de un prión (sí, la crisis de las vacas locas fue por la época del libro y se nota que alguien quería ir a la última) y morían (o escapaban hasta Costa Rica volando, yo qué sé). Como no sabían qué hacer con la enfermedad, soltaban a los dinosarios por la isla a la buena de Dios a ver si se curaban solos (magnífica terapia). Luego, los capturaban y los mandaban a la isla Nublar del the_lost_world_jurassic_park_22primer libro. No explica por qué los bichos del primer libro, en cambio, estaban sanísimos. Ni por qué los de este segundo no necesitan lisina. Y no se resuelve el por qué (o cómo) están apareciendo bichos muertos en Costa Rica.

Aparte de que es una chorrada como un dinosaurio de gorda eso de “soltar a los animales a ver si se curan“, el autor demuestra una documentación infame al citar enfermedades causadas por priones: actinomicosis (causada por bacterias) y ántrax (causada por bacterias). El libro queda descafeinadísimo en comparación con el primero. Hay muertos desagradables igualmente (aquí el tiranosaurio tiene más suerte) pero falta la emoción del original. Y una cierta organización porque abundan los capítulos con títulos repetidos y casi todo el libro es un ir de un sitio para otro en coche (un mapa de la isla es imprescindible: viene en la contraportada).

Con semejante material, normal que la segunda película fuera poco fiel al libro.

Un clásico imprescindible. Tenéis que leéroslo.

LA PELÍCULA DE MAGIC THE GATHERING

Posted in Frikis with tags , on 23-enero-2014 by warbriel

Colorado¡Sí y mil veces sí!

¡Los rumores que habéis oído susurrados en las catacumbas más oscuras son ciertos! ¡La FOX ha comprado los derechos del Magic The Gathering para hacer una película basada en el juego de cartas!

Podemos llevarnos las manos a la cabeza porque otro truño de la categoría “Películas basadas en juegos” (las hay del Street Fighter, del Hundir la Flota, Mario Bross…) verá la luz tarde o temprano. Y pretenden hacer una saga de películas.

Material no les falta, desde luego. El juego lleva más de veinte años en pieRisa con numerosas expansiones y mundos. A decir verdad, hay tanto material que lo difícil es ponerse de acuerdo: habrá que hacer abundantes guiños a cosas básicas para contentar a los fans de toda la vida pero a la vez meter una historia mínimamente coherente para captar al público menos metido en el ajo. Y eso sin que parezca una mezcla del Señor de los Anillos (magos con objetos mágicos…) con Pokemon (… que pelean invocando bichos raros).

ShirosonrisaDesde http://www.warbriel.info, proponemos que la película esté basada en lo que es realmente: un pasatiempo de frikis tratados a base de tópico sangrante (gordos, con granos, pajilleros) en formato de campeonato de artes marciales al más puro estilo Dragon Ball.

Fundamental, situar la película en una época tenebrosa y épica. ¿La Era Glacial? No, hombre, no, los noventa…

Magic The Gathering La pelicula 1

En el Magic hay cinco colores. El bueno es el blanco y el malvado es el negro. El verde es también tirando a buenazo. El azul y el rojo están que ni para allí ni para allá pero esto permite crear fácilmente a los protas:

Magic The Gathering La pelicula 2

Como veis, las barajas son pura personalidad del que las lleva (y todos monocolores para no confundir al espectador profano). Ahora hay que enfrentarlos y para ello hace falta un escenario. Y no hay ninguno más chungo que las Tierras Natales.

Magic the Gathering la pelicula 3

Por supuesto, no pelean gratis. Recuerdo que en mis tiempos de jugador participé en algunos torneos de Huesca (mis Tierras Natales, oigan). El premio era… en fin, vale la pena trasladarlo a la peli.

Magic the Gathering la pelicula 4

Villanos, por supuesto, tiene que haber. Nada de medias tintas: en este juego el blanco y el negro se distinguen bien:

Magic the Gathering la pelicula 5

Las partidas, como hacerlas de diálogos ingeniosos sería muy complicado, serían algo a medio camino entre Dragon Ball, Pokemon y una partida de tute en un bar. Vean, vean un ejemplo:

Magic the Gathering la pelicula 6

Como manda el género, tiene que haber abundantes secundarios, pura carne de cañón en su mayoría que servirán para desbloquearlos en los videojuegos que salgan a posteriori.

Magic the Gathering la pelicula 9 Magic the Gathering la pelicula 10 Magic the Gathering la pelicula 11

Y bien de peleas…

Magic the Gathering la pelicula 12 Magic the Gathering la pelicula 13 Magic the gathering La pelicula14Magic the gathering la pelicula15

Chanchaaaaaaaan…

ABRAHAM LINCOLN, CAZADOR DE VAMPIROS

Posted in Frikis with tags on 23-septiembre-2013 by warbriel

El terreno de las ucronías, o sea, contar la historia como te sale de los cojones, no es sólo una herramienta para que el resto de tu país te odie (inserte aquí su comentario separatista) sino una excelente forma de hacer películas pasándote el rigor histórico por la entrepierna.

abraham lincoln cazador de vampiros

La que nos ocupa… en fin, el título lo dice todo. Y es… divertida. Al igual que Cowboys y Alienígenas, esta película da exactamente lo que promete y no pretende ser una obra maestra: al contrario.

abraham-lincoln-s-statue-washington-dc-united-states+1152_12888443123-tpfil02aw-1756

Vamos con la historia:

A Abraham Lincoln, además de ser presidente de los Estados Unidos, liberar a los esclavos, blablabla… lo que le gustaba de verdad era cazar vampiros. Claro que sí, coño. Y de qué manera.

abraham lincoln cazador de vampiros6Resulta que su madre fue asesinada por uno cuando él era un niño (parece que no haya héroes sin familias fragmentadas) y cuando se decide a ir a por el asesino, descubre que es un chupasangres. Y tiene suerte de salir vivo porque otro vampiro guaperas acude a salvarle y decide entrenarle para destruir a estas criaturas de la oscuridad.

Cómo y por qué depende mucho de los peculiares vampiros de este mundillo: aquí se pueden volver invisibles, la luz del sol se la suda 5225665-la-cabeza-de-abraham-lincoln-en-el-memorial-nacional-monte-rushmore-en-blanco-y-negro(hay como un leve intento de decir que emplean crema solar como en Blade) y lo que los mata es la plata (como a los hombres lobo). Y más que beber sangre, se comen las personas a bocados. Para rizar el rizo, los vampiros no pueden matarse entre ellos.

Este último punto chirría un poco porque nunca queda claro el grado de responsabilidad que impide que puedas matar a otro: no pueden apuñalarse pero por lo visto enviar a un tío con un hacha a tu casa abraham lincoln cazador de vampiros2para que te trocee no cuenta.

El caso es que el joven Lincoln es un pobre gañán y, como no tiene ni zorra de armas de fuego, cuando el vampiro guaperas le da armas a escoger para entrenarse, el tío elige un hacha de cortar maderos. Se la forran en plata y, hala, a hacer catas con ella.

Y digo catas porque esta película se puede encuadrar en el género de las artes marciales: todo el mundo (Abe, los vampiros e incluso un amigo negro que se ha debido pasar media vida cargado de cadenas) es un hacha del kung-fu, las volteretas y las hostias voladoras. Es abraham lincoln cazador de vampiros4impagable la escena en la que Lincoln se enfrenta al asesino de su madre hacha en mano corriendo por encima de una estampida de unos diez mil caballos al galope. Y no exagero ni un pelo.

Hay ciertas pinceladas de rigor histórico porque meten la guerra civil americana (la del norte contra el sur) por medio. Si exceptuamos el detalle de que los vampiros son todos unos cabrones sudistas y que se comen a los negros como palomitas, la simulación histórica es casi perfecta. De hecho, la batalla de Gettisburg donde el ejército de la Unión las pasó bien putas… fue porque los confederados tenían vampiros.

gettisburg

(los de la bandera rockabilly, todos muertos vivientes)

Para arreglar las cosas, Lincoln manda confiscar toda la cubertería de plata de los Estados Unidos, fabrica armas con ella y las manda en un tren para el sur. El ataque al tren por parte de los vampiros ocupa el abraham lincoln cazador de vampiros3tercio final de la película e incluye abundantes cebollazos, piruetas (nada mal para un presidente que ya debía gastar sus cincuenta y tantos años), bailes con el hacha (que se la pasa todo el rato con el amigo negro, tiene un cañón en el mango ¡y una bayoneta!) y caídas tremebundas (se nota que la hicieron para 3D).

Y ganan los buenos, hacen unos discursos históricos así como muy emotivos y te das cuenta de que llevas dos horas y pico partiéndote el pecho de risa.

abraham lincoln cazador de vampiros5

Abraham, eres un tío grande.

descarga

“OH,CAPITÁN…¡MI CAPITÁN!”…PERO¿QUÉ COÑO…?

Posted in Frikis with tags on 1-agosto-2013 by warbriel

El siempre codiciado y disputado trono de “La Peor Película Cometida por un Español Humano o Similar” tiene un nuevo dueño con cualificaciones sobradísimas y un contrato de permanencia para toda la eternidad.

Pero no adelantemos acontecimientos y pongámonos en antecedentes:

Capitan alatristeLos cineastas españoles querían un Señor de los Anillos propio y como herr Pérez-Reverte lo petaba en sus tiempos con Las Aventuras del Capitán Alatriste decidieron que esa historia tan nuestra (el Siglo de Oro español, qué menos) sería una estupenda superproducción.

Y la liaron bien porque todos los actores famosillos de la época estaban allí (¿realmente hacía falta meter a Blanca Portillo de Inquisidor Emilio Bocanegra? Vale que José Sacristán igual no daba el pego pero fijo que había otro…) y hasta trajeron a Vigo Mortensen para que hiciera el papel estelar (cosa que no entiendo porque si querían a fray emilio bocanegraun bigotudo patrio nadie, y digo NADIE, habría clavado más el papel que un Antonio Resines con entradas y mostacho). Y parieron un truñaco de espandanchines con las siguientes características:

  • Un protagonista que habla como un rumano. Mortensen hablará español pero el acento lo tiene criminal.
  • Guión de papel higiénico. Teniendo CINCO novelas cortitas y bien resueltas, deciden adaptarlas TODAS a la vez y contándolas en trozos desordenados como un Tarantino cualquiera.

OlivaresResultado: de una idea que daba para varias películas aceptables se sacó un churro de dos horas largo como un lunes sin tabaco, incomprensible e infumable. Si te habías leído los cinco libros (no se recomienda leer ni uno más, avisados estáis), te hacías una vaga idea pero como no, estabas bien jodido. Qué ganas de recaudar poco…

Así las cosas, uno podría pensar que hacer las cosas peor estaba realmente complicado. Pero nada es imposible para… el Capitán Trueno.

Trueno y sus amigosEl Capitán Trueno es un personaje de cómic español más viejo que carracuca: un caballero andante que recorría el mundo (porque llegó hasta Japón, África y América sin despeinarse) desfaciendo entuertos, ayudando a los oprimidos y pasándoselo en grande en general junto a sus amigos Crispín y Goliath y, de vez en cuando, su novia Sigrid, una vikinga rubiales.

Como dato peculiar para la época (años 50 y 60, imaginad quién gobernaba), el Capitán era un buenazo genérico, un defensor de los derechos humanos que no siempre era del agrado de la censura, a diferencia de otros como El Guerrero del Antifaz que mataba moros sinEl capitan trueno2 más. Esto llevó a que su novia no saliera muy a menudo (¡no estaban casados!) en sus primeras historietas, el mago Morgano no era tanto un mago como un científico y en todas las etnias acostumbraba a haber buena gente y malas personas, perspectiva escasamente maniquea que no siempre agradaba a las altas esferas.

En cualquier caso, había material más que de sobra para hacer una película de aventuras sin más pretensiones que entretener pero se El capitan truenotardó más de quince años de guiones y directores que se sucedieron hasta que por fin salió a la luz el mayor engendro de todos los tiempos: El Capitán Trueno y el Santo Grial.

Algo salió muy mal.

El guión es vulgar pero está lleno de detalles macarrónicos. El reparto es desconocido pero lleno de ineptos y disparates. Para la ambientación parece que  hayan reutilizado el material de La Venganza de Don Mendo (sí, la de Fernando Fernán-Gómez). Y dura dos horas en las que casi pasan muchas cosas sin que ninguna llegue a cuajar.

La pelicula

Duró dos semanas en carteleras y desapareció para siempre de los cines. Y no sin razón. Veamos por qué.

LA HISTORIA

En plena III Cruzada en Tierra Santa, los cruzados capturan un castillo moro (ojo al moro vestido de colorado que espía desde las dunas: valiente camuflaje) consistente en un pasillo con ventanas que se recorre varias veces en distintas direcciones donde hay serpientes (como si fuera un videojuego malo) y un montón de moros (deben ser los mismos cuatro o cinco todo el rato) con un rotweiler (lo juro).

Pasillo

(en este pasillo pasa media película)

Los protas encuentran a un prisionero moribundo en una celda que tiene el Santo Grial (por lo visto, los moros no registran a sus prisioneros). Y se lo entrega a Trueno, que se llama así porque nació un día de tormenta (de verdad que prefería no saber esto) para que se lo dé a los Caballeros Custodios.

Santo Grial

(Crispín, coño, aléjate de la cámara que eres más alto que Goliath…)

En estas, el rey Ricardo manda al Capitán Trueno y a sus amigos (más tarde hablaremos de ellos) a España a investigar una plaga en tierras aragonesas. Aquí hay un alegre batiburrillo de datos históricos y disparates: faltan 200 años para que exista algo llamado España en la península de Al-Andalus pero, por otro lado, Corazón de León estaba casado con una aragonesa para putear a los franceses.

Para su misión, a Trueno le asignan una escolta de seis soldados con seis habilidades distintas (tirar hachas, lanzas, ballestas… y un negro que, lo siento, pero en la época debería estar cargado de cadenas) de los que no hay que preocuparse porque no hacen absolutamente nada en toda la película salvo morir discretamente.

Negro en las cruzadas

(¿Y por qué no un elfo y un enano?)

Por lo visto, las tierras aragonesas (es un detalle que lleguen a la costa de Aragón porque en aquella época Cataluña ERA Aragón también) han sido tomadas por no sé qué orden de caballeros malignos que tienen un monstruo subterráneo que se come a la gente. O algo así.

El caso es que estos caballeros comandados por un tal Johnatan Black (se parece sospechosamente al presidente de Aquí No Hay Quién Viva) quieren el Santo Grial para abrir las Puertas del Averno (manda huevos: resulta que la copa que usó Cristo para beber ¡abre el infierno!).

Johnnatan Black

Black manda a los Nâzgul (se llaman de otra forma pero no hay duda sobre su identidad) para trincar a Trueno, cosa que hacen. Se lo entrega a una negra (qué manía con la multiculturalidad en la época de la esclavitud) que es la jefa de una banda de brujas punkis.

Nazgul(“¿Una copa que controla el mal? Pero… ¿no era un anillo?”)

Lamentablemente, al Santo Grial le falta La Piedra de Lucifer (¿Pero quién le vendió ese cáliz a Cristo? ¡De ahí no habría bebido ni Judas!) y así no funciona. Entonces, el mago Morgano libera a Trueno (sin alardes, en dos escenas de pegar bastonazos) y lo lleva con los campesinos a los que arenga para que ataquen en plan suicida el castillo Crispinde los malos. Intenta ser épico pero queda deshinchado. En el fondo, que luego no aparezca un puto campesino es hasta comprensible.

Pero tranquilos, que Crispín puede colarse por un estrecho tunel por donde “no cabe un hombre adulto” (pero sí dos veinteañeros uno al lado del otro) y entra al castillo. No sé muy bien por qué porque el resto de gente se disfraza de malos, entra también (menudo dispositivo de seguridad), se quitan los trajes (???) y empiezan las tortas.

Trueno salva el día quitándole el Santo Grial al malo, su novia mata a la
Globos truenonegra (en otro duelo de vergüenza ajena) y de repente aparece Morgano bombardeando el castillo con una flota de globos pilotada por
los campesinos (¡¡¡???). Y sale como un demonio de un pozo que se come a alguien y se vuelve para abajo (y dado que se paseaban por la región zampándose gente, sigo sin entender qué coño pintaba el Santo Grial en todo esto).

Como broche final, el Santo Grial es dado a los campesinos muertos de hambre de la zona para que lo custodien en sus pueblos situados sobre las puertas del infierno…

El maloEn fin.

La historia de por sí es un dislate y la película pretende demasiadas cosas sin llegar a ninguna.

Al final, todo queda en una sucesión de escenas inconexas (el Capitán Trueno bañándose vestido, por ejemplo) que no hacen más que estirar una trama que debería ser ágil y trepidante. Hay demasiados personajes innecesarios (los soldados, el lugarteniente del malo, la bruja negra…) y no hay espacio ni tiempo para todos.

Morgano

(“¿Que el Santo Grial abre las Puertas del Averno? ¡¡No me jodas!! Pero… ¿no curaba heridas?”)

Los actores, para más risión, no ayudan: son MALOS. Algunos son extranjeros, supongo que para ponerles acento pero suena más a mano de obra inmigrante pillada de saldo. Si algo se aprendió de la peli del capitán Alatriste es que si no eres nativo, el idioma te suena a gorgorito. Que se lo digan a Penélope Cruz.

Los compañeros del Capitán Trueno son grotescos:

Goliath (2)Cada vez que Goliath abre la boca te patinan las neuronas (grita, proclama, recita, berrea su papel pero no lo interpreta) por no hablar de su garrote de plástico. Su enorme fuerza se nota porque pega con la punta del garrote (???) y que levanta a Crispín (que, aparte de que no debería pesar mucho, se nota cómo se sube a un taburete en esa escena).

Trueno taburete

Crispín es un aborto de pelo oxigenado con una cara de burro quecrispin asusta (cuando se supone que es ágil y astuto).

Sigrid es una ucraniana (bueno, hija de Ragnar, princesa de Thule) de voz cazallera y una raja en la falda totalmente inapropiada (pero que cabalga a con una pierna a cada lado, menudas bragas llevaría).

Sigrid

(Bragas de Hierro…)

El malo, lo dicho, parece el hermano tontolaba del presidente de Aquí No Hay Quién Viva (muy apropiado). Y los seis soldados están metidos a patadas y con mala leche.

Alaska

(y esta versión medieval de Alaska y los Pegamoides ni te cuento…)

Las escenas de acción, sorprendentemente, son pocas y reumáticas. Casi se agradece que sean en plano fijo (tres patadas y fin) porque si llega a ser a lo Michael Bay ya habría sido para cortarse las venas a mordiscos…

Resumiendo:

PUNTUACIÓN DE CINCUENTA VÓMITOS (sobre diez).

OCHO MIEMBROS, UN CULO, UNA BOCA Y TIRO PORQUE ME TOCA

Posted in Frikis with tags on 13-septiembre-2010 by warbriel

Quiero dedicar este post a Sergio Ku que fue el que me descubrió esta interesante película. En cuanto pueda la veo porque no tiene desperdicio:

La película pertenece al viejo y desfasado género del gore. Además, no se recrea en escenas horripilantes y deja a la imaginación del espectador las barrabasadas que ocurren. Y casi peor porque el argumento es para mear y no echar gota: unos turistas perdidos caen en manos de un doctor alemán chiflado (hasta aquí, cero en originalidad pero tranquilos que la media es de sobresaliente) que los droga con el desternillante objetivo de crear un ciempiés humano, esto es, coserles unos a otros la boca al culo formando una fila. De esta manera, hay un solo tubo digestivo con varias etapas (exacto, sólo el primero de la fila puede comer y sólo el último puede cagar). Y lo logra, vaya si lo logra (asco de vida para los turistas). De hecho, la película presume de estar asesorada por un cirujano y que todo es 100% posible. Y da para especular muchísimo.

Podéis ver aquí el trailer. Tranquilos que no sale demasiado cascajo (por no decir nada) pero el cuerpo que se te queda fino.

Indudablemente, aparte del hecho de que resulta angustioso tener la cara cosida al culo de alguien (y alguien cosido a tu culo: si hay cosas como las almorranas que dan para atrás, esto produce las más genuinas pampurrias), lo más notable de todo esto es que a medida que se avanza por el centípedo humano de marras la comida sufre varias etapas de degradación. Da bastante asco lo que va a comer el segundo de la fila (mierda) pero ¿y el tercero? Mierda de mierda. Lo que cague ese no tendrá ni olor… o sí, pero seguro que no tiene buena cara.
Pero ¿y si vomitas? Muy dado de sí tiene que estar el culo de delante tuyo para que no se te inunden los pulmones de vomitona fecal… en fin, hay formas peores de morir (invito a mis lectores a enunciarlas). Y no te digo si el de delante va flatulento…
Curiosamente, el aspecto más sórdido de todo esto, que sería, cómo no, el sexual, queda algo deslucido. Con la cirugía de marras se reduce considerablemente el número de agujeros aunque no cabe duda de que dos centípedos humanos copulando varias veces a la vez (¿cómo sería un parto de estos?¿y un embarazo múltiple?) tiene que ser algo difícil de olvidar.

Bien, como veo un buen número de caras pálidas y con rictus, es el momento de una de mis encuestas. Suponed que por una apuesta de estas que se hacen sin pensar os ha tocado ir en medio del trenecito (qué chungo tiene que ser estornudar). Teniendo en cuenta que vas a comer mierda y que el de detrás va a comer mierda de mierda, ¿a quién elegiríais para ir delante y a quién detrás?

Tranquilos, que es anónima.